Con un video, el Gobierno lanza oficialmente la campaña para una nueva Constitución

Hasta esta tarde La Moneda estuvo afinando los últimos detalles de un nuevo video elaborado por la Secretaría General de Gobierno.

Se trata de una proyección de 2 minutos y 11 segundos, donde se explica a través de ilustraciones e imágenes todo el proceso de siete pasos para una nueva Constitución, iniciativa anunciada por la Presidenta Michelle Bachelet el 13 de octubre.

El material fue subido pasadas las 18.00 a todas las cuentas de redes sociales del gobierno y páginas institucionales.

Según explican en el Ejecutivo, su elaboración no tuvo costo alguno debido a que se trabajó con el equipo y herramientas disponibles.

Fuentes de Palacio afirman que la proyección se convierte en el puntapié inicial al proceso de cambio a la Carta Fundamental, programa que originalmente estaba contemplado para octubre.

El retraso de casi dos meses en su inicio generó críticas en la oposición y oficialismo, quienes han cuestionado que no comience aún la primera fase de educación cívica, ni tampoco se nombrara el consejo ciudadano de observadores.

De todas formas, en el gobierno han insistido en que más allá de las fechas comprometidas, se está buscando hacer un trabajo responsable y cuidadoso, por lo que los tiempos, afirman, no son un tema central.

Así, para los próximos días se oficializará una campaña comunicacional licitada por la Segegob, que incluirá a medios de comunicación masivos. En el Ejecutivo esperan próximamente anunciar a los integrantes del consejo ciudadano, algo que podría ocurrir a fines de esta semana o comienzos de la próxima.

En paralelo, un equipo del Ministerio de la Secretaría General de la Presidencia trabaja en la elaboración de los cabildos ciudadanos (incluidos en la fase de diálogos) programados para iniciarse a contar de marzo de 2016. Para esto, el equipo, liderado por Pamela Figueroa, ha realizado una serie de pruebas piloto para ver las dinámicas de trabajo.

El Congreso decidirá

“El Congreso tomará la decisión sobre el mecanismo constituyente y discutirá el proyecto”, explica la pieza audiovisual lanzada ayer respecto a la fase en la que el poder legislativo recibirá la propuesta de nueva Constitución que elaborará el gobierno.

En esta ocasión no se alude a la legitimidad que debería tener el Parlamento que zanje el tema, algo que sí fue contemplado por Bachelet al anunciar el proceso.

Aquella vez, la Jefa de Estado afirmó que “corresponderá al Congreso elegido en 2017 tomar la decisión (…) Este nuevo Congreso será elegido con un nuevo sistema electoral, una nueva ley de partidos y una nueva ley de financiamiento. Es decir, estará dotado de plena legitimidad”. Sus dichos generaron molestia entre los parlamentarios, quienes afirmaron que el actual Parlamento sí cuenta con legitimidad para definir el mecanismo y el contenido.

Y aunque los plazos del proceso de igual forma establecerían para el próximo Congreso una definición, en esta ocasión el video no mencionó los mismos detalles.

La Tercera

Siete pasos para una nueva Constitución

Proceso constituyente: la reforma mejor evaluada que sigue esperando

Parlamentarios y organizaciones sociales cuestionan al Ejecutivo por la poca claridad sobre el estado del proceso constituyente, que debería haber comenzado en septiembre, pero que aún no tiene un plazo fijo: “Hasta ahora sólo hemos tenido información parcializada”, señalan desde Marca Tu Voto.

“El proceso constituyente, republicanamente hablando, está atrasado 25 años”, señaló Manuel Lobo, del movimiento Marca AC, frente a la nula certeza sobre el inicio definitivo del proceso constituyente, que la Presidenta anunció que comenzaría en septiembre, pero que aún no ve la luz.

El fin de semana pasado, el ministro del Interior, Jorge Burgos, desmintió en El Mercurio que el proceso esté demorado, sólo se estarían ponderando de mejor manera los principales elementos que se incorporarán: “No hay retraso, sino el tiempo necesario para que las cosas maduren y nazcan de mejor manera”.

Otro elemento que se sumó a la discusión sobre nueva Constitución, fue el apoyo mayoritario expresado este lunes en la encuesta Cadem a la creación de una nueva Carta Magna, ya que un 77 por ciento de los encuestados se manifestó a favor de este cambio, demostrando el importante y constante respaldo ciudadano.

