Pese a los cruces entre Venezuela y Argentina, el Mercosur cierra cumbre presidencial con llamados a la integración

429

Los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay coincidieron este lunes en fortalecer el Mercosur durante la 49 cumbre del bloque celebrada en Asunción, la capital paraguaya, mediante una mayor integración y búsqueda de nuevos mercados.

La ausencia del presidente Nicolás Maduro de Venezuela, el otro socio pleno del Mercado Común del Sur (Mercosur), no fue obstáculo para que la situación política en ese país recibiera elogios y críticas, estas últimas lanzadas por el mandatario argentino Mauricio Macri, quien participó por primera vez en este foro. Uruguay, a través del presidente Tabaré Vázquez, prometió ejercer en el primer semestre de 2016 una presidencia pro témpore que enfatice en los aspectos económicos del espacio que aún no se resolvieron.

PARAGUAY, EL ANFITRIÓN

Las deliveraciones que se extendieron durante poco más de dos horas se desarrollaron la mañana de este lunes en el centro de convenciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en la ciudad de Luque, parte del Gran Asunción. La calurosa Asunción recibió a los visitantes en medio de una gran inundación del río Paraguay, la cual provocó el desalojo de sus hogares de unas 100 mil personas, según cifras del gobierno del país anfitrión.

En sus intervenciones, los gobernantes coincidieron en el rol del bloque regional para hacer frente a los actuales desafíos globales. El presidente paraguayo Horacio Cartes dio la bienvenida a sus colegas Dilma Rousseff de Brasil, Macri y Vázquez, al hacer un balance de la presidencia pro témpore paraguaya que transcurrió en el segundo semestre del año que concluye.

Entre los avances más destacados de ese periodo Cartes mencionó la identificación de las medidas arancelarias y no arancelarias que constituyen barreras al comercio, a efecto de eliminarlas. También valoró como un logro el resultado de las negociaciones para concretar un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

A su juicio, se trata de «una nueva y valiosa oportunidad, para lograr la apertura de nichos de mercado y posibilidades comerciales para las exportaciones de nuestros países». La oferta del Mercosur está lista y «solo nos queda esperar la confirmación de la fecha, por parte de la UE, para formalizar el intercambio», informó.

MACRI, EL ESTRENO

Muchas de las miradas se centraban en el estreno en foros internacionales de Macri, quien asumió la presidencia de Argentina el pasado 10 de diciembre. En su discurso, el jefe de Estado argentino reafirmó su «compromiso» con el Mercosur y pidió adoptar valores de «flexibilidad» y «previsibilidad» en el relacionamiento interno.

«El Mercosur es un proyecto para pensar hacia el futuro. Subrayo esta línea de futuro porque el Mercosur tiene que ser el horizonte que nos guíe, especialmente en momentos de mayor dificultad», aseveró. Entre las prioridades del bloque mencionó la necesidad de avanzar en las negociaciones con la Unión Europea (UE) y con la Alianza del Pacífico (integrada por Chile, Colombia. México y Perú). «Si nos proponemos avanzar juntos, podremos llevar al Mercosur al siglo XXI, tengo toda la confianza hacia el Mercosur porque tengo presente que es un proyecto para pensar hacia el futuro», señaló Macri.

BRASIL, MAS ACUERDOS

Otra protagonista de la jornada fue Dilma Rousseff, quien afronta el inicio de un proceso de juicio político en su contra y que este lunes recibió varias muestras de solidaridad de sus colegas. La presidenta de Brasil también mencionó la necesidad que el Mercosur logre acuerdos comerciales con la Unión Europea y con otros países para afrontar la crisis económica que afecta a la región.

La mandataria dijo que el fortalecimiento del bloque pasa por las cooperaciones interregionales y en ese sentido destacó los esfuerzos de la presidencia pro témpore paraguaya de la segunda parte de 2015, con miras a esa apertura.

URUGUAY, PRESIDENCIA SEMESTRAL

La responsabilidad de asumir la conducción temporal del bloque regional recae en el presidente uruguayo Tabaré Vázquez, quien aseguró que a casi 25 años de su fundación el Mercosur está «fatigado». «Las manifestaciones de esta fatiga son evidentes, es necesario abordar las causas que llevaron al organismo regional a ese estado, a fin de reconocer los síntomas, para luego resolverlo», precisó.

Anunció que la presidencia semestral uruguaya trabajará «pertinazmente» junto a los otros socios para plantearse «objetivos razonables». «Vamos a trabajar sobre los aspectos comerciales y económicos que son la razón de ser del Mercosur», remarcó. También manifestó su disposición a «intercambiar a la brevedad la lista de ofertas con la UE e iniciar las negociaciones». Recordó que de 2013 a 2015 sólo el 11 por ciento de las normas aprobadas en el Mercosur refirieron al área económica y comercial.

