Paraguay: intendente de Asunción asume con una ciudad en “emergencia” y con más de 65 mil damnificados por inundaciones

42

El equipo de Mario Ferreiro inició sus actividades un día después de la toma de posesión del ex comunicador, informó Telefuturo.

La reunión arrancó bien temprano en la mañana de este domingo y se tocaron diversos temas, destacándose la crisis en la capital por la crecida del río Paraguay a consecuencia del fenómeno climático El Niño, que trajo consigo poderosas tormentas que castigaron a la capital y varios sectores del país.

Sobre el punto, Ferreiro señaló que está pautada una reunión para este lunes a las 07.30 con Joaquín Roa, titular de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), para delinear un plan de acción.

El recién asumido “Lord Mayor” de Asunción reconoció la problemática social que acarrea la crecida y dijo que no descarta pedir ayuda internacional. Mencionó a las Naciones Unidas (ONU) como una opción y la ayuda que se podría solicitar sería el envío de carpas para refugios, así como asistencia médica y provisión de medicamentos.

Según datos oficiales, unas 65.000 personas ya fueron evacuadas de las zonas inundables en la capital. El nivel del río Paraguay se encuentra actualmente en siete metros con veinte centímetros, cifra que podría aumentar de mantenerse el nivel de lluvias de las últimas semanas.

Al asumir su cargo el sábado, Mario Ferreiro advirtió que la ciudad de Asunción está en emergencia social, ambiental y de infraestructura, y que su prioridad en los primeros días será la atención a las miles de familias damnificadas en las zonas ribereñas.

Última Hora

El intendente Mario Ferreiro reiteró a través de sus redes sociales que la Municipalidad de Asunción tiene un “faltante grande de circulante” de US$ 16 millones. Una de las medidas para enfrentar esto es “depurar” la institución de planilleros.

“Estamos con un faltante grande de circulante, eso vamos a determinar después por qué, se habla de una deuda flotante de US$ 16 millones”, escribió el jefe comunal en su fanpage de Facebook. Ayer, durante el acto de juramento, también se había referido al respecto, diciendo que la deuda corresponde a provisión de insumos, préstamos contratados y otros compromisos financieros.

Luego de referirse a la millonaria deuda, el intendente recordó que es un compromiso la depuración de “las personas que cobran y no vienen a trabajar”, es decir, los famosos planilleros.

“Inclusive los propios sindicatos así lo entienden, el que se presenta y no trabaja es un planillero y estamos dispuestos a hacer la depuración”, manifestó. La relación entre ambas noticias sería que por un lado, existen deudas, pero por otro lado, se malgasta en planilleros.

Prioridad

La agenda de hoy de Ferreiro se dedicó a los damnificados. De hecho, durante su discurso al asumir ayer, manifestó que Asunción está en emergencia y que los afectados por las inundaciones serán prioridad dentro de su administración. A primera hora, se reunió con su Gabinete y luego recorrió las zonas afectadas.

“Trabajamos en soluciones definitivas para problemas recurrentes, pero de aquí a entonces la ayuda no puede esperar”, dijo el jefe comunal en su cuenta de Twitter, con una imagen de su recorrido en la zona del refugio para los pobladores de Cateura, del Bañado Sur.

ABC

Ya son 65.000 damnificados

inundaciones_paraguay.jpg_1718483346

El número de damnificados por la crecida del río Paraguay en Asunción llegó a 13.000 familias, lo que significa unas 65.000 personas de las zonas ribereñas que dejaron su casa ante el avance del agua tras las intensas lluvias de las últimas semanas.

Aproximadamente 65.000 personas fueron desplazadas por la crecida del río Paraguay, que ya sobrepasó los 7,20 metros, superando incluso el pico alcanzado en invierno de 2014. Son en total 13.000 familias -la mayoría de escasos recursos- que están refugiadas en 100 albergues dispuestos por la Secretaría de Emergencia Nacional.

Según la institución, la ayuda tanto en mano de obra como en elementos para la construcción de viviendas precarias y alimentos está llegando a los damnificados y se seguirá asistiéndolos. El viernes, sin embargo, se registró una manifestación frente al edificio de la SEN, donde bañadenses denunciaron una serie de falencias.

La situación de los damnificados no es nueva: desde hace varios años, las personas que pueblan las zonas ribereñas pasan algunos meses en los refugios y otros en sus casas, debido a la subida del cauce hídrico. El Estado destina millones de dólares cada año para asistir a los damnificados y las promesas de viviendas dignas siguen sin concretarse para estas personas.

