Panamá: el lunes la Corte decide si arresta o no al expresidente Martinelli por casos de escuchas ilegales

El lunes 21 de diciembre será decisivo para el expresidente Ricardo Martinelli, que desde enero está autoexiliado en Miami.

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia decidirán en audiencia pública si autorizan o no su detención provisional en el caso de los ‘pinchazos telefónicos’.

Ayer, en una sesión extraordinaria, el pleno acordó esa fecha para efectuar la audiencia oral y pública para resolver la solicitud de detención girada contra Martinelli por el fiscal del caso, Harry Díaz, en la audiencia de formulación de acusación del 11 de diciembre, a la cual no asistió.

El evento se realizará a las 3:00 p.m. en la sala del Segundo Tribunal de Justicia.

Juan Carlos Araúz, vicepresidente del Colegio de Abogados, dijo que al estar radicado en Estados Unidos, tendría que presentarse una solicitud de extradición al Gobierno estadounidense, tomando en cuenta un convenio entre ambos países en materia judicial.

Sin embargo, será un proceso complicado, ya que esa nación debe evaluar las condiciones procesales del solicitado y la orden emitida para luego ver lo referente al principio de especialidad, en materia de extradición, que señala que la persona solo sea juzgada por ese único expediente. Es decir, que los otros casos no podrán ser tratados.

RECURSOS ANTE LA CORTE

Martinelli, diputado del Parlamento Centroamericano, publicó ayer en Twitter: ‘como demócrata agotaré todos los recursos que me dá la ley, pese a que en Panamá no hay democracia (sic)’.

El abogado Carlos Carrillo, apoderado judicial de Martinelli, presentó este martes ante José Ayú Prado, presidente del Judicial, dos recursos para frenar decisiones del último proceso al que Martinelli se ausentó.

El primero es un amparo de garantías constitucionales en contra de la orden, emitida por el magistrado juez de garantías Jerónimo Mejía el 11 de diciembre, de abrir el acto de audiencia sin resolver previamente un recurso de incidente de objeción.

Ese día, Mejía declaró en ‘rebeldía’ al exgobernante por no comparecer a la audiencia, habiendo sido notificado el 2 de diciembre.

En la demanda, pide revocar la orden de Mejía de ordenar abrir el acto de audiencia y no resolver antes el incidente de objeción presentado contra las actuaciones del magistrado Díaz.

El incidente de objeción había sido presentado el 12 de octubre, debido a que Díaz presentó tres días antes un escrito de acusación, luego de concluir la investigación en la causa penal y, según la defensa, acusó cuando a Martinelli no se le ha imputado cargo alguno.

El abogado señala que el artículo 345 del Código Procesal Penal establece que, una vez iniciado el acto de acusación, debía resolver las cuestiones previas.

Carrillo también llevó a la Corte un amparo de garantías constitucionales en contra de la orden de Mejía de declarar en rebeldía a Martinelli y pide que se revoque.

En el documento explicó que Martinelli no tiene calidad de imputado, no fue notificado personalmente de la audiencia convocada, no se ha evadido, no se encuentra bajo fianza y tiene paradero desconocido. ‘Se ha violentado los derechos fundamentales del debido proceso y derecho a la defensa’, dijo.

HABEAS CORPUS

Bajo la ponencia de la magistrada Gisela Agurto, los magistrados rechazaron ayer, por no viable, la acción de hábeas corpus preventivo a favor de Martinelli que buscaba frenar la orden de arresto que solicitó el fiscal Díaz.

Sidney Sitton, abogado del exmandatario y gestor del recurso, opinó que se vive un gobierno de ‘odios y venganzas en un Estado salvaje que no respeta el debido proceso legal’.

‘Al ser notificado y al no haber comparecido, lo procedente es que sea declarado en rebeldía’, dijo Mejía.

En este caso, se ha identificado 150 personas espiadas durante el pasado gobierno, por lo que el fiscal Díaz ya pidió en octubre 21 años de cárcel para Martinelli.

La Estrella