Argentina: En su primera gira como presidente electo, Macri fue recibido por Dilma, Bachelet y Tabaré Vásquez

El presidente electo Mauricio Macri mantuvo hoy un encuentro con la mandataria de Chile, Michelle Bachelet, en el que trataron cuestiones vinculadas al futuro de la relación bilateral, la integración regional y los recursos energéticos.

“Venimos a decirles que queremos construir relaciones de largo plazo, confiables”, expresó Macri al término del encuentro en el Palacio de La Moneda, en contacto con la prensa local, y resaltó que tiene “las mejores expectativas, hay mucho para trabajar en conjunto”.

Macri, quien evitó referirse al conflicto que poseen Chile y Bolivia por la salida al mar y solo dijo que apuesta que “dos pueblos hermanos encuentren una solución”, reiteró ante Bachelet la preocupación que ya había manifestado con Dilma Rousseff sobre el rumbo del Mercosur.

“Compartimos que hay que volver a darle vitalidad y funcionamiento activo al Mercosur que ha sido postergado, dilatado, diferido”, sostuvo el presidente electo, que también reiteró que “hay que ir convergiendo hacia la Alianza del Pacífico, utilizando el ALADI (Asociación Latinoamericana de Integración)”.

Asimismo, Macri indicó que ambos países deben “volver a hacer el ejercicio de cómo integrar la matriz energética de la región”, con el objetivo de “ir disminuyendo la importación extrazona que es cara y genera inconvenientes logísticos”.

En ese contexto, evaluó que un primer paso es “sustituir importaciones” provenientes del Atlántico “a través del Pacífico” que, según dijo, “es algo que está estudiando Juan Aranguren -designado ministro de Energía- y saber “qué gasoductos pueden utilizarse de Chile a Argentina porque cuando Vaca Muerta y Los Molles estén funcionando, vamos a poder exportar gas”.

Macri enfatizó que “hay una enorme agenda que esperamos dar curso en los próximos meses” y precisó que en ese temario también “está la creación de nuevos empleos” ante el “salto tecnológico donde se destruye empleo todos los días”.

Con la visita a Bachelet, Macri finalizó una extenuante jornada en la que se reunió por la mañana con la mandataria brasileña Dilma Rousseff en Brasil, luego con empresarios en San Pablo y por último la llegada a Santiago de Chile.

ARG Noticias

En su primera gira como presidente electo, Macri fue recibido por Dilma y Bachelet

En su primera visita al exterior tras ser electo presidente, Macri reiteró los lineamientos que había señalado durante la campaña, en cuanto al reclamo contra Venezuela por presuntas violaciones a los derechos humanos y en cuanto a “converger” hacia la Alianza del Pacífico, en tanto anunció que reemplazará al actual embajador argentino en Brasilia, Luis Kreckler.

El líder de Cambiemos rompió el hielo en la sala de conferencias de prensa del Palacio del Planalto con un “bom dia”, luego de una reunión con Rousseff que se prolongó por poco más de una hora y de la cual se llevó el anuncio de la presidenta del país vecino de que participará de la ceremonia de asunción el próximo 10 de diciembre (y allí también mantendrán un encuentro bilateral).

“Yo quería que mi primera visita fuese este país, y ratificar el compromiso, el respeto y la confianza que nos tenemos ambos pueblos”, comenzó Macri, y dijo que hay “desafíos comunes” con soluciones “en las que todos podemos sumar”.

Consultado sobre el proceso iniciado de juicio político contra Rousseff en el Congreso brasileño, Macri fue escueto: “La vi muy tranquila, me explicó lo que sucedió. No corresponde que yo opine. Confío en las instituciones democráticas de Brasil”.

Además de reafirmar “el compromiso con el Mercorsur”, sostuvo que los cancilleres de ambos países “coordinarán acelerar el proceso de un intercambio conjunto” y que “si a Brasil le va mejor, a Argentina le va mejor”.

Con respecto a Venezuela -país para el cual Macri anunció que pedirá accionar la “cláusula democrática” del Mercosur en caso que no se libere al opositor Leopoldo López-, el presidente electo buscó mostrar una posición cercana a Rousseff: “No siento que tengamos posiciones tan encontradas, ambos países y equipos de gobierno tenemos compromiso inclaudicable con la democracia y la defensa de los derechos humanos”.

“Estamos mirando qué va a pasar el domingo (en los comicios parlamentarios de Venezuela), esperemos que haya una elección que clarifique y gane la democracia una vez más. Yo sentí que tenemos la misma preocupación y cada uno lo expresa con su estilo y sus maneras”, afirmó.

