Venezuela: tras revelarse espionaje a PDVSA, Maduro ordena revisión integral de las relaciones con EEUU

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se pronunció este miércoles en relación al espionaje de Estados Unidos contra la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

“El imperio estadounidense, desde hace tiempo, ha tenido la intención de sabotear a industria petrolera y de derrocar al Gobierno Bolivariano para venir a apropiarse y quitarle el petróleo a los venezolanos”.

Asimismo, el mandatario nacional dio instrucciones a la canciller Delcy Rodríguez iniciar una revisión integral de las relaciones con el Gobierno de EE.UU.

“He ordenado una investigación, he ordenado a la canciller que cite al encargado de negocios (de la embajada de EE.UU.). Vamos a hacer una revisión integral de las relaciones con el gobierno de Estados Unidos”, dijo Maduro.

“Ningún país tiene derecho a intervenir en los asuntos de otros países”, recalcó.

La corresponsal de teleSUR en Venezuela, Madelein García dio a conocer a través de su cuenta en la red social Twitter las denuncias hechas por el Presidente.

La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (EE.UU.) con la ayuda de la embajada de este país en Venezuela espió las comunicaciones internas, correos electrónicos, perfiles de empleados y otros datos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) incluyendo a funcionarios de alto nivel como Rafael Ramírez quien fuera su presidente, según documento obtenido de forma exclusiva por teleSUR.

El documento fechado en marzo de 2011, con la etiqueta “ultra secreto” fue proporcionado por el ex contratista de la NSA Edward Snowden y obtenido por teleSUR y The Intercept. El documento habría sido redactado por un analista de la NSA y en éste se detalla que el citado analista penetró la red interna de PDVSA en algún momento a finales de 2010.

Ciudad CCS

En claves: Cómo EE.UU. espió a PDVSA

¿Desde dónde?

El hackeo del sistema informático de PDVSA inició desde Washington, en el edificio central de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

Luego de que, con cooperación de la embajada de EE.UU. en Venezuela comprobaran que estaban dentro del verdadero sistema de la estatal petrolera, la propia NSA y la CIA usaron a agentes dentro de la delegación diplomática, ubicada a pocos kilómetros.

¿Quiénes espiaron?

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés), en cooperación con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la embajada de Estados Unidos en Caracas.

¿Quién redacta el informe?

El informe lo redacta un agente de la NSA en Washington que operó con el grupo F6 en Caracas.

¿Qué es el grupo F6?

F6 es el código para una operación conjunta entre la NSA con la CIA conocido como el Servicio de Colección Especial, con sede en Beltsville, Maryland (noreste) – los agentes se hacen pasar por diplomáticos en decenas de embajadas estadounidenses en todo el mundo, incluyendo Caracas, Bogotá y Brasilia.

900 empleados espiados, 10.000 perfiles levantados

De acuerdo al documento, la Agencia Nacional de Seguridad espió a 900 empleados, a los que se les vulneraron datos personales como contraseñas, números telefónicos, nombres de usuario y buzones de correo electrónico.

En total la inteligencia estadounidense levantó 10 mil perfiles, entre ellos los de la alta gerencia de la empresa, incluyendo su presidente, Rafael Ramírez.

“Mientras estaba analizando los metadatos”, el analista explica: “Hice clic en el ‘De IP ‘ y noté algo peculiar que todo los perfil de los empleados, más de 10 mil  de ellos, venía de la misma IP !!!”. “Determiné que esto quiere decir que yo había estado dentro de comunicaciones internas de PDVSA todo este tiempo !!! Yo disparé algunos e-mails a F6 aquí y en Caracas y me lo confirmaron!”, reza el documento.

“Además, he descubierto una cadena que lleva los ID’s de usuario y sus contraseñas, y he recuperado más de 900 combinaciones de usuario / contraseña únicos”.

¿Por qué PDVSA?

