Paraguay: campaña por la igualdad de género en el marco de las elecciones regionales

“Más mujeres, mejor democracia” se denomina una campaña que busca comprometer a los candidatos a intendente y a las juntas municipales a tener en cuenta las propuestas que logren la igualdad en la sociedad, y en los cargos electivos.

“Hemos estado históricamente excluidas de las decisiones”, lamentó Marcella Zub, coordinadora de la campaña, que cuenta con el apoyo del Ministerio de la Mujer y de ONU Mujeres. ¿Cómo surge esta iniciativa? A partir de la realidad demostrada con datos:

– De los 250 distritos habilitados para estas elecciones, de un total de 767 candidaturas para la intendencia, solo 81 corresponde a mujeres. Es decir, apenas el 10% de los candidatos a intendente son mujeres.

– De las 28.326 personas que conforman las candidaturas para concejalías municipales, 10.469 son mujeres, es decir, cerca del 37%, similar porcentaje a las elecciones del 2010.

– Actualmente existe un promedio de 22% de mujeres en las Juntas Municipales y aproximadamente 8% en la intendencia.

Los partidos políticos priorizan las candidaturas masculinas antes que las femeninas, según se desprende de un informe del TSJE sobre la cantidad de candidatos para intendentes y concejales a ser electos el 15 de noviembre próximo.

Pero es una cuestión que va más allá de los números. La mujer que quiere participar de las decisiones políticas es sobreexigida, en comparación con sus pares hombres, lo cual es otro de los motivos para que sea excluida. Llegar a los primeros puestos de las listas (por el sistema de “lista sábana” que tenemos en Paraguay) es algo sumamente difícil, ya que esto requiere de inversiones millonarias, contactos, padrinos…

No obstante, la población está compuesta por un 50% de mujeres y 50% de hombres. Esto no se ve reflejado en los lugares de toma de decisión, recordó Zub. Una situación similar se vivió en otros países, que decidieron tomar cartas en el asunto, recordó.

Entonces, hoy día, son siete los países de la región que tienen leyes que garantizan la paridad en las listas y los cargos electivos. Si no contamos con una normativa similar en Paraguay, es posible llegar a la paridad recién dentro de cien años, según cálculos reales de investigadores del tema género, indicó la coordinadora del proyecto.

Legislaciones como esta democratizarían los procesos electivos, asegura Zub. Así como las mujeres, también los indígenas y otros sectores sufren el desplazamiento y la falta de espacios en los estamentos de toma de decisiones, que finalmente los afectan.

“Esto no es algo nuevo. Hay siete países de la región que ya han hecho algo al respecto. Por ejemplo, Bolivia alcanzó la paridad en el Congreso. Son países que se cuestionan el significado real de la democracia, de todos los sectores y de todas las voces”, reflexionó. “Tenemos que replantearnos nuestra democracia. ¿Realmente incorpora a todos los sectores?”, cuestionó la experta.

Compromiso

En el marco de la campaña, se ha hecho el contacto y se ha logrado el compromiso con varios candidatos, para que en el caso de que resulten electos, puedan tener en cuenta y hacer algo al respecto. “Esta parte no va dirigida solo a mujeres. Entendemos que a nivel local se pueden implementar políticas públicas que tengan que ver con la igualdad de género”, dijo.

Con ellos, se busca que se desarrollen políticas que tengan que ver con temas que apunten a la igualdad de género, lo cual no solamente “beneficia” a las mujeres, comentó. Por ejemplo, abrir guarderías municipales, espacios públicos seguros para las mujeres, atención a víctimas de violencia, entre otros.

Todas las respuestas de los candidatos que fueron abordados, así como las actividades y otras informaciones sobre estas elecciones, pueden ser leídas en la web de la organización: www.mejordemocracia.org. En redes sociales, se comparten las informaciones con los hashtags #ElegimoslaIgualdad y #Municipales 2015.

ABC Color