Sindicatos realizan nueva marcha al Congreso contra las enmiendas constitucionales

Gremios de trabajadores de Ecuador y críticos al Gobierno protestarán hoy, ante la Asamblea Nacional en contra de unas enmiendas constitucionales que tramita el foro legislativo, de mayoría oficialista.

Según el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), en las protestas tratarán de cercar la Asamblea para que ese organismo “archive” las 16 enmiendas que propone el Ejecutivo, reformas que incluyen la posibilidad de la reelección presidencial indefinida, asunto que crispa a la oposición.

Pese a que las enmiendas incluirán una disposición transitoria que impediría al presidente del país, Rafael Correa, volverse a presentar a los comicios de 2017, opositores temen que se trate de una estrategia política y que el gobernante finalmente sí se postule.

No obstante, el propio gobernante ha comenzado ya a mencionar públicamente nombres de posibles candidatos del movimiento oficialista Alianza País (AP) para las elecciones presidenciales de 2017, entre los que figuran el exvicepresidente Lenín Moreno y el actual segundo mandatario, Jorge Glas.

Correa aprovechó esta semana un acto público para cuestionar lo que consideró una “amenaza” del FUT, uno de los más importantes gremios de trabajadores del país.

“Tratarán de cercar, de acuerdo a lo que han amenazado, como que si a alguien asustaran, la Asamblea Nacional. Que no se les ocurra tratar de impedir el avance de la revolución; aquí encontrarán todo un pueblo que no permitirá que unos cuantos nos quieran volver al pasado”, dijo Correa.

También la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) exige el archivo de todas las enmiendas.

“Nuestra lucha va más allá de las Enmiendas Constitucionales. Este 26N todas y todos a las calles”, dice un trino de la cuenta oficial de Twitter de la Conaie, organismo que mantiene reclamos sobre varios temas, entre ellos asuntos relacionados con la educación bilingüe.

Hay otras organizaciones que aún analizan si apoyan las enmiendas de forma total o parcial o si las rechazan en su conjunto.

Gremios de trabajadores insisten en que se archiven todas las reformas que estudia la Asamblea, entre las que se cuenta una que les hace temer vulnerabilidad de los servidores públicos en lo relativo a la contratación colectiva.

Fernando Ibarra, representante del Parlamento Laboral Ecuatoriano, ha calificado de “lamentable” que no se haya llegado a acuerdos con el Gobierno y no descartó que las bases de esa organización se sumen a las protestas, de forma pacífica.

De su lado, Osvaldo Chica, dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), afín al Gobierno, ha señalado que su organización saldrá a las calles a defender al Ejecutivo y al proyecto de “Revolución Ciudadana”, que enarbola Correa.

“Iremos a las calles a seguir con este proceso de la revolución” y para defender “los derechos de todos”, ha adelantado Chica.

Esta semana, una comisión parlamentaria para estudiar las enmiendas aprobó un informe final para ser sometido a un segundo y definitivo debate en el pleno de la Asamblea.

Se prevé que la presidenta de la Asamblea, la oficialista Gabriela Rivadeneira, convoque en las próximas semanas al segundo y definitivo debate sobre las enmiendas constitucionales.

Guillermo Lasso, líder del movimiento Creo, la mayor fuerza de oposición en la Asamblea, escribió esta semana en su Twitter que “el pueblo pasará factura no solo al Presidente sino a los asambleístas de la lista 35 (oficialistas) que quieren pasar las enmiendas de espaldas al pueblo”.

“Ecuador está cansado de este modelo populista. Necesitamos un cambio que genere empleo y oportunidades para la familia ecuatoriana”, añadió Lasso, quien ha expresado públicamente su deseo de ser candidato para las elecciones presidenciales de 2017.

Ha dicho, por ello, que su compromiso si es electo es llamar “a consulta para que el pueblo decida sobre las enmiendas”.

El Diario

Marcha se da ahora sin posibilidad de diálogo

El ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta, cerró ayer la posibilidad de un diálogo con la dirigencia sindical que convocó para hoy, a las 16:00, a una marcha hacia la Asamblea Nacional en protesta por el trámite de las enmiendas constitucionales.

Berrezueta en su primera rueda de prensa como ministro marcó distancias con los dirigentes del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), que agrupa a varias centrales sindicales, pues los tildó de “seudos dirigentes politiqueros”, que a su criterio manipulan a sus trabajadores y que pretenden “pescar a río revuelto en función de las elecciones de 2017”.

El funcionario pidió que las protestas se realicen con respeto a la propiedad pública, y dijo que hay “tremendas” contradicciones sobre la causa de la protesta que tiene relación con las enmiendas. Explicó que estas, en el tema laboral, no restringen derechos de los trabajadores, al contrario, aumentan derechos, pues preguntó si en las instituciones públicas antes había sindicato de secretarias.

En respuesta, el dirigente Mesías Tatamuez dijo que le da pena “que el ministro tenga esas apreciaciones cuando son los responsables de la crisis laboral”. Y volvió a llamar a los trabajadores y ciudadanos a las calles, tras aclarar que su prioridad es el archivo de las enmiendas y la defensa del Seguro Social, antes que el proceso electoral de 2017.

Edwin Bedoya (de Cedocut) explicó que la movilización de hoy se concentrará a las 16:00 en la Caja del Seguro y luego se dirigirán hacia la Asamblea.

La movilización reúne varios reclamos, uno de ellos la Ley de Justicia Laboral, que recibió ayer su séptima demanda de inconstitucionalidad. Esta vez fue de trabajadores que rechazan el techo a las utilidades que se crea en esta norma.

Ayer, con carteles de rechazo a dicho tope, una docena de trabajadores se acercaron hasta la Corte Constitucional para presentar la demanda patrocinada por el jurista Rafael Oyarte.

Él explicó que se demanda el artículo 15 de la mencionada ley y el artículo 8 del Acuerdo Ministerial MDT 2015 0231.

Ese artículo pone como límite de utilidades para los trabajadores 24 salarios básicos y establece que el excedente pase al Régimen de Pensiones Solidarias de la Seguridad Social.

De todas las demandas, solo una, la del Parlamento Laboral, ha sido admitida a trámite.

El Universo