Ecuador: tras un año de consultas y en medio de fuertes expectativas, el Parlamento vota 16 enmiendas constitucionales

Los asambleístas de oposición y oficialismo se reunieron en las últimas 72 horas en diferentes lugares para coordinar sus actuaciones de hoy en el pleno que sesiona para tramitar en segundo debate el proyecto de enmiendas constitucionales.

Los principales y alternos de Alianza PAIS (AP) se citaron en un salón del hotel Quito desde la mañana. Fausto Cayambe, coordinador de bloque, lo calificó como un “taller político y de evaluación de política pública en territorio”, que no tenía que ver con las enmiendas, pues de ese hablaron el lunes.

Al ser 99 asambleístas de AP, no todos intervendrán, pues el deseo del oficialismo es aprobar las enmiendas hoy mismo. Cayambe dijo que es segura la intervención de los miembros de la Comisión Ocasional de Enmiendas, que son once (incluidos CREO, PSC y Avanza) y de al menos un asambleísta de cada Comisión Permanente.

La segunda vicepresidenta de la Asamblea, Marcela Aguiñaga (AP), señaló que es legítima y constitucional la principalización de los alternos, como una práctica parlamentaria normal, “no hay que buscar la quinta pata al gato aquí donde no hay”.

Y María Eugenia Gutiérrez (AP), alterna de Virgilio Hernández, sostuvo que no es la primera vez que convocan a los alternos a las reuniones y plenos, pero que esta vez se ha hecho más público por lo pendiente que está la oposición.

Mientras, asambleístas de CREO, Pachakutik, PSC, SP y otros que se reunieron la noche del martes firmaron un manifiesto en el que señalan cuatro acuerdos: Condenar en unidad la “imposición” de las “ilegítimas” enmiendas, acompañar al pueblo en las movilizaciones de rechazo a las enmiendas, no legitimar el “espurio” proceso de enmiendas con los votos y convocar a la ciudadanía a ejercer “el derecho a la resistencia”.

Ramiro Aguilar (antes de SUMA) envió un comunicado la tarde de ayer señalando que no asistirá al pleno porque no está dispuesto a “deshonrar” a sus electores, pero Diego Salgado (CREO) señaló que sí estarán en el debate y esperan que las personas que se opongan al proyecto puedan ingresar al igual que las movilizaciones de la militancia del oficialismo.

Para el debate, la seguridad será reforzada. El viceministro del Interior, Diego Fuentes, anunció que 2.800 efectivos policiales acudirán a la Asamblea y harán uso progresivo de la fuerza si es necesario.

En la Asamblea, durante el día de ayer se armaron tres carpas grandes en el parqueadero sur del recinto.

El administrador, Paúl Ayora, dijo que son para que las personas que lleguen estén a buen recaudo, refiriéndose al clima.

Ayora señaló que los controles en los ingresos serán rígidos, los asistentes deberán presentar su documento de identificación y que las barras altas y los sitios exteriores del palacio se llenarán a medida que llegue la gente, una vez que los aforos sean completados no ingresará nadie más.

Declaración

El alcalde Jaime Nebot dijo que no obedecerá las enmiendas, a las que denominó como “una gran violación a la Constitución y una gran ofensa al pueblo y a la democracia”. Puso dos ejemplos: el que se refiere a limitar la actuación de gobiernos locales en educación y salud, y el de quitar atribuciones a la Contraloría.

Cronología

24 de mayo, 2014
El presidente Rafael Correa anuncia en su informe de labores que apoyará la reelección de todos los cargos de elección popular.

26 de junio, 2014
El bloque de asambleístas de Alianza PAIS presenta el proyecto a la Corte Constitucional para que indique la vía adecuada para realizar los cambios a la Constitución. El proyecto prevé cambios en 17 artículos y una transitoria de la Constitución, a través de la Asamblea Nacional (foto).

9 de noviembre, 2014
La Corte Constitucional avala el trámite de las enmiendas a través del Legislativo. Solo dice ‘no’ a Alianza PAIS (AP) a la que se refiera a la acción de protección, la cual debería ser tratada en una Constituyente.

2 de diciembre, 2014
La Asamblea realiza el primer debate del proyecto de enmiendas constitucionales.

19 de enero, 2015
En Montecristi, que fue sede de la Asamblea Constituyente en el 2008, arrancó la “socialización” del proyecto de enmiendas.