Si bien, Manuel Lobo no quiere hablar de improvisación con respecto de este proceso, dijo que “sí se nota falta de prolijidad para transparentar el dato más preciso del itinerario”, y ejemplifica con el proceso de los diálogos ciudadanos programados para el comienzo del proceso constituyente: “Se sabe que los diálogos ciudadanos comenzarían en marzo, pero basta ver dos sitios web del propio gobierno en donde en uno se señala que los diálogos comienzan en octubre de 2015, y en otra página que empiezan en marzo de 2016”.

Asimismo, Lobo criticó la falta de información que se ha verificado, considerando la importancia que significa cambiar la Constitución: “Nosotros entendemos que, por la importancia y relevancia que tiene este proceso, uno de sus rasgos más característicos que tiene que tener es la transparencia, la claridad de la información cosa que, evidentemente, ha faltado”.

Lobo sostuvo que sólo han tenido dos reuniones con miembros del Ejecutivo, todas ellas en la previa del anuncio hecho por la Presidenta en octubre sobre el itinerario inicial de este proceso, en las cuales los ministros Jorge Burgos y Marcelo Díaz, en el primer encuentro, y el ministro Nicolás Eyzaguirre después, se comprometieron a mantenerlos informados sobre los avances del proceso, pero “hasta ahora sólo hemos tenido acceso a información parcializada (…) No ha habido ninguna convocatoria especial sobre cuál va a ser el rol de las organizaciones sociales en este proceso”.

El integrante de Marca AC hizo hincapié en que la organización Marca tu Voto busca que haya un representante en el consejo ciudadano, para que exista una voz dentro de la instancia que manifieste la necesidad de que se genere una asamblea constituyente como mecanismo para cambiar la Constitución.

Por su parte, la diputada del Partido Comunista, y coordinadora de la Bancada Transversal por la Asamblea Constituyente, Karol Cariola, enfatizó en que el proceso constituyente “no está paralizado”, y que según información recibida desde el comité político de la Nueva Mayoría, el proceso ya se ha iniciado con los diálogos entre la Presidenta y diversas organizaciones sociales.

Si bien la parlamentaria señaló que “ha estado muy de cerca siguiendo el proceso”, aún no tienen información acerca de fechas, especialmente las relativas al inicio del proceso de educación cívica o la formación del consejo ciudadano, “pero, yo tengo la impresión de que va a ser en el más breve plazo”.

La diputada comunista, además, defendió los tiempos que el Gobierno se está tomando para dar inicio al proceso constituyente: “Creo que el Gobierno está buscando hacer las cosas bien. Tener una nueva Constitución no es como tener cualquier otra ley, estamos hablando de la ley más importante del país, de la Carta Magna, por lo tanto no puede ser un proceso improvisado, no puede ser una ley hecha entre cuatro paredes, no puede tener solamente la mirada del Gobierno o de los partidos políticos, por eso creo que los que está haciendo la Presidenta de darse el tiempo de recibir a las organizaciones de la sociedad civil es tremendamente importante”.

El senador independiente por la región de Aysén, Antonio Horvath mostró su preocupación por la demora del inicio de este proceso constituyente lo que, a juicio del parlamentario, va generando “una suerte de frustración” entre las organizaciones que postulan una nueva Constitución, considerando la importancia que tiene para, entre otras cosas, equilibrar los poderes del Estado, o tender a una efectiva descentralización, señala Horvath.

El senador por Aysén acotó, no obstante, la necesidad de “saber presentar” las ventajas que implica generar una nueva Constitución, esto frente a lo que califica como una “campaña del terror” que se alza en contra del proceso de creación de una nueva Carta Magna para Chile.

“Se hace una campaña del terror como que con el cambio de la Constitución se va a afectar, entre comillas, los intereses económicos de determinadas empresas, que sabemos que están súper concentradas en Chile. Y no se trata de eso, al revés, se trata de sanear este país para que crezca, pero armónicamente”.

Horvath llamó a acelerar los tiempos del proceso constituyente y aprovechar el entusiasmo que genera en la ciudadanía la posibilidad de participar de manera incidente en él, elemento clave para el senador independiente en el éxito de este proceso, pero haciendo énfasis en la necesidad de que se entregue la información adecuada que permita que tanto parlamentarios como ciudadanos tengan los elementos de juicio a la mano para hacer efectivo su rol.

Radio U Chile