Haití: continúan protestas por resultados de comicios presidenciales. Consejo Electoral confirma segunda vuelta

Después de una breve pausa, las protestas callejeras de la oposición continuaron ayer para denunciar un fraude electoral ocurrido en los comicios presidenciales haitianos del 25 de octubre último.

Los manifestantes piden una evaluación independiente de los comicios y también exigen la exclusión del candidato del oficialista Partido haitiano tet kale (PHTK), Jovenel Moise, de la carrera por la presidencia.

El movimiento de protesta demanda, además, la liberación de los activistas políticos detenidos por las autoridades en las manifestaciones precedentes, algunas de ellas disueltas por la policía con balas de goma y gases, según denuncias.

Las marchas de este martes partieron de tres puntos capitalinos: Carrefour Péan, en el noreste de esta capital; la calle Lamarre, frente al viejo Cine Capitol; y las ruinas de la iglesia de San Juan Bosco, en el centro de Puerto Príncipe.

La última demostración opositora ocurrió el pasado viernes en Delmas y en ella se registró un muerto, varios heridos, algunos vehículos quemados y otros dañados a pedradas y botellazos.

Las manifestaciones han tenido lugar durante varias semanas desde que el 5 de noviembre el Consejo Provisional Electoral (CEP) dio a conocer unos resultados electorales favorables a Jovenel Moise.

Según el CEP, el candidato oficialista fue el más votado, con el 32,81 por ciento de los sufragios, pero como no alcanzó la mayoría mínima deberá medirse en segunda vuelta con el segundo en preferencia.

Ese otro contendiente es el opositor Jude Celestin, candidato de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (Lapeh), que obtuvo 25,27 por ciento.

Una operación de verificación efectuada por la Oficina Electoral Nacional de Litigios (BCEN) el sábado y domingo últimos en el Centro de Tabulación de Votos (CTV) confirmó que existieron irregularidades durante el conteo.

La candidata presidencial del opositor partido Fanmi Lavalas, Maryse Narcisse, que había reclamado legalmente ante la BCEN, aseveró que esas irregularidades confirman que hubo fraude masivo a favor de Jovenel Moise.

Tan evidente resultó la irregularidad detectada que el candidato oficialista en una conferencia de prensa llamó a la calma porque “esa cuestión afecta a todos los partidos, incluso al propio”. La reacción de las fuerzas opositoras no se hizo esperar y el Partido Fanmi Lavalas convocó a seguir las demostraciones en las calles el martes, jueves y domingo sin dejarse intimidar por la violencia gubernamental.

Otros líderes de la oposición acordaron mantener la presión de las protestas en la capital y otras ciudades. Los partidarios de Jean Charles Moise (Pitit Dessalines) salieron a las calles de Jacmel (sudeste).

En tanto varios grupos opositores que apoyan a Celestin se volcaron a las calles este martes con la advertencia de que no permanecerán de brazos cruzados si vuelven a ser agredidos por secuaces del gobierno.

La representante especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Haití, Sandra Honoré, deploró en un comunicado el uso repetido de la violencia durante las protestas.

Prensa Latina