En el cable filtrado y al que tuvo acceso exclusivo teleSUR, el analista de la inteligencia estadounidense señala cuatro razones por las que PDVSA es un objetivo de espionaje:

“Desde la huelga (sabotaje) del sector de petróleo de diciembre 2002 a febrero 2003, PDVSA se ha puesto al servicio de la Revolución Bolivariana del presidente (Hugo) Chávez, financiando todo desde los programas nacionales a los esfuerzos geopolíticos de Chávez”

“Entender a PDVSA, es entender el corazón económico de Venezuela”.

“Venezuela tiene una de las mayores reservas de petróleo y gas natural en el mundo” .

Los ingresos procedentes del sector petrolero son por “más o menos un tercio del PIB” y “más de la mitad de los ingresos del Gobierno”.

Información al más alto nivel

En una parte del documento, el analista que redacta el informe para la NSA explica que su superior “quería información de PDVSA en los más altos niveles posibles de la empresa – especialmente, el presidente y los miembros de la junta directiva.”

“Después de visitar la página web de PDVSA donde hice clic en ‘Liderazgo’ y escribí los nombres de los directores que se convertirían en mi lista de objetivos”, el analista ingresó los nombres en PINWALE, la base de datos principal de la NSA que consiste en comunicaciones digitales previamente interceptados.

“Ahora, incluso mis ojos viejos pudieron ver que estas cosas eran una mina de oro (…) ”

¿Cuáles funcionarios de alto nivel fueron espiados?

El entonces presidente de la estatal petrolera Rafael Ramírez quien recientemente ha denunciado ser víctima de interceptaciones, era uno de los objetivos de la inteligencia estadounidense.

De igual forma, entre los nombres destaca el de Luis Vierma el entonces director de exploración y producción de la empresa.

Antecedentes

En enero de 1997, el Gobierno de Rafael Caldera (antecesor de Hugo Chávez), inició un proceso de privatización de algunos servicios de PDVSA. Entre ellos tercerizó la administración de los sistemas informáticos a una empresa llamada “Información, Negocios y Tecnología” (Intesa, una empresa mixta con PDVSA), que poseía una participación del 40 por ciento de la nueva corporación, y los contratistas de defensa estadounidenses Science Applications International Corporation (SAIC), que controlaban el 60 por ciento.

SAIC tiene estrechos lazos con la inteligencia de Estados Unidos. En el momento de sus relaciones con Venezuela, el director de la compañía fue el almirante retirado de EE.UU., Bobby Inman. Antes de fundar SAIC, Inman se desempeñó como Director de Inteligencia Naval y el Vicedirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Inman también se desempeñó como subdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y, desde 1977 hasta 1981, como director de la NSA.

En 2002, PDVSA no renovó el contrato de SAIC, una decisión que la empresa estadounidense protestó ante la Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero, que asegura los intereses de las corporaciones estadounidenses fuera del país.

En 2004, la agencia de Estados Unidos resolvió que mediante la cancelación de su contrato con SAIC el Gobierno venezolano había “expropiado” la inversión de la empresa.

Antes del fallo y antes de que sus operaciones fueran reincorporadas por PDVSA, la compañía controlada por SAIC, Intesa, que jugó un papel clave en el sabotaje impulsado por la extrema derecha que intentó paralizar la industria petrolera venezolana.

En diciembre de 2002, ocho meses después del fallido golpe de Estado y en el mismo mes en que su contrato iba a expirar, Intesa “ejerció su capacidad de controlar nuestros computadores mediante la paralización de la carga, descarga y almacenamiento del crudo en diferentes terminales dentro de la red nacional”, afirmó el Ministerio de Comunicación e Información de Venezuela.

De acuerdo con las autoridades venezolanas, Intesa, que poseía los códigos necesarios para acceder a los terminales, se negó a permitir a los empleados que no se sumaron al sabotaje, la entrada a los sistemas de control de la compañía.

TeleSur

Claves | Los cuatro involucrados en el espionaje a PDVSA

Te contamos quiénes son los cuatro involucrados en el espionaje de la NSA a Pdvsa, revelados por Edward Snowden.

