México: el Congreso inicia el debate sobre la legalización de la marihuana

El Congreso de la Unión inició ayer el debate sobre el consumo de la mariguana, con la instalación del Consejo Técnico para las Alternativas de Regulación de ese enervante, a cargo de los presidentes del Senado, el panista Roberto Gil Zuarth, y de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano.

El titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Manuel Mondragón y Kalb, insistió en el Senado: “La mariguana sí hace daño. No es una sustancia inocua, es adictiva, y la adicción es una enfermedad.

“Uno de cada seis niños o adolescentes creará adicción a la mariguana. Allá se los dejo para que lo analicemos, ¿eh?: uno de cada seis va a ser adicto. ¿Que no aumenta la liberación? Sí aumenta, sin duda.”

Mondragón y Kalb advirtió a los legisladores: “Ustedes saben cuánto cuesta internar a alguien que consume mariguana, cocaína, etcétera: de 30 mil a 120 mil pesos. No hay dinero para eso. Pero además no existen suficientes hospitales y clínicas para el manejo de este tipo. Si se libera (el consumo), se nos va para arriba”.

La directora del Instituto Nacional de Siquiatría, María Elena Medina Mora, señaló que “un libre comercio me parece que es muy peligroso, porque tenemos las lecciones aprendidas de la regulación del tabaco y el alcohol. El tabaco sigue causando muchas muertes prevenibles y el alcohol sigue siendo el principal factor de riesgo de enfermedad y de muerte prematura en adolescentes y jóvenes”.

Hay otros efectos para la salud, destacó Medina Mora: “Enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Ponderar los beneficios y los riesgos permitirá llegar a una situación mejor para nuestro país”.

A su vez, David Kershenobich, director del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, aseveró que el uso de cannabinoides tiene efectos positivos en términos médico-terapéuticos, pero también negativos. Hay que ponderar ambos aspectos desde el punto de vista de la salud para entonces poder tocar aspectos jurídicos, señaló.

El representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Drogas y el Delito, Antonio Mazzitelli, dijo: “Qué bueno que este debate haya llegado al Senado y a la Cámara (de Diputados), pero hay que decir que éste ya dura más de 15 años. Aquí en México solamente, justamente, el representante de la UNAM mencionó el debate que se realizó en 2012”.

Subrayó que la mariguana es una droga que está incluida en la lista de las convenciones internacionales por el riesgo a la salud que conlleva. Los expertos de todo el mundo siguen diciendo que cualquier fórmula adoptada en materia de regulación debe tener en cuenta que es una droga, que hace daño, y que justamente el derecho colectivo a la salud debería ser considerado frente a otros, que son los derechos individuales.

Gil Zuarth se pronunció por un debate responsable en el que se tomen las decisiones que convengan a México. Subrayó: “Estados Unidos, nuestro principal vecino y consumidor, está ensayando distintas modalidades de legalización en sus estados. Esto tendrá una implicación directa en nuestro país y tenemos que estar preparados. México no puede seguir poniendo los muertos, mientras Estados Unidos sigue poniendo los consumidores”.

La Jornada