Concluyó la cumbre del Sica sin que los presidentes centroamericanos llegaran a un acuerdo sobre los migrantes cubanos varados en Costa Rica

300
En el marco de la XLVI Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), la delegación oficial de Costa Rica se levantó de la mesa, donde se encontraban los mandatarios de todos los países de la región.
 
El presidente tico Luis Guillermo Solís se levantó de la mesa, luego de no haber encontrado apoyo de parte de sus homólogos para superar la crisis que tiene este país por los más de 5,000 migrantes cubanos varados en su territorio que buscan llegar a los Estados Unidos por tierra.
 
En la reunión, Nicaragua propuso que los cubanos fueran trasladados por vía aérea y no por tierra, ya que “hay mucho descontrol si se hace vía terrestre”.
 
Alejandro Maldonado, presidente de Guatemala, dijo que sí se podría hacer el viaje por tierra, siempre y cuando se mantuvieran los controles pertinentes.
 
Al finalizar el cónclave, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, dijo: “es lógico que el presidente de Costa Rica se haya sentido frustrado por no haber encontrado apoyo”. Asimismo, recordó que El Salvador ofreció a Costa Rica colaborar con el traslado de los cubanos. 
 
El SICA es el máximo organismo de la región que tiene por objetivo fundamental alcanzar la integración de Centroamérica para constituirla en una región de paz, libertad, democracia y desarrollo.  
 
Trasladarán presidencia pro tempore a Honduras
 
Este viernes los presidentes y jefes de Estado de la región centroamericana se reúnen en San Salvador para celebrar la XLIV Cumbre del SICA, en la que El Salvador deja la presidencia pro tempore, y se la trasladará a Honduras.
 
En su discurso inaugural el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén destacó el papel de El Salvador en la búsqueda de políticas de entendimiento con países de la región en pro de buscar una mayor integración regional que permita solucionar los problemas que enfrenta Centroamérica. “Con esta cumbre cerramos un período de trabajo en conjunto con los países de la región y hacemos el traspaso a nuestra hermana República de Honduras, lo recibe en enero próximo”, destacó.
 
Durante su presidencia, Sánchez Cerén destacó logros en áreas de seguridad, medioambiente, equidad de género, infraestructura, entre otros. Asimismo, dijo que han logrado posicionarse en otras regiones en cooperación para el desarrollo.
 
Por otro lado, la secretaria general del SICA, Victoria Marina de Avilés, en su discurso inaugural se refirió a los desafíos que tiene la región pero reiteró que la integración facilita las tareas.
 
De Avilés destacó que el 20% de la población de Centroamérica está entre los 15 y 20 años, una generación que desconoce los embates de las guerras civiles del istmo en los años setenta y ochenta, y por tanto desconocen la importancia de integración.

Cumbre del Sica concluye sin solución para migrantes cubanos

La cumbre de presidentes de Centroamérica fracasó este viernes en encontrar una solución a la crisis provocada por unos 5.000 migrantes cubanos que intentan llegar a Estados Unidos y se encuentran varados en Costa Rica.

“No hubo una solución en esta cumbre a ese problema con los migrantes cubanos, no hubo un consenso sobre qué se debe hacer, cada país tiene su punto de vista sobre el asunto”, dijo a la AFP el vicecanciller de Nicaragua, Dennis Moncada.

Moncada explicó que, previo a la reunión, los presidentes sostuvieron reuniones privadas bilaterales con su colega de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y con el representante de Nicaragua sobre el asunto de los migrantes cubanos, pero no se llegó a ningún acuerdo.

Los cubanos, que pretenden llegar a Estados Unidos por tierra, se encuentran varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, que les cerró el ingreso desde el pasado 15 de noviembre.

“Nicaragua ya ha dado su postura al respecto, la situación la debe resolver no Centroamérica sino los Estados Unidos, pues son ellos los que están generando que muchos cubanos quieran ir a su territorio”, apuntó el funcionario nicaragüense.