Para “entender el corazón económico de Venezuela”, la NSA y la embajada de EEUU en nuestro país, iniciaron una acción de espionaje sobre Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que incluyó empleados, funcionarios de alto nivel y el entonces presidente de la estatal Rafael Ramírez, de acuerdo a un informe fechado en marzo del 2011 y suministrado por el exfuncionario de la NSA, Edward Snowden

Estos son los cuatro involucrados:

Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos o National Security Agency
También conocida como NSA, por su siglas en inglés, es la encargada de garantizar la seguridad de Estados Unidos. Está adscrita al Departamento de Defensa. Vigila las comunicaciones de todos los estadounidenses. Pero además, vigila, espía e intercepta las comunicaciones (correos, mensajes, llamadas, celulares) de millones de personas en el mundo.

En el 2013 un joven exfuncionario de la NSA, Edward Snowden, publicó una serie de documentos “ultra secretos” sobre las actividades de espionaje de la NSA, especialmente sobre personajes y naciones “incómodas” para el sistema estadounidense.

Embajada de EEUU en Caracas
La sede diplomática de EEUU en Venezuela ha estado en el ojo de huracán desde hace más de 10 años, siempre ha sido acusada por el Gobierno venezolano de promover campañas en contra de la Revolución Bolivariana.

John Maisto fue el primer embajador del gobierno del presidente Hugo Chávez, desde 1998 hasta el año 2000. Acusado de financiar una campaña mediática contra el líder bolivariano. A Maisto le siguió la embajadora Donna Hrinak y luego Charles Shapiro, quien llega exactamente un mes antes del golpe de Estado de abril del 2002. Chávez calificó a Shapiro de “payaso”. Se dedicó a financiar a la oposición en Venezuela y promover campañas contra la Revolución.

A Shapiro le siguió William Brownsfield y luego Patrick Duddy, a quien Chávez expulsó del país en el año 2008, en solidaridad con la misma acción hecha por su homólogo Evo Morales en Bolivia.

Luego el gobierno venezolano vetó a Larry Palmer a quien EE.UU propuso como nuevo Embajador y desde el 2010 no hay embajadores en ambas naciones.

El presidente Nicolás Maduro ha acusado al personal de le embajada estadounidense en Caracas de pretender intervenir en asuntos nacionales y ha mantenido la relación con EE.UU “bajo revisión”.

Edward Snowden
Es un joven estadounidense de 32 años, ex funcionario de la NSA, quien salta a la fama en el año 2013 tras filtrar una serie de documentos a los diarios The Guardian y The Washington Post, con información sobre PRISM y XKeyscore, programas de vigilancia masiva de la agencia.

La información apunta a que la NSA y la FBI recababan datos directamente de los servidores de Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube y Apple.

Snowden solicitó asilo a varios países. Ecuador le otorga el asilo. Venezuela y Nicaragua también le ofrecieron oferta de asilo.

Sin embargo Snowden aceptó el asilo de Rusia, en cuyo aeropuerto debió permanecer durante varios días, no sin antes renunciar a realizar cualquier actividad que perjudique a los Estados Unidos, mientras permanezca en Rusia.

Rafael Ramírez Carreño
Es un ingeniero venezolano egresado de la Universidad de Los Andres, fue el primer presidente de ENEGAS, empresa de distribución de gas en el país.

En el año 2004 fue designado por el presidente Hugo Chávez, como presidente de Petróleos de Venezuela, hasta el año 2014 cuando el mandatario Nicolás Maduro lo designa Embajador de Venezuela ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Acusado de decretar a Pdvsa “roja rojita”, ha sido uno de los presidentes de la estatal con más tiempo en el cargo.

Logró estabilizar la empresa e inició importantes proyectos en el área, como la nacionalización y expansión de proyectos en la Faja Petrolera del Orinoco, uno de los mayores reservorios de crudo en el país, antes explotado por empresas internacionales.

Últimas Noticias