Argentina: se fugan tres presos por narcotráfico con fuertes vínculos políticos

570

Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci Bonini, condenados por el triple crimen de General Rodríguez, se fugaron de la cárcel de máxima seguridad ubicada en la localidad de General Alvear y por el hecho el gobierno provincial dispuso la remoción de toda la cúpula del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

La gobernadora María Eugenia Vidal también dispuso remover al jefe de la Unidad Penal N° 30 de General Alvear, donde estaban los tres condenados, además del sumario interno y la denuncia judicial correspondiente que ya fueron realizados.

Según confirmaron fuentes oficiales a NA, el nuevo jefe del SPB será Fernando Díaz, quien hasta ahora se desempeñaba como subjefe del Servicio Penitenciario Federal y ya había sido jefe del SPB entre 2005 y 2009, durante el gobierno de Felipe Solá y en el inicio del de ÇDaniel Scioli.

Los hermanos Lanatta y Schillaci Bonini se fugaron del penal alrededor de las 2:30 de este domingo luego de maniatar a dos guardias penitenciarios en el sector de sanidad donde estaban detenidos, de golpear a otro que había en la puerta de salida y amenazar con una réplica de un arma al custodio de la entrada al penal.

Según confirmaron fuentes judiciales a NA, los delincuentes se escaparon en un viejo auto Fiat 128 (patente UVH 333) de un empleado del SPB, aunque también habría participado de la logística de la fuga una camioneta 4×4 negra que los habría estado esperando a unas cuadras de la cárcel.

Para evitar que el pequeño auto recibiera disparos desde el interior del penal en la escapatoria, los condenados se llevaron de rehén a un guardiacarcel al cual dejaron en libertad pocos minutos después a metros del penal.

Luego de la fuga, dentro del auto robado por los condenados y abandonado minutos después, se encontró un arma de juguete.

Este domingo el fiscal de Azul Cristian Citterio pidió la captura internacional de los hermanos Lanatta y de Schillaci, por lo que efectivos de las fuerzas federales, Interpol, la Agencia Federal de Inteligencia y la Policía de la Provincia de Buenos Aires continuaban buscando intensamente a los tres internos.

Los hermanos Lanatta estaban condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez (en el marco del tráfico de efedrina) en donde murieron Sebastián Forza y sus dos socios, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, en el año 2008.

Martín Lanatta reapareció con fuerza en los medios en el último tramo de la campaña electoral de este año al vincular al exjefe de Gabinete y excandidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, como autor intelectual de las muertes.

A raíz de esta denuncia es que los presos se encontraban detenidos en el área de Sanidad del penal, aparentemente con custodia.

La cárcel que fue inaugurada en abril del año 2000 es de máxima seguridad y está ubicada en la localidad distante a unos 245 kilómetros al suroeste de la Capital Federal.

En diciembre de 2013, los hermanos Lanatta y Schillaci fueron acusados por un intento de fuga de la Unidad N°2 del penal de Sierra Chica, aunque en ese momento personal del SPB frustró la evasión.

En ese episodio, los presos habían limado y desmontado una de las rejas del pabellón de la cárcel y habían tapado el trabajo con cal para que los penitenciarios no se dieran cuenta.

Los ahora prófugos fueron condenados el 20 de diciembre de 2012 por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de Mercedes a prisión perpetua por los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada en concurso real con homicidio agravado por ensañamiento, alevosía y por la participación de más de dos personas”.

La causa de la fuga es investigada por el fiscal Citterio de la fiscalía N° 20, quien interinamente es el responsable de la Fiscalía General de Azul, y por el Juzgado de Garantías N° 3 de Azul, a cargo del juez Federico Barvenera.

Ámbito Financiero

Más notas sobre el tema