Evo presenta Plan de Desarrollo 2016-2020: se cuadriplicará la producción energética

385

Con el objetivo de proyectar el desarrollo del país, mejorar la calidad de vida de los bolivianos y disminuir la brecha entre ricos y pobres, bajo la filosofía del Vivir Bien, el presidente Evo Morales presentó ayer el Plan de Desarrollo Económico y Social 2016–2020, que incluye las inversiones y proyectos destinados a las áreas sociales, energéticas, viales y económicas.

“Esperamos que el aporte de los distintos ministerios bajo la inspiración de las grandes reivindicaciones de nuestros movimientos sociales sea como gran aporte para seguir avanzando en el desarrollo y especialmente en la liberación de nuestro pueblo”, dijo.

En el lapso de cinco años se tiene previsto concretar una inversión pública de 48,5 mil millones de dólares. Entre los objetivos también se encuentra la reducción de la desigualdad de ingresos entre los más ricos y los pobres.

Entre las obras destacadas están la construcción, equipamiento y mejora de hospitales, inversión para la integración vial en las distintas regiones del territorio nacional, mejora en la cobertura y producción energética, nuevas viviendas sociales, entre otros proyectos.

En el ámbito social, el Gobierno propone la disminución de la extrema pobreza, de la mortalidad infantil y materna, mayor cobertura de los servicios de internet y telefonía móvil.
Según Morales, el plan fue trabajado en una serie de eventos técnicos y sociales, se plantean resultados “ambiciosos” hacia 2020 con proyectos específicos y recursos económicos gestionados oportunamente.

Beneficios sociales y mejora de la calidad de vida

En el ámbito social se tiene previsto reducir la pobreza extrema de 17,3% (dato de 2014) a 9,5% en 2020; la pobreza moderada de 39,3% a 24%.

También se prevé rebajar la desigualdad de ingresos entre los más ricos y los más pobres de 39 veces (2014) a 25 veces (2020), un porcentaje del 36%. Se debe recordar que el año 2005 esta brecha era de 129 veces.

En cuanto al agua potable, alcantarillado y saneamiento básico, se incrementará la cobertura de agua potable de 92% en 2014 al 95% en el área urbana y de 66% en 2014 al 80% del área rural. También se incrementará la cobertura de alcantarillado y saneamiento básico de 63% en 2014 al 70% en el área urbana y de 42% al 60 por ciento en el área rural.

Asimismo, en 2020 se efectivizarán los beneficios de la universalización de servicio de telefonía, acceso a internet y de cobertura satelital en las poblaciones que tienen más de 50 habitantes.

En cuanto a las viviendas se tiene previsto construir 51.250 casas y se mejorarán y ampliarán 63.710. En este punto, el presidente Morales aclaró que en esta gestión se empezará a dotar viviendas a madres solteras que no tienen casa.

Inversión para la salud

En el área de salud se tiene previsto invertir hasta 1.700 millones de dólares para la construcción, ampliación y equipamiento de establecimientos de salud. Entre las principales obras están los anunciados hospitales de cuarto nivel con una inversión de 580,4 millones de dólares.

El Oncológico se construirá en Cochabamba, el cardiológico en Tarija, el gastroenterológico en La Paz y el nefrourológico neurológico en Santa Cruz.

Entre algunos hospitales previstos para construir están el de Montero en Santa Cruz (75 millones de dólares), el de Potosí (47,7 millones), de Cobija, Pando, (78,7 millones), Clínica de La Paz (70 millones), de El Alto (49,2) millones, de Yacuiba, Tarija (27,4 millones), en Chuquisaca (75 millones), entre otros.

El PIB alcanzará los $us 57 mil millones en 2020

De acuerdo con el plan de desarrollo, el Gobierno proyecta un crecimiento promedio de 5,8% del Producto Interno Bruto (PIB) del país para el período 2016-2020.

En ese marco, el presidente Morales dijo que el PIB nominal del país crecerá hasta los 57.000 dólares para la gestión 2020, monto superior a los 9.000 dólares que era en 2006, cuando llegó a la Presidencia de Bolivia.

También precisó que al 2020 el PIB per cápita (por persona) en el país será de 5.000 dólares y las exportaciones superarán los 16.000 millones de dólares, la mitad captados por el sector no tradicional.

Asimismo, sostuvo que la inversión privada, en especial la extranjera directa, incluyendo aquella en sociedad con el Estado boliviano, alcanzará el 8% del PIB, lo que contribuirá al financiamiento de las actividades productivas.

La inversión pública nacional alcanzará los 48.574 millones de dólares, de los cuales el 55% será financiado con fuentes internas, 39% con externas y 6% provenientes de alcaldías y gobernaciones, de acuerdo con Morales.