El Universo

 

El ABC de las enmiendas constitucionales

En el Ecuador existen tres formas de reformar la Constitución; todas previstas en el mismo texto constitucional, que fue aprobado en las urnas por los ciudadanos (Referéndum de 28 septiembre de 2008), la primera es una enmienda constitucional, la segunda es una reforma parcial y la última opción es una nueva Asamblea Constituyente.

En mayo de 2014 la convención del movimiento oficialista Alianza País (coalición de organizaciones sociales que llegó al poder en 2007) solicitó a sus asambleístas que impulsen una reforma a la Constitución a través de las enmiendas, esto para reformar algunos puntos en beneficio de la sociedad ecuatoriana.

La decisión de usar este mecanismo se dio porque las enmiendas no alteran la estructura fundamental de la Constitución o el carácter y elementos constitutivos del Estado, ni tampoco establece restricciones a los derechos y garantías de los ciudadanos.

La Asamblea Nacional tramitó el pedido y envió un total de 17 enmiendas para ser calificadas por la Corte Constitucional, el máximo órgano de control constitucional del país. El 31 de octubre de 2014, la corte dictaminó que 16 de las propuestas podían ser tramitadas ya que no establecen restricciones a los derechos de los ciudadanos.

Es así que el Pleno de la Asamblea, con 92 votos a favor, aprobó la creación de la Comisión Ocasional para el tratamiento de las Enmiendas Constitucionales. Esta comisión está integrada por 11 asambleístas y 11 alternos, los mismos que se encargaron de discutir las enmiendas con la ciudadanía y de seguir todo el proceso para su eventual aprobación.

Las enmiendas se deben tramitar en dos debates, el primero tuvo lugar el 2 de diciembre de 2014, pero será en el segundo (que debe realizarse de modo impostergable en los 30 días siguiente al cumplirse un año de haberse realizado el primero) este jueves 3 de diciembre donde se definirá si será aprobado o no.

Para la aprobación se necesita el voto de las dos terceras partes del legislativo ecuatoriano (91 votos), compuesto por 137 asambleístas. Después de ello las enmiendas serán publicadas en el Registro Oficial. El oficialismo cuenta con los votos de sus 99 legisladores quienes mantienen una postura común en respaldo de la propuesta.

Socialización, informe para segundo debate y cambios

Las propuestas de enmiendas fueron divulgadas por los integrantes de la Comisión Legislativa en localidades de 13 provincias del país, en audiencias públicas en las que participaron incluso políticos de oposición. En el informe para segundo debate (de 203 páginas), aprobado el 23 de noviembre, constan las observaciones de amplios sectores de la sociedad, también de ciudadanos y profesionales que tienen una postura contraria a las políticas del gobierno como la Unión Nacional de Periodistas, la Asociación de Editores de Periódicos, Defensoría del Pueblo, Universidad de las Américas, la Asociación Católica del Ecuador, entre otras.

Sobre la postulación (artículo 114/144)

La enmienda plantea que las autoridades de elección popular podrán reelegirse y que en caso de postularse para un cargo diferente deberán renunciar al que desempeñan. El artículo vigente prohíbe la postulación a la reelección.

La modificación al artículo 144 abre paso a la posibilidad de que el presidente de la República pueda reelegirse.

Edad para ser presidente (artículo 142)

Estable que la edad para ser inscribir la candidatura para Presidente o Presidenta de la República es 30 años. El artículo vigente señala que la edad es 35 años.

Consulta popular (artículo 104)

Esta enmienda propone que al final del inciso tercero, del artículo 104 de la Constitución, que dice: “Los gobiernos autónomos descentralizados, con la decisión de las tres cuartas partes de sus integrantes, podrán solicitar la convocatoria a consulta popular sobre temas de interés para su jurisdicción”, se añada la frase: “que sean de competencia del correspondiente nivel de gobierno”.

Y que además en el inciso cuarto se suprima la frase “sobre cualquier asunto” y solamente se deje la frase: “La ciudadanía podrá solicitar la convocatoria a consulta popular”.

El objetivo es que los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) solo promuevan consultas populares relativas a sus competencias y en sus territorios, pues actualmente no hay límites, lo que complica la funcionalidad y aplicación de la consulta.

Funciones de las Fuerzas Armadas (artículo 158)

La propuesta es que en el artículo 158 se agregue que las Fuerzas Armadas (FF.AA) además de tener como misión fundamental la defensa de la soberanía y la integridad territorial puedan “complementariamente, apoyar en la seguridad integral del Estado de conformidad con la ley”.

