“Es necesario firmar ese acuerdo (con la Unión Europea) que no es de libre comercio, por eso nos hemos demorado dos años”- Rafael Correa, presidente ecuatoriano

42

Acuerdo negociado con la Unión Europea no es un TLC

El Presidente de la República, Rafael Correa, enfatizó que el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) no es un Tratado de Libre Comercio (TLC).

La semana pasada, Colombia y Perú hicieron público su apoyo para que Ecuador ingrese al acuerdo comercial Multipartes con la Unión Europea. “El acuerdo está negociado, necesitábamos el apoyo de Colombia y Perú para ingresar porque hay poder de veto” aclaró el Jefe de Estado, añadiendo que el resto es aceptación de la Unión Europea a nivel de diferentes instancias e instituciones. ‘Es necesario firmar ese acuerdo que no es de libre comercio, por eso nos hemos demorado dos años”, acotó.

La Unión Europea extendió las Preferencias Arancelarias hasta diciembre de 2016, por lo que el acuerdo es vital para evitar la pérdida de dichos instrumentos comerciales a partir de esa fecha, dado que Europa es el mercado principal no petrolero de Ecuador. Expresó, además, que una de las grandes falacias históricas es pensar que el libre comercio beneficia a todos, todo el tiempo. “No resiste el menos análisis ni técnico, ni empírico, ni histórico”, reflexionó.

El Jefe de Estado comentó que la semana anterior fue “histórica” para el país, pues se logró el pago puntual de deuda soberana, se concretó una de las mayores inversiones extranjeras a través de Schlumberger, y pese al año económicamente difícil que vive el país, se repotenció la Refinería Esmeraldas, ahorrando unos 300 millones de dólares al país.

Por otra parte, está semana inició ya el primer megaproyecto minero del país de Ecuacorriente, Mirador, con una inversión de 1.500 millones de dólares que generará -además- ingresos por explotación minera. ‘Pese a que se trató de un año duro, el país salió adelante’, reflexionó el Mandatario, durante el conversatorio con medios de comunicación esta tarde y noche, donde enumeró factores exógenos como la apreciación del dólar, colapso del mercado ruso, desaceleración de China, entre otros.

El Ciudadano

Más notas sobre el tema