Por otra parte, dijo que el Gobierno tiene garantizada la inversión de 70 millones de dólares para construir la nueva casa del Órgano Judicial en Sucre, reconociéndolo como la capital de la justicia boliviana.

100 mil estudiantes tendrán título técnico humanístico

En el ámbito educativo, el Jefe de Estado aseguró que hasta 2020, al menos unos 100 mil estudiantes concluirán el bachillerado técnico humanístico, de los 8.193 que se tenían el año 2014.

El proyecto de la Ley educativa Avelino Siñani y Elizardo Pérez plantea la implementación de un bachillerato técnico humanístico para que los egresados generen emprendimientos laborales o accedan a un empleo digno.

El plan tiene previsto incrementar de 82% al 90% la población de entre 4 y 17 años inscrita en las escuelas y colegios, además de mejorar el acceso a la formación técnica y tecnológica productiva en la educación alternativa.

Se construirán y equiparán 75 institutos técnicos tecnológicos para la formación de jóvenes profesionales con una inversión de 86,2 millones de dólares.

Además, hasta 2020 se beneficiará mínimamente a 500 nuevos profesionales del país con becas a maestrías, doctorados en universidades extranjeras.

Asimismo, se pondrá en marcha la ciudadela nuclear, en la cual se construirá una planta de irradiación gama Centro Nacional Ciclotrón y reactor nuclear de investigación en la ciudad de El Alto. Para la construcción del centro nuclear, que estará en esta urbe, se presupuestó una inversión de $us 300 millones.

La superficie cultivada será de 4,7 MM de ha

En los próximos cinco años, con el plan de desarrollo se prevé incrementar la superficie cultivada del país de 3,5 millones de hectáreas a 4,7 millones como mínimo.

En ese marco, se diversificará la producción agrícola e incrementará el rendimiento promedio de los principales cultivos mejorados, la variedad de semillas nativas y la producción ecológica y orgánica.

Se incrementará la superficie mecanizada de 2,6 millones de hectáreas a 3,8 millones como mínimo y un millón de hectáreas contará con sistemas ganaderos con manejo integral y práctica semiintensiva.

Las hectáreas saneadas tituladas pasarán de 63,2 millones a 100 millones de hectáreas, además de que la superficie bajo riego pasará de 362 mil a 700 mil hectáreas.

Asimismo, en el ámbito agropecuario, incrementará el número de cabezas de ganado vacuno de 8,5 millones a 11 millones como mínimo; de ovino de 9,5 a 11 millones; el porcino de 1,4 a 2 millones, y de camélidos de 3 a 4 millones.

Asimismo, anunció la inversión en distintas áreas de producción como la textil, con una inversión de 99,9 millones de dólares; granos, 171,7 millones; papa, 5,6 millones; lácteos, 99,4 millones; cueros, 16,9 millones; carnes, 215,9 millones; coca, 51 millones; frutícola, 6,6 millones; hortalizas, 51,4 millones y en madera, 50,6 millones de dólares.

Morales anunció que la banca múltiple incrementará la cartera destinada al sector productivo y vivienda de interés social del 37,5% en 2014, al 60% en 2020.

Gobierno invertirá $us 11 mil millones en vías

Otro eje fundamental del plan nacional es la integración vial, que tiene como objetivo la integración de las distintas regiones del territorio boliviano.

En este ramo, hasta el año 2020 se concluirá la construcción de 4.806 kilómetros de un total de 5,9 millones de kilómetros previstos por el Gobierno con una inversión superior a los 11 mil millones de dólares.

Entre algunos tramos destaca Patacamaya-Corocoro-Nazacara en La Paz, de 105 kilómetros y una inversión de 174,1 millones de dólares, mismo que formará parte de la carretera bioceánica y que conectará con el hito fronterizo IV con Perú.

También están en La Paz, Botijlaca-Charaña y Viacha-Charaña, de 156,4 kilómetros (108,6 millones de dólares); Unduavi-La Florida, 31 kilómetros (93 millones); Kilómetro 7-Puente Villa-Chulumani, de 33,2 kilómetros (99,6 millones); Escoma-Charazani, La Paz, de 87 kilómetros (130 millones); Charazani-Apolo, Apolo-Tumupasa, 267.47 kilómetros (789,1 millones).

Para unir a La Paz con Pando está previsto la construcción de 366.8 kilómetros de vía con una inversión de 1.012.5 millones de dólares. En Beni se tiene previsto la carretera Rurrenabaque-El Choro-Riberalta, de 508 kilómetros (608,4 millones de dólares); Yucumo-San Borja-San Ignacio de Moxos-Trinidad, 254.64 kilómetros (392,1 millones).