En este sentido las FF.AA ya apoyan actualmente en tareas de control de armas y apoyo en las calles a la Policía Nacional, lo que haría la enmienda es avalar esas tareas.

Funciones de la Contraloría General del Estado (artículos 211 y 212)

El artículo 211 vigente en la Constitución dice que “La Contraloría General del Estado es un organismo técnico encargado del control de la utilización de los recursos estatales, y la consecución de los objetivos de las instituciones del Estado y de las personas jurídicas de derecho privado que dispongan de recursos públicos”, la enmienda propone quitar la frase “y la consecución de los objetivos de las instituciones del Estado”.

Mientras que en el artículo 212 propone que en la frase: “Determinar responsabilidades administrativas y civiles culposas e indicios de responsabilidad penal, relacionadas con los aspectos y gestiones sujetas a su control, sin perjuicio de las funciones que en esta materia sean propias de la Fiscalía General del Estado”, se retire la palabra “gestiones.

El cambio se da porque las funciones de la Contraloría son las de vigilar, controlar y dar seguimiento al buen uso de los recursos del Estado pero no las de evaluar el nivel de gestión en los distintos niveles de gobierno, de lo cual se encarga la Secretaria Nacional de Planificación de Desarrollo (Senplades) en cumplimiento del Plan Nacional para el Buen Vivir.

Servidores públicos y la Losep (artículos 229 y 326)

En este caso la enmienda propone retirar del artículo 229 que “las obreras y obreros del sector público estarán sujetos al Código de Trabajo”. Y en 326 añadir que “los servidores públicos, se sujetarán a las leyes que regulan la administración pública”.

Con esta enmienda se garantiza que la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep) sea el único cuerpo jurídico que garantice derechos y obligaciones igualitarios para los trabajadores y que reemplace al actual Código de Trabajo.

El gobierno afirma que la Losep es superior al código en cuanto garantiza una mayor estabilidad para los servidores de carrera y da una mayor profesionalidad al servicio público.

La escala remunerativa y los salarios de la Losep son superiores también. Además se establecen 30 días de vacaciones pagadas desde los 11 meses de servicio continuo y vacaciones acumuladas hasta 60 días, mientras que en el Código solo se otorgan 15 días.

Según la disposición transitoria de esta enmienda “Las y los obreros del sector público que antes de la entrada en vigencia de la presente Enmienda Constitucional se encuentren sujetos al Código del Trabajo, mantendrán los derechos garantizados por este cuerpo legal. Una vez entrada en vigencia la presente Enmienda Constitucional, las y los obreros que ingresen al sector público se sujetarán a las disposiciones que regulan al mismo”.

Régimen de competencias de los GADs y el Gobierno Central (artículos 261 y 264)

El numeral 6, del artículo 261, dice que: “El Estado central tendrá competencias exclusivas sobre las políticas de educación, salud, seguridad social, vivienda. La enmienda propone que se aumente “En consecuencia, planificar, construir y mantener la infraestructura física y los equipamientos correspondientes”.

Además se propone un cambio en el numeral 7 del artículo 264 que diga que los GADS pueden planificar, construir y mantener la infraestructura física y los equipamientos de los espacios públicos destinados al desarrollo social, cultural y deportivo de acuerdo con la ley pero “Previa autorización del ente rector de la política pública podrán construir y mantener la infraestructura física y de los equipamientos de salud y educación”.

La actual redacción de los artículos 261 y 264 chocan con el artículo 161 en el que la misma Constitución establece que el Gobierno Central es quien tiene la competencia de la educación y salud. La enmienda no impide que los municipios puedan construir sus centros educativos o de salud, sino que busca ratificar las atribuciones del Ejecutivo como ente encargado de estas tareas.

Comunicación como servicio público (artículo 384)

La propuesta es que al inicio del artículo 384 se incluya que: “La comunicación como un servicio público se prestará a través de medios públicos, privados y comunitarios”. Esto para garantizar el derecho ciudadano a una comunicación democrática y a recibir información veraz y objetiva a través de los medios masivos.

Tiempo de conformación de las regiones autónomas (disposición transitoria primera)

La disposición transitoria primera, en su numeral nueve, señala que la conformación de regiones autónomas, “en ningún caso excederá de ocho años”, la enmienda propone eliminar ese plazo porque es un límite que puede conllevar a que no existan regiones autónomas lo que altera la estructura del Estado.