Esta semana, la presidenta brasileña se desmarcó de la propuesta de Macri y dijo que “la cláusula democrática no puede ser usada en base a hipótesis sino sobre hechos determinados”.

Sobre el futuro embajador argentino en Brasil, Macri dio por entendido que no le pedirá a Kreckler que continúe y respondió: “Va a haber propuestas de parte de nuestra canciller, le vamos a dar unos días más para que trabaje en ese aspecto”.

Macri también manifestó su deseo de que haya una “integración agrícola” en el marco de las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur y consideró que él y Rousseff están de acuerdo en “converger hacia la Alianza del Pacífico”.

Del encuentro entre Macri y Dilma también participaron la designada canciller, Susana Malcorra, el futuro jefe de Gabinete, Marcos Peña y el embajador Kreckler, por el lado argentino, mientras que por Brasil estuvieron el canciller Mauro Vieira, el ministro de Desarrollo e Industria, Armando Monteiro, el embajador brasileño en Argentina, Everton Vargas y el asesor especial de la Presidencia, Marco Aurelio García.

A su vez, Malcorra dijo que la reunión entre Macri y Rousseff marcó que la relación “no sólo debe ser discursiva, sino poner las cosas en marcha porque los problemas se resuelven sólo si uno se arremanga y se pone a trabajar”.

Concluida la rueda de prensa, Macri y su comitiva partieron hacia la base de la Fuerza Aérea brasileña desde donde partió rumbo a San Pablo, hacia una reunión con empresarios de la poderosa patronal FIESP.

Al respecto, el presidente electo señaló: “A San Pablo vamos con la expectativa de hablar con el mundo industrial, que es el más potente que hay en la región. Que venimos a hablar de reglas de juego claras, previsibilidad, que retomen sus planes de inversión, y decirles que serán muy bienvenidos en la Argentina”.

El vocero del Planalto, Carlos Villanova, confirmó a los medios argentinos que Dilma visitará la Argentina el próximo 10 de diciembre y destacó que el canciller Vieira “llevó al aeropuerto al presidente electo Macri, algo inusual pero que es un gesto especial”.

Luego de su paso por San Pablo, Macri se trasladó a Santiago de Chile, en donde fue recibido por la presidenta Bachelet, quien lo agasajó con una cena en el Palacio La Moneda.

“Creo que hay mucho para trabajar en conjunto. Hay acuerdos que se alcanzaron en Maipú, que deben vitalizarse. Tenemos que desarrollar obras que permitirían comunicar nuestros países para lograr un desarrollo articulado de nuestras economías”, destacó Macri al concluir una reunión de 40 minutos que tuvo con la mandataria chilena.

Telam

Macri tras reunión con Bachelet: “Soy admirador del pueblo chileno”

Tras su visita Brasil, el Presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, llegó esta tarde a La Moneda para sostener una reunión de trabajo con la Presidenta Michelle Bachelet. Esto, en el marco de una gira express que realizó este viernes.

Luego de reunirse con la mandataria, Macri se declaró en diálogo con la prensa como “admirador del pueblo chileno y de todos los avances de las últimas décadas”.

Al ser consultado sobre la posición de Argentina ante el conflicto marítimo entre nuestro país y Bolivia, manifestó que “no llegamos a ahondar en ese tema con la Presidenta Bachelet, pero esperamos que dos pueblos hermanos encuentren una solución”.

Sobre el posible retiro del asilo a Galvarino Apablaza, involucrando en el crimen de Jaime Guzmán, puntualizó: “Exactamente, estudiaremos el tema”.

Por último expresó que “hay mucho para trabajar en conjunto y permitir el desarrollo articulado de nuestras economías”.

Tras la cita, la Mandataria ofreció una cena privada en honor al Presidente electo argentino, quien llegó a Chile acompañado de su futura  canciller, Susana Malcorra; su jefe de gabinete, Marcos Peña, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

Dentro de los asistentes chilenos a la cena se encuentran el canciller Heraldo Muñoz; el ministro vocero de gobierno, Marcelo Díaz -quien hasta mayo se desempeñaba como embajador en Buenos Aires-; el ministro de la Secretaria General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, y el actual embajador en el país vecino, José Antonio Viera-Gallo.

El encuentro se da en la antesala de la ceremonia de cambio de mando con la Presidenta Cristina Fernández, del 10 de diciembre, a la cual Bachelet ya confirmó su asistencia.

La Tercera

Volver