Cuba: en reunión con el presidente de Costa Rica, Raúl Castro afirma que EEUU fomenta la inmigración de cubanos

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, afirmó en La Habana que las relaciones con Cuba serán más intensas.

Solís agradeció la acogida del gobierno y el pueblo de la mayor de las Antillas durante su visita oficial y aseguró que los objetivos del viaje fueron cumplidos de manera exitosa.

Ratificamos la gran importancia de Cuba en la política exterior, por ser la isla un actor esencial en la cuenca caribeña.

Hemos materializado un acercamiento entre el sector empresarial costarricense e instituciones cubanas.

Concretamos más de 100 citas de negocios entre nuestra delegación y sus homólogos de la nación antillana, y eso es una gran noticia, señaló Solís, quien fue nombrado miembro de la Academia de Historia de Cuba.

Hemos confirmado -enfatizó- que esta visita sería buena para abrir puertas, para generar condiciones favorables por lo que a partir de ahora la relación será mucho más intensa de la que existió hasta este momento.

La víspera, cuando concluyó su visita de Estado, Solís, rindió tributo al Héroe Nacional de Cuba, José Martí, en la base del monumento que lleva su nombre y conversó con su par cubano, Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución.

Durante el encuentro se abordó el tema de la presencia de migrantes cubanos en Costa Rica.

Al respecto, Raúl Castro reiteró que la política de “Pies secos-Pies mojados”, el “Programa de Parole para el Personal Médico Cubano” en terceros países y la Ley de Ajuste Cubano” alientan la emigración ilegal y ponen en peligro la integridad de los migrantes.

Además, expresó, son discriminatorios respecto a los demás países de la región y generan serios problemas para nuestras naciones y los propios Estados Unidos, cuyos gobiernos han sido los responsables de la situación creada.

Ambos mandatarios coincidieron en la necesidad de encontrar lo antes posible una solución adecuada que tome en cuenta el bienestar de los ciudadanos cubanos concernidos y contribuya a garantizar una migración legal, segura y ordenada.

Raúl Castro reiteró que los cubanos que se encuentran en Costa Rica y deseen regresar a la isla tienen todo el derecho de hacerlo, según establece la ley migratoria.

Con anterioridad, el mandatario centroamericano ofreció una conferencia de prensa en la que defendió la tesis de una solución multinacional al tema de los migrantes cubanos que se encuentran en esa nación.

Explicó que el Gobierno continúa trabajando con intensidad en el plano diplomático con el fin llegar a un acuerdo que permita la salida de los cubanos del territorio costarricense.

Hoy tenemos un número cercano a las cuatro mil personas ubicados en 29 albergues de ocho circunscripciones territoriales, desde la frontera con Panamá hasta la de Nicaragua, precisó el dignatario.

Nosotros esperamos que estas gestiones sean exitosas, expresó Solís, quien dijo sentirse esperanzado con el reconocimiento del libre tránsito de los migrantes, pues es un derecho que les asiste, porque se trata de ciudadanos que salieron de su país bien documentados.

El mandatario costarricense insistió en que no es una situación bilateral de San José con ningún otro país, sino un problema que debe ser visto con una perspectiva multinacional.

Prensa Latina

EEUU debería implicarse en drama de cubanos varados en Costa Rica, según Luis Guillermo Solís

Estados Unidos debería implicarse en una solución a la crisis migratoria de los cubanos que quedaron varados en Costa Rica cuando intentaban pasar hacia territorio estadounidense, dijo el presidente Luis Guillermo Solís este martes durante su visita a La Habana.

“Quisiera insistir en que este no es un problema bilateral de Costa Rica con ninguna nación, sino que debe ser visto con una perspectiva multinacional”, señaló el mandatario costarricense a la prensa antes de reunirse con su homólogo Raúl Castro.

En este caso – agregó Solís – “estamos involucrados todos los países que de alguna manera tenemos algo que ver con esta migración, incluidos ciertamente los Estados Unidos”.

Alrededor de 4.000 cubanos – según una estimación reciente del mandatario – quedaron varados en el país centroamericano sin poder seguir su trayecto por tierra hacia Estados Unidos desde que Nicaragua les cerró el paso por su territorio el 15 de noviembre pasado.

Las autoridades costarricenses han tenido que improvisar albergues en escuelas, gimnasios, iglesias y salones comunales en su zona norte para acoger a los isleños.

