La justicia habilita por primera vez la adopción para una pareja del mismo sexo

El Tribunal de Primera Instancia de San Juan, le dio paso a la primera adopción de una pareja homoparental en Puerto Rico.

Es la primera vez que una niña pudo ser adoptada por una pareja del mismo sexo compuesta por su madre biológica y su pareja. La jueza Bouno de Jesús ordenó que la niña pueda inscribirse en el registro demográfico con los apellidos de sus dos madres.

La joven Juliana María Acosta Vélez y sus madres Ángeles Acosta Rodríguez y la doctora Carmen Milagros Vélez Vega celebraron a través de las redes sociales la determinación.

Las mujeres habían acudido al Tribunal Supremo de Puerto Rico en el 2013, el cual denegó el remedio que hoy es posible luego de la determinación del Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

En aquel entonces se le negó el derecho de adoptar legalmente a la menor, aunque el embarazo de Vélez fue planificado por ambas mujeres y logrado mediante inseminación artificial.

“¡Histórico! Se logra primera adopción homoparental en Puerto Rico. El estado reconoce que Juliana Acosta Vélez tiene dos mamás”, dijo el activista Pedro Julio Serrano.

Por su parte, el secretario del Departamento de Justicia, César Miranda, celebró la determinación del tribunal y describió la decisión como “una nueva conquista para los derechos civiles de los puertorriqueños”.

“Este caso ilustra la determinación y la voluntad de las madres de esta niña y es un reconocimiento a toda la lucha librada a través de la historia de los derechos humanos en Puerto Rico”, expresó el secretario.

Miranda explicó que esta decisión constituye un triunfo para el bienestar de los menores, ya que también tienen derecho a que se les reconozca como hijos de los padres y madres, independientemente de su sexo.

“Más importante aún, este caso es prueba irrefutable de que al final, el amor derrota todo obstáculo que se atraviese en su camino. Hoy celebro el que Puerto Rico sea más habitable, más solidario y más valiente al reclamar sus derechos. Mis más sinceras felicitaciones y buenos deseos para ambas madres y la niña”, concluyó.

El Vocero