Ecuador: organizaciones opositoras y oficialistas vuelven a medir sus fuerzas en las calles

El anuncio de la dirigencia del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), y de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), de movilizarse hoy contra el proyecto de enmiendas constitucionales activó a las organizaciones sociales afines al Gobierno que convocaron una vigilia de respaldo.

Así lo manifestó el presidente de la Coordinadora de Organizaciones Sociales y Campesinas, Rodrigo Collaguazo, quien informó que la movilización partirá, a las 14:30, desde el sector Toctiuco para recorrer parte de la capital hasta llegar a la Plaza Grande.

Con los diferentes movimientos sociales se han organizado para realizar vigilias en la ciudad de Quito, las cuales tenían previsto comenzar anoche. Hoy se efectuarán las marchas que convergerán en el Palacio de Carondelet.

Collaguazo agregó que desde la coordinadora se han sistematizado las diferentes propuestas que existen en torno al proyecto de enmiendas constitucionales. “Hay una posición importante de respaldar todas las enmiendas, pero también existen otras posturas que algunos de los planteamientos se pueden desechar”, aclaró.

Por su parte, las organizaciones afines al Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y la Conaie reiteraron la jornada de movilización para exigir no solo el retiro de las enmiendas, sino también un llamado a consulta popular para que la ciudadanía se exprese sobre una eventual reelección indefinida de autoridades.

Nelson Erazo, dirigente del Frente Popular, señaló que a estas demandas se suman el rechazo a supuestos despidos masivos en instituciones públicas y privadas del país. Además, llamó a sectores afines para formar un frente de izquierda para sacar, dijo, al país de la difícil situación económica.

Tras señalar que la movilización tiene el respaldo de las filiales de 18 provincias, anticipó que para el 14 de este mes se ha previsto realizar la VII convención nacional en Guayaquil, para enfrentar los despidos de los trabajadores y el intento de aprobar las enmiendas.

El Telégrafo

Marcha y vigilia oficialista

El Colectivo Unitario Nacional de Trabajadores, Indígenas y Organizaciones Sociales cumplirá hoy una nueva movilización en contra de las políticas del Régimen. Son cerca de 10 movilizaciones las que desde 2014 hasta la fecha ha protagonizado este Colectivo, integrado principalmente por organizaciones indígenas y obreros.

Pero, ¿cómo nació esta alianza obrero-indígena de oposición? José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), asegura que lo que busca es fortalecer la unidad de los diferentes sectores sociales que se oponen a la política correísta.

Los primeros acercamientos formales fueron el 31 de mayo de 2014, cuando en la Universidad Andina se reunieron representantes de cuatro sindicatos agrupados en el Frente Unitario de Trabajadores (FUT): Central Ecuatoriana de Organizaciones Sindicales Libres (Ceosl), Unión General de Trabajadores (UGTE), Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitaria de Trabajadores (Cedocut) y Confederación de Trabajadores del Ecuador (CTE), con el propósito de analizar la propuesta del Código del Trabajo presentada por el Gobierno el primero de mayo de ese año. Los obreros consideraban que la propuesta oficialista iba en contra de sus derechos laborales.

El encuentro

En la cita también estuvo Carlos Pérez Guartambel, presidente de la Ecuarunari, organización indígena que ya se había declarado en resistencia. Mientras que la Conaie estaba en un proceso de transición, ya que recién el 17 de mayo de ese mismo año se eligió a Jorge Herrera como su nuevo presidente.

Herrera reemplazaba en el cargo a Humberto Cholango, a quien muchos de sus detractores de su propio movimiento lo señalaban como afín al Régimen. “Con la dirigencia anterior de la Conaie, una fuerte facción no apostaba a la radicalización de la resistencia, seguía con la ilusión de que (Rafael) Correa iba a cambiar”, manifestó Pérez.

Hasta ese entonces, según recuerda Nelson Erazo, presidente del Frente Popular, había una dispersión de la lucha social. “Era un escenario en el cual cada uno de los sectores sociales tenía predisposición de enfrentar al Gobierno, pero había dificultades en el tema de cohesionar la lucha”, manifestó el dirigente.

Y se empezó a hablar de la unidad ya que, según Villavicencio, se entendió que el problema de la tierra no era solo un problema de la Conaie, que defender el agua no solo le correspondía a la Conaie o a la Ecuarunari sino que era un deber de todos los ecuatorianos.

Este apoyo mutuo se vio reflejado en la caminata que las organizaciones indígenas iniciaron en Zamora Chinchipe el 21 de junio de 2014 rumbo a Quito. A esta caminata se sumaron los dirigentes obreros como Erazo, Villavicencio, Rosana Palacios (UNE), entre otros. Si bien el rechazo a la normativa fue el principal motivo de la movilización, también fue la oportunidad para cuestionar la propuesta del Código de Trabajo.

A las calles

Se había logrado la unión, pero en las convocatorias a movilizaciones o asambleas aún se lo realizaba a nombre, ya sea de las organizaciones indígenas o de las obreras. Así se convocó a marchas para julio y septiembre, en esta última donde se logra mayor presencia del sector indígena.

El 17 de octubre, según Erazo, durante la convención de las organizaciones obreras e indígenas realizada en Guayaquil, fue cuando se conformó como tal el Colectivo.

La Conaie, a través de Herrera, se había ya incorporado a este proceso de unidad. “Cuando en Tungurahua asumimos el Consejo de Gobierno de la Conaie, uno de los mandatos fue buscar alianzas sociales con agrupaciones afines a nuestro proyecto político”, dijo Herrera.