Managua “exige a los Estados Unidos soluciones para el traslado inmediato y seguro hacia su territorio de los miles de ciudadanos cubanos entrampados en esa peligrosa ruta de tránsito”, señaló el gobierno de Daniel Ortega en un comunicado distribuido a la prensa al término de la cumbre.

Detalles de la cumbre

Momentos antes del cierre, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, que había pedido discutir el tema en la cumbre, se retiró sin explicaciones, pero se espera que dé su versión en una conferencia de prensa convocada para esta noche en San José.

El presidente de Honduras Juan Orlando Hernández recibió la presidencia pro témpore del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) para un periodo de seis meses, de parte de su colega salvadoreño Salvador Sánchez Cerén.

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, dijo que se conformará una comisión de técnicos centroamericana para revisar “cuerpos legales de cada país” para “encontrar la mejor manera de solucionar el tema de los migrantes”.

“Debemos seguir trabajando en este aspecto”, sostuvo el jefe de la diplomacia salvadoreña.

En tanto, el presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, señaló que su país “está a favor de una solución” al problema de los migrantes cubanos, pero consideró que “debe salir de un consenso entre todos los países involucrados”.

A la reunión de este viernes en San Salvador, además de Solís, Hernández y Maldonado, acudieron los presidentes Salvador Sánchez Cerén (El Salvador), Danilo Medina (República Dominicana) y la vicepresidenta de Panamá, Isabel Saint Malo.

También acudió el presidente electo de Guatemala, Jimmy Morales, y un representante del primer ministro de Belice.

La Prensa

Costa Rica no dará más visas a migrantes cubanos

Costa Rica anunció que no dará más visas extraordinarias de tránsito a más migrantes cubanos y confirmó su salida de la mesa política del Sistema de Integración Centroamericana (SICA); ante la negativa de Nicaragua, Guatemala, y Belice de buscar una salida regional a la crisis humanitaria con migrantes de la isla.

Tanto el mandatario costarricense, Luis Guillermo Solís, como el canciller, Manuel González, confirmaron la salida política del SICA, decisión que no afecta la parte económica y social, según explicaron.

En tanto, la directora general de Migración y Extranjería, Kathya Rodríguez, informó que a partir del sábado 19 de diciembre, el país no dará más visas a los migrantes y advirtió, así como el presidente Solís, que quienes entren a Costa Rica de modo irregular serán expuestos a la aplicación de la ley migratoria, es decir, ser deportados a Cuba.

“Costa Rica insta a las personas cubanas migrantes irregulares a no intentar el ingreso a territorio costarricense, quienes se detengan en ese intento, serán deportados a Cuba de inmediato según la normativa internacional (…). No vengan porque no pueden pasar, por favor no lleguen a territorio costarricense, si lo hacen y lo hacen ilegalmente serán deportadas”, aseguró Solís.

Costa Rica ha otorgado 5,989 visas a migrantes de la isla, entre el pasado 14 de noviembre, un día después de que Nicaragua le cerró la frontera al paso de cubanos y hasta hoy viernes 18 de diciembre.

La mayoría permanecen en 31 albergues habilitados por el gobierno a través de la Comisión Nacional de Emergencias, con ayuda de organismos internacionales. El último grupos que ingresarán con visa a Costa Rica será un grupo de 2,053 cubanos que desde hace días estaban pidiendo entrada en Paso Canoas, frontera con Panamá.

Costa Rica acudió la tarde de este viernes a una cumbre de presidentes del SICA en El Salvador, en un intento más por obtener un acuerdo regional que le ayudara a resolver la crisis con los 6 mil cubanos que están varados en su territorio.

Una vez más no logró resolver el problema y de ahí la decisión de abandonar la parte política del organismo. El mandatario manifestó su frustración por la falta de solidaridad de estos países, no así de Panamá, Honduras, El Salvador y República Dominicana que se han mostrado anuentes a una salida regional al problema.