Sobre la seguridad social (artículos 370 y 372)

En este caso la enmienda propone señalar en el artículo 370 que “El Estado garantiza el pago de las pensiones jubilares de los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional”. Y que en el artículo 372, se cambie la palabra “provisionales” por “previsionales” para que quede así: “Los fondos ‘previsionales’ públicos y sus inversiones se canalizarán a través de una institución financiera de propiedad del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social”.

Con esto, el estado pretende garantizar el derecho a una jubilación digna para los miembros de las FF.AA y Policía Nacional. Y se propone corregir un error semántico entre las palabras previsional y provisional para que los fondos y reservas del Seguro Social sigan garantizando los diferentes beneficios de los afiliados.

Andes

La oposición se pone de acuerdo

Hoy mostrarán unidad. Los asambleístas de la oposición acordaron una posición común en contra de las enmiendas a la Constitución. Necesitaron dos reuniones (reservadas) para llegar a un consenso.

¿Qué resolvieron? Primero, un manifiesto público. La oposición llamó a la ciudadanía a ejercer el derecho a la resistencia. Dijeron que acompañarán al pueblo en las movilizaciones. Condenaron “la imposición de las reformas a la Constitución”. Y, además, acordaron “no legitimar el espurio proceso de enmienda constitucional con sus votos”.

Votarán en contra del paquete de reformas.

Las dos reuniones de los seis grupos de oposición que tienen representación en la Asamblea, fueron en la oficina de Ramiro Aguilar (ind). La primera fue la tarde y noche del martes.

Gilmar Gutiérrez, del PSP, contó a EXPRESO que estuvieron legisladores de todas las tiendas políticas, unos vía telefónica. ¿El primer acuerdo? Rechazar el paquete de enmiendas y defender la democracia. Eso sí, aclaró que en ningún caso los diálogos tienen algún “tinte electoral”.

Quedó un punto sin acuerdo: asistir o no a la sesión de la Asamblea hoy. Había tres posturas: no asistir; asistir y abandonar la sesión antes de la votación, y entrar, debatir y votar en contra.

Ayer, retomaron ese tema de la discusión en una segunda reunión. Los legisladores de oposición se citaron temprano en la oficina de Aguilar. De allí salió el manifiesto público.

Pasadas las 13:30, los legisladores empezaron a abandonar el edificio ubicado en el norte de Quito. Uno a uno, salieron Lourdes Tibán (Pachakutik), Antonio Posso (Avanza), Franco Romero (PSC), Wilson Chicaiza y Miguel Ángel Moreta (CREO) y los independientes Luis Tapia y Greace Moreira.

¿Estarán en la sesión? EXPRESO conversó a la salida de la reunión con Diego Salgado (CREO). Él dijo que estarán presentes y que la decisión unánime es votar “de manera conjunta contra las enmiendas”. Patricio Donoso, de la misma agrupación, fue más cauto. Señaló que los asambleístas estarán “donde el pueblo les ordene”. No precisó si será en el palacio legislativo o en las calles.

Ramiro Aguilar optó, al final de la tarde, por la segunda opción. Anunció que no irá al pleno. “Entiendo que mi lugar no es la silla de la Asamblea, donde hablarán las paredes, sino la calle”, dijo en un comunicado.

Gutiérrez dijo a este Diario que hoy habrá una última reunión previa al inicio de la sesión convocada para tratar las enmiendas. El lugar está por definirse. Luego caminarán hacia el Legislativo.

La oposición quiere demostrar fortaleza aunque saben que no tienen los votos para impedir la aprobación de las enmiendas.

“Una falta de respecto al pueblo”

El Municipio de Guayaquil desobedecerá el mandato de las enmiendas que, posiblemente, sean aprobadas hoy en el pleno de la Asamblea Nacional. Así lo precisó el alcalde Jaime Nebot en su habitual enlace radial. Sus declaraciones tienen como base la misma Constitución que faculta a desobedecer una norma, dijo, cuando esta va en contra de la Carta Magna. “Esto a más de ser inconstitucional, antidemocrático, es una falta de respeto al pueblo, empezando porque una de esas enmiendas pretende recortar el derecho del pueblo a, en determinado tipo de consulta, nacionales o locales, expresarse y decidir, lo que es una cosa realmente irreverente y eso hay que rechazar”.

Expreso