Para los dirigentes, esta es una unidad que confían se mantenga más allá de lo coyuntural y que se exprese a través de formular una propuesta o proyecto político conjunto. (HCR)

HRW habla de represión en Ecuador

La organización Human Rights Watch (HRW), mediante un informe emitido ayer, aseguró que miembros de las fuerzas de seguridad ecuatorianas utilizaron fuerza excesiva para dispersar a manifestantes durante protestas contra el Gobierno en agosto.

Según el documento, “HRW encontró evidencias creíbles de que en al menos 50 casos policías o militares emplearon la fuerza de manera innecesaria e ilegal en contra de personas que no estaban armadas… Golpearon y detuvieron arbitrariamente a decenas de personas e ingresaron ilegalmente a las viviendas de personas que no estaban participando en las protestas”.

Concentraciones en las provincias

En varias provincias se realizarán concentraciones y marchas hoy. En Imbabura, por ejemplo, se prevé que la marcha salga desde el coliseo Luis Leoro Franco, a partir de las 16:30.

En Esmeraldas, la UNE protagonizará otra concentración, a partir de las 17:00. En Santo Domingo, está prevista la concentración a las 17:00 en el Círculo de los Continentes.

Mientras, en Cotopaxi, se reunirán a las 17:00 en Latacunga para hacer una marcha por las principales calles de la ciudad y van a llegar hasta el Municipio.

La Hora

Doris Soliz, secretaria ejecutiva de Alianza PAIS: “Aprendimos lecciones a lo largo de 9 años”

¿Cómo reacciona PAIS frente a la protesta de grupos afines a la Conaie que exigen el archivo de las enmiendas?

Enfrentamos una oposición antidemocrática, que  no respeta el proceso constitucional que se vivió por un año para tratar las enmiendas. Hoy, supuestamente, las movilizaciones son en contra de las enmiendas constitucionales, pero también hay que ver los antecedentes que son las constantes reuniones con la derecha del país, lo que los une es definitivamente cómo combatir la Revolución Ciudadana.

¿Qué harán ante esas manifestaciones de la oposición?

Frente a esa oposición antidemocrática, nosotros seguiremos trabajando más fuerte y más duro que nunca con nuestra militancia, movimientos y organizaciones sociales en una vigilia permanente en nuestras actividades. También frente a las dificultades de carácter económico que vive el país es el momento menos apropiado para confrontaciones internas.- Infelizmente también tenemos una oposición antipatriótica, insensible, que no le importa la situación económica, cuando más bien el espíritu que vive el pueblo es de solidaridad y de poner todo el contingente en función del país. Seguiremos combatiendo con la verdad y el debate de las ideas.

¿Qué hay detrás de ciertos grupos que se oponen a las enmiendas?

Las enmiendas democratizan aún más los mecanismos constitucionales para el ejercicio del poder del pueblo. Desde esa perspectiva se han convertido en el caballo de batalla de la oposición, pero en el fondo lo que la oposición busca es preservar los mecanismos para sostener sus privilegios. No es una oposición democrática, sino oportunista. Buscan cualquier tema que esté en el escenario porque definitivamente le tienen miedo al cambio de las relaciones poder y a un país más inclusivo y de igualdad de oportunidades. Quieren el viejo país de privilegios y no se resignan a que hoy hay un proyecto de cambio que sigue avanzando, y que cuenta con el apoyo popular.

¿Está listo PAIS para afrontar la arremetida de esa, como usted califica, “derecha oportunista”?

Estamos conscientes de que todo proceso de cambio es una lucha permanente. Hemos aprendido estas lecciones a lo largo de estos 9 años. Aprendimos también en ese 30 de septiembre de 2010 que están dispuestos a usar cualquier arma y que no juegan limpio, no siguen las reglas del juego democrático. Estamos listos efectivamente, cada día, con mejor organización del movimiento y de la ciudadanía, de las organizaciones  sociales auténticas que representan lo nuevo, que ya son más fuertes.  Sabiendo que esta revolución y estas transformaciones se tienen que jugar cada día, que no podemos dar paso a la autocomplacencia, al descuido, al burocratismo, porque estas actitudes pondrían en peligro  nuestro proyecto. Estamos listos para todas las batallas porque ventajosamente contamos con el recurso más importante que es el apoyo popular.

¿Ha logrado PAIS un empoderamiento ciudadano del proyecto político?

Estamos construyendo. Hay un pueblo muy consciente. Si se miran las encuestas siempre bordeamos entre el 60% y 70% de apoyo al Presidente, de apoyo al proyecto político, pero también es verdad que los nuevos temas plantean nuevos desafíos. No es una conciencia que se logra un día y permanece. Es una conciencia que debe disputar su hegemonía todo el tiempo. Ese es uno de los trabajos más relevantes para nosotros como organización política. Buscamos difundir nuestras propuestas, realizaciones y políticas públicas para conquistar la comprensión del pueblo, para que no se deje confundir sabiendo que enfrentamos en forma desigual un enorme poder mediático que está todos los días difundiendo mentiras, tergiversaciones, difundiendo como verdad la perspectiva de un sector político. Frente a eso, nuestra lucha fundamental es la batalla de las ideas y la consolidación del apoyo popular.

¿Hay alguna de las 16 enmiendas que PAIS reformularía, luego de los diálogos ciudadanos?

Creo que todas están sujetas a perfeccionamiento. Esperemos la sistematización de la comisión. Será la comisión la que hará su exposición ante la Asamblea.

El Telégrafo