El Gobierno anuncia nuevo impago de deuda y responsabiliza a EEUU

El gobernador Alejandro García Padilla, dejó claro ayer que el impago está a la vuelta de la esquina y será la única opción de Puerto Rico tras la determinación del Congreso de no tomar acción para ayudar a atender la crisis fiscal.

“La realidad es que no podemos pagar nuestra deuda. No podemos pagar nuestra deuda. Al principio de este mes anuncié que el Gobierno se verá obligado a un impago de la deuda”, sostuvo el primer mandatario. “Vamos a impagar, eso es un hecho”, sentenció.

García Padilla admitió que está decepcionado tras la determinación del Congreso de no darle paso a las legislaciones sobre Ley de Quiebras y Junta de Control Fiscal federal en el “ómnibus” presupuestario.

“Estamos tratando de evitar el incumplimiento de 1 de enero, pero si me dieran a escoger siempre voy a elegir puertorriqueños. Voy a ser demandado. La economía irá a la parte inferior de nuevo. No hay dinero y no tengo una máquina de impresión”, reconoció.

Del mismo modo, el primer mandatario denunció que el problema no comenzó en la Isla, sino desde el Congreso, cuando decidieron excluir a Puerto Rico de la Ley de Quiebra federal, agregó que gran peso de la culpa también recae en los acreedores.

“En años recientes los problemas económicos de Puerto Rico han estado es los noticiarios y muchos han reseñado los problemas que nuestra gente enfrenta. Lo hemos dejado muy claro necesitamos ayuda. Planifiqué este viaje con optimismo, esperando que hasta hoy el Congreso nos de las herramientas que necesitamos”, detalló.

García Padilla sostuvo que el Gobierno ha tenido que, entre otras cosas, establecer medidas drásticas, pero confía en que se le brindará las herramientas necesarias al País para evitar un impago, el cual redundará en litigaciones costosas.

“Ayer (martes), el Congreso dejó pasar la oportunidad de extenderle a Puerto Rico una medida legal que nos hubiera ayudado. No estamos buscando un rescate, Puerto Rico no ha pedido un rescate, estamos pidiendo justicia. La justicia ha sido denegada”, denunció.

Además, sostuvo que la pregunta no es si Puerto Rico podrá cumplir con sus obligaciones económicas, sino cómo el Congreso ayudará al País a no incurrir en un impago.

“Será un proceso caótico o será un proceso ordenado. El Congreso proveerá un método legal para irnos a quiebra que no cuesta nada, o permitirá que los puertorriqueños paguen las consecuencias, y provocará que más personas abandonen la Isla, añadiendo aún más al por ciento de personas que se han ido”, dijo.

Del mismo modo, en su discurso admitió que ha solicitado al Congreso el acceso a un marco legal para reestructurar la deuda y un trato justo en los fondos de Medicare y Medicaid.

Las expresiones del gobernador surgieron durante un conversatorio organizado por The National Press Club en donde habló sobre el estado de la economía de la Isla. El mensaje fue el primer evento público al cual asistió el gobernador luego de anunciar que no buscará la reelección.

García Padilla explicó que ha estado negociando con los tenedores de deuda e instando al Congreso de Estados Unidos para que ayude a la Isla.

Para el gobernador esperar la asistencia del Congreso es la única opción viable, mientras tanto le parece que para muchos congresistas los puertorriqueños solo son buenos para enviar donaciones políticas.

Sobre las consecuencias de no recibir un rescate fiscal, el primer mandatario detalló que será demandado, el gobierno va a cerrar, ya que no tienen el dinero para ofrecer los servicios básicos. “Yo pedí las herramientas porque es un problema de Puerto Rico y queremos resolverlo, pero si no me dan las herramientas no podría hacer nada”.

Mientras, el congresista demócrata José Serrano celebró que se impidió establecer una Junta de Control Fiscal federal que absolviera los poderes del Gobierno de Puerto Rico y se mostró confiado en que la medida que tiene que presentarse para marzo próximo se incluyan otros beneficios para Puerto Rico.

“Pudimos impedir que llegara un Junta de Control que le quitara el poder a Puerto Rico. No sé si vendrá alguna clase de junta, pero no creo que vendrá una junta que le quite el poder a la Constitución puertorriqueña. Esto es una crisis que lleva años, y no se va a resolver en dos meses”, dijo el congresista en entrevista radial (NotiUno).

Serrano comentó que el hecho de que no se incluyera el Capítulo 9 de la Ley de Quiebras para Puerto Rico es otra victoria momentánea para los dueños de los fondos buitres y añadió que todavía los puertorriqueños pueden aguardar sus esperanzas en el Congreso.

El Vocero

 

Bhatia: “Negarnos el Capítulo 9 es una mezquindad”

El presidente del Senado Eduardo Bhatia calificó como una mezquindad y un acto irresponsable por parte del Congreso de Estados Unidos excluir a Puerto Rico al acceso al Capítulo 9 de la Ley de Quiebra Federal ni a la creación de una Junta Supervisora Fiscal para resolver la crisis fiscal en la isla dentro del proyecto de ómnibus presupuestario.