Las gestiones de Costa Rica con Guatemala y Belice para trasladarlos por avión a alguno de esos países se vieron frustradas por su negativa de permitirles el paso, mientras México ha dicho que aceptaría darles tránsito por su territorio solo si ingresan por tierra.

“El gobierno de Costa Rica ha seguido trabajando intensamente en el plano diplomático con el fin de lograr acuerdos que permitan su salida del territorio nacional”, destacó Solís.

Los cancilleres de Centroamérica junto a los de Colombia, Ecuador, México y Cuba, se reunieron el 24 de noviembre en El Salvador en busca de una salida para los cubanos, pero el encuentro fracasó cuando Nicaragua insistió en cerrarles el paso.

Temerosos de perder beneficios migratorios que les concede Estados Unidos, por cuenta la reconciliación diplomática de Washington y La Habana, los cubanos iniciaron una travesía desde Ecuador – países que hasta poco les permitía su ingreso sin visa – hacia territorio estadounidense.

Aquí lo que procede es “que se garantice su paso hacia el destino que llevan. Si voluntariamente uno de esos migrantes desea volver a su país de origen, ese regreso está garantizado por el gobierno de Cuba y también por los organismos multilaterales”, comentó Solís.

La crisis de los migrantes será llevada por Costa Rica a la cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), el viernes próximo en El Salvador.

Teletica

Crisis de emigrantes cubanos cumple un mes en Costa Rica sin solución

La crisis de miles de emigrantes cubanos varados en Costa Rica cumple hoy un mes sin que las autoridades del país centroamericano hayan encontrado una solución regional para que reanuden su travesía hacia Estados Unidos.

Desde el pasado 14 de noviembre Costa Rica ha entregado 5.366 visas de tránsito a cubanos que llegaron a la frontera con Panamá, donde hay 2.238 esperando ingresar, según datos facilitados hoy a Efe por la Dirección de Migración y Extranjería (DGME).

La crisis comenzó el 15 de noviembre cuando el Gobierno de Nicaragua decidió cerrar la frontera a los cubanos y repelió con la policía y el Ejército a unos 800 que intentaron avanzar de manera ilegal.

Nicaragua acusa a Costa Rica de “provocar” y “manipular” la crisis para legitimar las políticas migratorias de Estados Unidos que benefician a los cubanos que migran de manera irregular.

Desde entonces, miles de cubanos se han ido acumulando en Costa Rica, país que mantiene abiertos 26 albergues, la mayoría en comunidades cercanas a la frontera con Nicaragua, donde les brinda ayuda humanitaria y hospedaje a unos 4.000 isleños.

Nunca antes Costa Rica había atendido a tantas personas y por tanto tiempo, ni siquiera a causa de un desastre natural.

Los emigrantes se han organizado y para aprovechar el tiempo libre han decido realizar trabajos voluntarios en las comunidades costarricenses que les han acogido, como una manera de agradecer la hospitalidad.

Entre los miles de emigrantes hay niños, mujeres embarazadas y profesionales en medicina, arquitectura, educación, ingeniería, entre otros.

Casi todos los cubanos portan pasaporte porque salieron legalmente de la isla en avión hacia Ecuador, país que hasta el 1 de diciembre no les exigía visa.

Desde Ecuador se trasladaron por mar y tierra por Colombia y Panamá hasta llegar a Costa Rica.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, se encuentra de visita oficial en Cuba, donde espera abordar hoy el tema migratorio con el mandatario de ese país, Raúl Castro.

Solís ha descartado por completo la posibilidad de deportar a los cubanos de vuelta a la isla, ya que, según ha dicho, no está dispuesto a “jugar con el proyecto de vida” de los emigrantes.

Costa Rica ha intentado encontrar una solución, pero el 24 de noviembre fracasó su propuesta de crear un corredor humanitario regional, la cual fue presentada en una reunión de cancilleres del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), a la que se sumaron México, Ecuador, Colombia y Cuba.

Según Costa Rica, México está dispuesto a permitir el paso de los cubanos pero sólo si llegan por una frontera terrestre, es decir desde Guatemala o Belice, países que se han negado a servir de puente aéreo con Costa Rica.

El Gobierno de Costa Rica ha criticado la “falta de solidaridad” de los países centroamericanos y ha hecho un llamado al SICA a “probar que sirve” en situaciones como esta.

El presidente Solís participará el próximo viernes en la Cumbre del SICA en El Salvador, a la que lleva como tema prioritario la crisis migratoria cubana.

El País