Tensión entre Nicaragua y Costa Rica por migrantes cubanos: confirman reunión del SICA

Los cancilleres del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) discutirán la situación de los aproximadamente dos mil migrantes cubanos que permanecen desde hace días en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, informaron por separado autoridades de los dos países centroamericanos.

La cita será el próximo martes 24 de noviembre en San Salvador, El Salvador, sede temporal del foro regional.
“Los países han reaccionado de forma positiva y solidaria, han entendido que el aspecto humanitario está en juego y que debe ser abordado, integralmente, por toda la región”, aseguró en San José, el canciller de Costa Rica, Manuel González.

Ayer Nicaragua había vuelto a acusar a Costa Rica de intentar bloquear la discusión sobre el tema en el ámbito regional, al desconocer el fuero del SICA y tratar de llevar el debate a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Desde el inicio de la crisis migratoria —el domingo 15 de noviembre—, Nicaragua acusó a San José de violar su soberanía y causar intencionalmente la crisis, al obligar a los isleños a ingresar a suelo nicaragüense sin cumplir los controles de migración.

Nicaragua movilizó fuerzas especiales de la Policía Nacional y un batallón de infantería del Ejército para rechazar a 1,917 migrantes cubanos en ilegalmente van a Estados Unidos, y que habían recibido visas costarricenses de tránsito.

El canciller nicaragüense Samuel Santos dijo ayer que Costa Rica nunca comunicó la llegada de más de 1,900 cubanos a la frontera el domingo y que por eso fueron rechazados.

“Ni una sola carta sobre ese aspecto recibimos”, dijo Santos.

Desde el domingo los dos países centroamericanos han cruzado acusaciones, mientras unos dos mil cubanos ahora esperan en un poblado del lado costarricense sin condiciones de espacio y sanidad para albergarlos.

Costa Rica propuso esta semana la creación de un “corredor humanitario” para garantizar la seguridad de los cubanos que migran por Centroamérica con destino a Estados Unidos, mientras Nicaragua rechaza el uso de su territorio como puente para que los caribeños lleguen a Estados Unidos, lo cual le ha generado críticas locales e internacionales al reprimir el tránsito de los cubanos.

En un comunicado leído ayer a través de los medios oficialistas, por Rosario Murillo, vocera del Gobierno del presidente inconstitucional Daniel Ortega, Nicaragua criticó el “bloqueo sistemático” del gobierno de Costa Rica para discutir el tema a nivel del SICA.

Sin embargo, la Cancillería de Costa Rica anunció que propuso abordar el tema con el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del SICA, pero ampliado a los otros países involucrados en la ruta de los migrantes, como son Cuba, Ecuador, Colombia y México.

“Nicaragua con toda responsabilidad ha denunciado la arrogancia y prepotencia de Costa Rica que ignorando el derecho internacional y los acuerdos de los que todos somos signatarios ha violentado nuestro territorio, amenazado y bloqueado el comercio y la carga internacional y están concentrando más cubanos y ciudadanos cubanos en nuestra fronteras sur como presión y chantaje sobre nuestro gobierno”, dice el comunicado.

Murillo insistió en que el Gobierno considera que “tanto derecho tienen estas y estos ciudadanos cubanos (…) a un mal llamado corredor humanitario, como tendría y tienen todos los ciudadanos y las ciudadanas centroamericanos, incluyendo niños, que corren todo tipo de peligro, que mueren incluso, en el afán de llegar a Estados Unidos”.

OEA ENTERADA DE LA CRISIS

El tema llegó a conocimiento del secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien ayer dijo que si hubiera una petición para la organización sobre el caso de los migrantes cubanos varados en la frontera de Costa Rica y Nicaragua “brindaremos nuestra asistencia al respecto”.

En una rueda de prensa en Lima, Almagro dijo que “sería muy oportuno una reunión de los Estados involucrados en este tema para los efectos de generar un espacio de discusión, que permita una solución al problema”.

Almagro remarcó que “se hace urgente una reunión entre las partes involucradas y si hubiera una petición para la organización, brindaremos nuestra asistencia al respecto”.

CAUSAN PROBLEMAS

El martes los cubanos bloquearon la carretera desde las 7:00 a.m. hasta las 2:00 p.m., aunque de forma pacífica, provocaron embotellamiento de 350 vehículos, en su mayoría camiones de carga, lo cual creó problemas en la logística del comercio a nivel centroamericano, según el viceministro de Finanzas tico, Fernando Rodríguez.

La costarricense Defensora de los Habitantes, Montserrat Solano, logró que dejaran la protesta y desde el miércoles el paso estaba normal. “Al personal de aduanas le hemos pedido paciencia mientras ellos no interrumpan las funciones”, dijo Rodríguez.

CRISIS HUMANITARIA DICEN

El lunes la Red Nicaragüense de las Migraciones declaró la situación por los cubanos varados en la frontera sur costarricense “como una crisis humanitaria regional”. Y solicitó al alto comisionado de las Naciones Unidas, Cruz Roja Internacional, Organización Internacional para las Migraciones, a proteger los derechos de la población cubana en tránsito hacia Estados Unidos. Y llaman a los Gobiernos de Nicaragua y Costa Rica a establecer un diálogo con el resto de la región Mesoamericana, para promover un corredor humanitario.

La Prensa

Costa Rica ampliará por 7 días más el período de visas a los cubanos

La directora de Migración y Extranjería, Katia Rodríguez señaló que aquellos cubanos a quienes se les venza la visa de tránsito otorgada el pasado fin de semana contarán con un período adicional.

Esto a raíz del cierre de la frontera norte que estableció Nicaragua, lo que mantiene unos 2 mil cubanos varados en el país.

Rodríguez indicó que el tránsito de cubanos ha mermado ligeramente pero se mantiene, desde el domingo hasta el momento han ingresado por la frontera sur 796 cubanos más.

Desde el pasado sábado Costa Rica ha entregado poco más de 2.400 visas temporales a ciudadanos cubanos que tienen como destino los Estados Unidos.

Columbia