Condenan al expresidente Menem a casi cinco años por el pago de sobresueldos

El telón final cayó para el caso de los sobresueldos del menemismo –el sistema clandestino por el cual altos funcionarios cobraban en efectivo dinero obtenido de los llamados fondos reservados– y hubo condena para Carlos Menem. El Tribunal Oral Federal 4 condenó a cuatro años y seis meses de prisión y a inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos al ex presidente, en el marco del juicio oral y público por el pago de sobresueldos durante su gestión al frente del Poder Ejecutivo. En tanto, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo fue condenado a tres años y seis meses de cárcel y el ex ministro de Justicia Raúl Granillo Ocampo a tres años y tres meses, ambos también con inhabilitación de por vida para ocupar cargos en la función pública. Para Menem es la segunda condena, ya que en junio de 2013 había sido condenado a siete años de prisión efectiva por el Tribunal Oral en lo Penal Económico 3, en la causa por la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador. Las penas no se harán efectivas porque los condenados tienen aún la posibilidad de apelar.

Por su parte, María Julia Alsogaray quedó absuelta en el marco de este proceso, que comenzó en marzo de este año luego de la instrucción iniciada a instancias de la revelación de un testigo, ex secretario de Granillo Ocampo, que sucedió durante el juicio por presunto enriquecimiento ilícito contra la ex polifuncionaria menemista.

Así lo resolvió el Tribunal 4, integrado por Oscar Bertuzzi, Néstor Costabel y Patricia Mallo, que en un fallo unánime consideró al ex presidente y actual senador por La Rioja Carlos Menem como “autor penalmente responsable” del delito de peculado. Además, los magistrados coincidieron en disponer la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos de Menem, e indicaron notificar sobre esa resolución al Senado de la Nación, donde el ex mandatario cumple un mandato que vence en diciembre de 2017. En la sentencia, cuya lectura arrancó a las 11.15 en la sala B de los tribunales federales de Retiro, el Tribunal dispuso la absolución no sólo de Alsogaray sino también de cinco ex funcionarios de menor rango: Raúl Castellini, Heriberto Baeza González, José Torzillo, Enrique Kaplan y José Coronel. En tanto, con la disidencia del juez Costabel, el Tribunal consideró a Cavallo y a Granillo Ocampo, ex ministros de Economía y de Justicia durante la administración menemista, como “partícipes necesarios del delito de peculado”. A ambos les dispuso decomisos, en el caso de Granillo Ocampo por 1 millón 350 mil pesos, y en el caso de Cavallo por 228.868 pesos, ajustables al momento de su concreción.

Tanto Granillo Ocampo como Cavallo, y María Julia Alsogaray –quien desde marzo de este año cumple arresto domiciliario por otras cuatro causas en las que fue condenada– estuvieron presentes en la audiencia en el momento de la lectura del veredicto. En cambio, Menem fue autorizado a no estar presente luego de un planteo que realizó su defensa alegando cuestiones de salud. De hecho, en la última audiencia, en la que los imputados pronunciaron las últimas palabras en el marco del juicio, el ex mandatario había participado a través del sistema de videoconferencia.

Con el veredicto de ayer se cerró el juicio oral y público que comenzó en marzo, y durante el proceso los magistrados consideraron probada la existencia de un sistema clandestino de pagos de sobresueldos en efectivo a través de dinero obtenido de fondos reservados.

Esta fue la segunda condena para Menem, cuya primera sentencia condenatoria se encuentra actualmente en instancia de revisión en la Cámara de Casación. Para Cavallo se trata de la primera condena por delitos cometidos durante su gestión al frente del Ministerio de Economía, porque fue absuelto en la causa por el llamado Megacanje de la deuda durante el gobierno de la Alianza. De acuerdo con lo dispuesto por el Tribunal, la lectura de los fundamentos de la sentencia tendrá lugar el 3 de marzo a las 12.30 en los tribunales federales de Comodoro Py 2002.

Página 12