Días atrás, el presidente de la República, Horacio Cartes, en un inusual discurso, hizo mea culpa sobre la situación de los damnificados: dijo que aun cuando se cuente con recursos es difícil construir las viviendas; acotó que esas viviendas no deberían ser precarias. “No nos damos cuenta, pero aquí al lado, nuestros vecinos están bajo agua y nosotros en el Palacio y otros en el Congreso, y hasta cuando tenemos recursos nos cuesta hacerles viviendas. Y ojalá que esas viviendas no sean: ‘Te saco de un chiquero y te llevo para otro chiquero’”, dijo.

Entretanto, los damnificados solicitan desde hace días acciones más contundentes de la Municipalidad de Asunción, que recién desde hoy cuenta con nuevas autoridades que deberán hacer frente a esta emergencia. La subida del río no afecta solo a los pobladores de los Bañados en Asunción y Gran Asunción, sino también a ciudadanos de varias ciudades del interior del país.

ABC

Mario Ferreiro jura y admite que toma una Asunción en emergencia

El intendente de Asunción, Mario Ferreiro juró la tarde de este sábado en un solemne acto que se realiza en el hall de la sede del municipio, ubicado sobre la avenida Mcal. López. Admitió que recibe una ciudad en emergencia social, ambiental, administrativa y de infraestructura.
Con un megáfono, ya que el sistema de sonidos presentó fallas, Mario Ferreiro cumplió con el trámite de juramento. “Sí, juro”, exclamó con firmeza luego de la fórmula que le leyera el colorado Hugo Ramírez, titular de la Junta Municipal.
El acto inicial estaba marcado para realizarse en la explanada de la sede comunal, pero debido a las intensas precipitaciones que se registran desde ayer en gran parte del país, y que afectó también a la capital, la organización decidió realizar el juramento en el hall de la Municipalidad de Asunción.
Con un discurso inclusivo, firme y consciente del gran trabajo que tiene por delante, Mario Ferreiro se dirigió a los presentes señalando punto por puntos los aspectos en los que se enfocará en los próximos cinco años al frente de la comuna capitalina.

Durante su alocución, Mario Ferreiro manifestó que “la herencia que recibimos es una ciudad con graves problemas, en ese sentido indicó que Asunción se encuentra en estado de emergencia social, ambiental administrativa y de infraestructura”, precisó para arrancar los primeros aplausos.

Al respecto, el nuevo intendente señaló que las actuales inundaciones que afectan a más de 15 mil familias asuncenas podrían empeorarse con el fenómeno El Niño que “amenaza con prolongar el padecimiento de los compatriotas, entre los que se encuentran miles de niños y adultos mayores”.

Aseguró que ateniendo a esta realidad su primera actividad oficial será visitar al ministro de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, este lunes a las 7.30, para asistir a aquellas personas que se encuentran “con el agua hasta el cuello” y que reclaman una solución.

No obstante, precisó que la solución definitiva a este drama social pasa obligatoriamente por la concreción de una franja costera. En relación a este soñado proyecto, Ferreiro sostuvo que ya está encaminada una mesa de trabajo en la que la Pastoral Social y el propio Arzobispo de Asunción colaboran con el proyecto.

“Basta de egoísmo, hagamos la franja costera por esos 30 mil niños que hoy están con los pies en el agua” expresó.

Transparencia y gestión

En el aspecto que tiene relación a la gestión desde el interior de la comuna, el excomunicador expresó que habrá que hacer hincapié en la transparencia y en el mejoramiento de la capacidad de gestión, para el efecto, el titular de la Comuna capitalina propone trabajar de cerca “con las comisiones vecinales, disminuir la burocracia y castigar severamente la corrupción”, recalcó.

Para esta tarea será necesaria la acción conjunta del Ejecutivo y del legislativo municipal, así como de los funcionarios municipales a quienes llamó “compañeros, y cuyo trabajo se debe dignificar, admitió Ferreiro.

Otros de los temas puntuales que prometió el intendente que serán atendidos urgentemente son el sistema vial que está actualmente colapsado y el de desagüe pluvial.

Para el primero, el titular de la comuna indicó que se debe establecer una emergencia vial para cometer un trabajo denodado y profundo en las arterias capitalinas, en ese sentido, dio la bienvenida a las inversiones privadas para la atención puntual de los planes urbanísticos.

Para la cobertura de desagüe pluvial, debe realizarse un aumento importante de lo que se ha invertido hasta ahora. “No podemos aceptar una ciudad cuya inversión física privada crece exponencialmente sin el acompañamiento de los servicios básicos” sostuvo. En ese sentido, Ferreiro aseguró que acompañará el trabajo que realiza la Essap en su tarea de desagüe cloacal con especial énfasis en plantas de tratamiento que están en construcción.

Finalmente Ferreiro prometió mejorar el tránsito vehícular promoviendo los medios alternativos como bicicletas, gestionar planes de educación vial, y mejorar el trabajo de la Policía Municipal de Transito, aumentando los efectivos policiales en las calles.

Última Hora

 

Volver

Más notas sobre el tema