Maduro rechaza declaraciones del primer ministro francés y ordena emitir nota de protesta

El presidente de la República, Nicolás Maduro, repudió este jueves las declaraciones del primer ministro de Francia, Manuel Valls, sobre Venezuela y ordenó a la canciller Delcy Rodríguez emitir una nota de protesta y convocar al embajador galo en Caracas para abordar cómo deben ser las relaciones con un país soberano y democrático como la nación suramericana.

Desde el Panteón Nacional, en Caracas, en un acto por los 185 años del fallecimiento del Libertador Simón Bolívar, el mandatario nacional fustigó la “visión siempre colonial racista” que evidenció Valls con sus palabras.

“Repudio y rechazo las declaraciones insolentes, invervencionistas, inmorales del primer ministro de Francia”, enfatizó en transmisión conjunta de radio y televisión.

Añadió que ordenó a Rodríguez citar al embajador de Francia, Frédéric Desagneaux, para decirle “muy claramente cuáles son las condiciones para tener relaciones con un país libre e independiente”.

Este jueves, el primer ministro francés publicó en su Twitter una carta en la que felicita a la coalición de derecha en Venezuela autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por haber alcanzado la mayoría en la Asamblea Nacional (AN) durante las legislativas del 6 de diciembre, y pidió la liberación de Leopoldo López.

Este dirigente de la ultraderecha encabezó en 2014 el plan conocido como La Salida, estrategia conspiradora que tuvo como resultado personas asesinadas, daños a bienes públicos, a instituciones educativas, centros de salud y unidades de transporte masivo. López fue encontrado culpable por la justicia, que lo condenó a 14 años de prisión por incurrir en delitos como instigación pública y ser promotor de la violencia.

El jefe de Estado abogó por la soberanía nacional y el respeto a la autodeterminación del pueblo venezolano. “Nosotros no nos metemos con nadie, que nadie quiera meterse en Venezuela o pretenda pensar que en Venezuela, con las dificultades que pasa, llegó el momento de gobernarnos desde otras capitales, desde otros países”.

Acompañado por los representantes de los poderes públicos del país, el mandatario exigió respeto por las leyes nacionales. “Nosotros queremos paz interna, ocuparnos de nuestros problemas y avanzar en la superación, en la solución de nuestros problemas. Y lo vamos a hacer con la Constitución”, enfatizó.

Maduro lideró este jueves los actos conmemorativos en honor al Padre de la Patria, quien falleció el 17 de diciembre de 1830 en la Quinta de San Pedro Alejandrino, ubicada en Santa Marta.

El Jiropo

Gobierno venezolano acusó a EE.UU. de practicar “terrorismo judicial”

El Gobierno de Venezuela rechazó ayer la actuación de EE.UU. a la que llamó “terrorismo judicial y policial”, después de publicarse que la Justicia estadounidense prepara una acusación contra dos funcionarios venezolanos por supuestamente recibir dinero del narcotráfico.

El estado venezolano expresó “su más profundo rechazo a la política exterior estadounidense, que a través de terrorismo judicial y policial por parte de sus agencias nacionales y mediante campañas mediáticas mundiales, persigue, amenaza y coacciona el ejercicio del Poder Público venezolano”, señaló en un comunicado.

Esta reacción tiene lugar luego de conocerse que, según el diario The New York Times, la justicia estadounidense prepara una causa para intentar llevar ante los tribunales al comandante de la Guardia Nacional venezolana, Néstor Reverol, y al antiguo oficial de la unidad antidrogas Edilberto Molina.

La acusación, según el periódico, representará un nuevo caso en los intentos de la Justicia estadounidense por perseguir a “quienes han asumido un importante papel en el narcotráfico”.

En el comunicado, el Gobierno de Venezuela, en cabeza de Nicolás Maduro, defendió a Reverol asegurando que hasta ahora la responsabilidad del jefe militar “justamente es el control antidrogas con acciones cuyo éxito ha sido notable”.

El texto del Gobierno venezolano, que no hace mención alguna sobre el segundo funcionario señalado, afirma que fue bajo la gestión de Reverol que “se han alcanzado los logros más ostensibles en materia de control y prevención del nefasto negocio del tráfico de drogas ilícitas”.

En este sentido, Venezuela “exige” al Gobierno del presidente de EE.UU., Barack Obama, “que ajuste sus procedimientos a la legalidad internacional, evitando manipulaciones que seguramente obedecen a intereses subalternos ajenos a la correcta y segura respuesta jurídica contra el crimen”.

La acusación contra Reverol podría ser anunciada este mismo mes y representará uno de los casos de alto perfil que involucran presuntamente a la élite política venezolana, dice el diario estadounidense.

Según las mismas fuentes, Reverol presuntamente ha estado “más de una década” en la nómina de las organizaciones criminales “que supuestamente tenía que perseguir”.

El Tiempo