A estos se suman proyectos camineros en otros departamentos y la construcción de vías de trenes metropolitanos y de carga.

Cambio

Bolivia cerca a cuadriplicar su producción energética a 2020

Entre los años 2016 y 2020 se invertirá en el sector eléctrico nacional 5,8 mil millones de dólares y se podrá generar hasta 4.878 megavatios (MW), informó ayer el presidente del Estado, Evo Morales.

El dato fue expuesto durante la presentación del Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020 desde el Palacio de Gobierno en la ciudad de La Paz.

Afirmó que las inversiones y potencia efectiva señaladas podrán lograrse con la puesta en marcha de ar una serie de proyectos hidroeléctricos, termoeléctricos y de energías alternativas. Se tiene previsto que en cinco años se exportarán 2.592 MW de excedente a países vecinos, consolidando a Bolivia como el corazón energético de Sudamérica.

Entre algunos proyectos hidroeléctricos mencionados por Morales se encuentran: Miguillas, con una potencia estimada de 200 MW y una inversión de 447.5 millones de dólares; Ivirizu, 350 MW y 875 millones; San José, 124 MW y 244.8 millones; Banda Azul, 93 MW y 232,5 millones; programa de desarrollo de pequeñas centrales hidroeléctricas, 200 MW y 700 millones; Misicuni, 120 MW y 139 millones; Carrizal, 347 MW y 867.7 millones; Cambarí, 93 MW y 234 millones; Molineros, 132 MW y 330 millones; Rositas, 400 MW y 1.000 millones; El Bala, 1600 MW y preinversión de 106 millones, aunque este último proyecto podría llegar a generar hasta 4.000 MW.

Respecto de las plantas termoeléctricas, se incorporarán los ciclos combinados a los proyectos de Warnes, del Sur, Entre Ríos, cada uno con una potencia de 480 MW. En el caso de la termoeléctrica de Guaracachi se incorporará el ciclo combinado, llegando a generar 358 MW con una inversión de 48 millones de dólares. Además, se tiene la incorporación de los ciclos combinados de los proyectos Santa Cruz y Carrasco, de acuerdo con datos del Ministerio de Hidrocarburos y Energía.

En cuanto a la producción de energías alternativas, como biomasa, está San Buenaventura, que producirá 10 MW y se invertirán 34 millones de dólares; Cobija, de 20 MW y 34 millones; Riberalta, 20 MW y 34 millones.

En cuanto a la producción eólica, están los proyectos de Qollpana, que generarán 39 MW, con inversión de 83 millones de dólares; Warnes, de 20 MW y 48 millones; La Ventolera, 20 MW y 48 millones; San Julián, 30 MW y 72 millones; y El Dorado, 30 MW y 72 millones.
A nivel nacional, la cobertura del servicio de energía eléctrica pasará de 85,7% en 2014 a 97% en 2020; en el área urbana pasará de 96,7% a 100%, y en el área rural de 64,4% al 90% en el lapso de los siguientes años.

Gobierno invertirá $us 12,6 mil millones en hidrocarburos

El presidente Evo Morales anunció una inversión de 12.681 millones de dólares en los próximos cinco años en los distintos rubros hidrocarburíferos del país.

En exploración se invertirán 4.587 millones de dólares; en explotación 2.694 millones; en refinación 254 millones; en transporte 1.172 millones; comercialización 117 millones; almacenaje 184 millones; redes de gas 871 millones; industrialización 2.657 millones; y otras inversiones menores 145 millones.

Manifestó que la construcción de las plantas de gas natural licuado (GNL) y amoniaco-urea representan los primeros pasos hacia la industrialización del sector de hidrocarburos. “En el complejo propileno polipropileno la inversión, a 2020, será de 995,4 millones de dólares; para proyectos complementarios será una inversión de más de 2.000 millones (de dólares)”, recordó.

Además se tiene previsto que hasta el año 2020 las reservas de gas natural aumenten en 7 trillones de pies cúbicos (TCF) más. “De acuerdo con los estudios, se espera que las reservas probadas aumenten. El gas natural de 10,45 TCF certificados a 2013 a 17.45 TCF descubiertos hasta el año 2020”, aclaró.

Asimismo, refirió que la producción de gas natural aumentará de 60 millones de metros cúbicos día (MMmcd), que se tienen en la actualidad, a por lo menos 73 MMmcd a 2020. “Cuando llegamos al gobierno, en 2005, sólo se producía 30 MMmcd”, aclaró.

Cambio

Más notas sobre el tema