Explicó que su país ha presentado propuesta de cómo hacer una salida de quienes están varados en su territorio, y que “no hubo improvisación, ni irrespeto ni berrinche” al momento de abandonar la mesa de diálogo político.

“No comprendo cómo tres países lograron detener un acuerdo que apoyaban los demás miembros del Sistema”, lamentó.

Solís indicó que continuará con el esfuerzo bilateral con países como Guatemala y Belice para buscar una salida a la crisis y su esperanza está cifrada en el nuevo mandatario guatemalteco que asume en enero, Jimmy Morales, quien en una visita hace semanas en San José manifestó su colaboración.

Costa Rica desea que estos dos países puedan servir de puente de llegada, vía aérea, de miles de cubanos que luego llegarían a la frontera con México por tierra y luego a Estados Unidos.

Añadió que su país, por medio de la policía, seguirá combatiendo el tráfico ilícito de personas y que aplicará todo el rigor de ley a aquellos que sean sorprendidos traficando con migrantes.

La Prensa

Nicaragua exige en el SICA que Estados Unidos suspenda Ley de Ajuste Cubano

Al tiempo que impide el tránsito de migrantes cubanos por su territorio, el gobierno de Nicaragua propuso este viernes a los países de Centroamérica enfilar la presión por esta crisis hacia Estados Unidos.

A través de su vicecanciller Dennis Moncada, la administración de Daniel Ortega lanzó su propuesta en el marco de la XLVI cumbre de presidentes y jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que se realizó en El Salvador.

El gobierno de Nicaragua plantea exigir a Estados Unidos suspender la Ley de Ajuste Cubano, la cual motivó la migración de miles de isleños, incluidos los 6.000 que se encuentran varados en suelo costarricense porque Managua no los deja seguir su ruta hacia el norte.

Para el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, esa legislación, que ordena recibir a cada uno de los cubanos que ponga un pie en territorio de Estados Unidos, es la culpable de la crisis humanitaria que se vive en la actualidad y, por ello, se debe interrumpir esa legislación.

“El Gobierno de Nicaragua demanda, por lo tanto, al Gobierno de los Estados Unidos suspender la Ley de Ajuste Cubano y la Política de Pies Secos/Pies Mojados, que ha producido y produce este anómalo y peligroso flujo migratorio. Miles de seres humanos como consecuencia de esa ley y política ponen en riesgo su vida y se impone igualmente, condiciones y demandas insostenibles a los gobiernos y pueblos donde la migración irregular cubana transita”, señala un comunicado de prensa emitido por la Presidencia nicaragüense.

En criterio de Ortega, en la discusión de esta problemática no solo se debe incluir al Istmo, sino a la nación jefeada por Barack Obama y le pide soluciones para el tránsito de los miles de cubanos que viajan por tierra desde Ecuador (único país de América continental que hasta el pasado 1°. de diciembre no les solicitaba visa), con destino final hasta Estados Unidos.

“Se considera a los Estados Unidos responsables directos de esta situación fatal y se suma al justo y digno reclamo del gobierno de Cuba de proceder a negociaciones para establecer una migración legal, segura y ordenada que garantice la vida y los derechos de [email protected] [email protected] [email protected] (sic), que recorren estas riesgosas rutas”.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional exige a los Estados Unidos soluciones para el traslado inmediato y seguro hacia su territorio, de los miles de [email protected] [email protected] [email protected] en esa peligrosa ruta de tránsito. Que [email protected] [email protected] puedan viajar directo hacia Estados Unidos (sic), garantizando así el respeto a su seguridad y a su vida”, agrega el comunicado.

Unos 6.000 cubanos están varados en el país desde mediados de noviembre debido a la negativa de Nicaragua, Guatemala y Belice de permitir su paso por sus territorios.

La Nación

 

Más notas sobre el tema