«Tan bajo porcentaje está indicando algo. Ello no significa subvalorar o desatender otras áreas que hacen a la integración y respecto a las cuales también comprometemos esfuerzos», aclaró.

La Prensa

Presidentes expresan compromiso de profundizar integración regional

En ocasión de la XLIX Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común que se realizó en Asunción, este 21 de diciembre de 2015, las Presidentas y Presidentes de los Estados Partes presentaron un comunicado que destacó 37 puntos, en el que reiteraron su firme compromiso con el MERCOSUR, destacando que sus objetivos deben orientarse a profundizar la integración y el desarrollo de los pueblos, la consolidación de la democracia y el respeto de los derechos humanos.

El Presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, la Presidenta de la República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff; el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales; el Presidente de la República del Paraguay, Horacio Cartes; el Presidente de la República Oriental del Uruguay, Tabare Vazquez; y la Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Delcy Eloína Rodriguez Gómez, presentaron un documento que refleja parte de los acuerdos alcanzados.

El documento recoge la determinación de los mandatarios de reforzar las dimensiones sociales y ciudadanas de la integración, resaltando la importancia de los trabajos que se desarrollan en los distintos foros, para asegurar la generación de empleo o crecimiento económico con justicia e inclusión social.

Los mandatarios regionales destacaron la importancia estratégica del Fondo para la Convergencia Estructural del MERCOSUR (FOCEM), como el más importante instrumento de mitigación de las asimetrías entre Estados Partes del MERCOSUR, en particular de las economías menores y regiones menos desarrolladas, y como relevante fuente de financiamiento para proyectos de impacto en la región.

Los Presidentes celebraron la realización de la XIX Cumbre Social del MERCOSUR, que contó con la participación activa de representantes de movimientos y organizaciones sociales del bloque, reforzando el protagonismo popular en la construcción de la unidad regional. También reafirmaron la importancia de fortalecer el intercambio de saberes y experiencias de nuestras comunidades, como forma de contribuir en la elaboración de propuestas que impulsen la integración regional.

En materia de salud se congratularon por la Reunión de Ministros de Salud realizada en Asunción el 13 de noviembre de 2015, en la cual se estableció el mecanismo de precios para la compra conjunta y coordinada de medicamentos con impactos en la salud pública.

Reconocieron la importancia de la II Reunión de Autoridades sobre Privacidad y Seguridad de la Información del MERCOSUR (RAPRISIT) para la proposición de políticas e iniciativas comunes en el área de seguridad cibernética, la privacidad, la protección de los datos personales, la confianza en el uso de Internet, la prevención y el combate al cibercrimen, mediante estrategias y políticas de ciberseguridad, promoviendo la coordinación local y regional respetando las particularidades de los Estados miembros.

Los mandatarios renovaron su compromiso de avanzar en la profundización de la dimensión social y ciudadana del MERCOSUR y saludaron la adopción de la Declaración de Asunción “Por un MERCOSUR más inclusivo para todos y todas”, por medio de la cual fomentan la participación e inclusión de todas las instancias sociales del MERCOSUR en la Comisión de Coordinación de Ministros de Asuntos Sociales del MERCOSUR (CCMASM), para colaborar en la revisión y actualización del Plan Estratégico de Acción Social (PEAS).

Reconocieron a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, como la instancia multilateral para la negociación en esta esfera y la imperiosa necesidad del respeto a sus principios, en particular, el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, congratularon la realización de la XXI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 21) y de la Undécima Conferencia de las Partes del Protocolo de Kyoto (CMP 11).

Ver aquí el comunicado completo

Mercosur

El cruce de Macri y Delcy Rodríguez, síntoma de las nuevas relaciones entre Argentina y Venezuela

Macri disertó en la 49º Cumbre de Jefes y Jefas de Estado del Mercosur en Asunción, Paraguay, y dijo: «Así como quisiera aprovechar para pedir prudencia a la oposición después de los comicios, también quiero pedirle al gobierno venezolano que trabajemos incansablemente para lograr una verdadera cultura democrática en la región que incluya a todos».

«Y pido expresamente por la pronta liberación de los presos políticos en Venezuela, porque en los Estados parte del Mercosur no puede haber lugar para presos por razones ideológicas ni la privación ilegítima de la libertad», sostuvo.

La canciller Delcy Rodríguez, en representación del presidente Nicolás Maduro -quien desistió a último momento de participar de la Cumbre- lo escuchaba con un discurso preparado, en vistas a las imágenes que mostró durante su disertación.

Macri formuló el pedido luego de dar marcha atrás con la invocación a la cláusula democrática del Mercosur por Venezuela; sin embargo se preveía que se trataría el tema en la Cumbre, ya que uno de los ejes de campaña y el principal en materia internacional, fue el pedido de la liberación del líder opositor Leopoldo López.

Nicolás Maduro incluso fue el único presidente de la región que no participó de la asunción de Macri, tras acusarlo, horas antes, de ser «ultraconservador» y un «burgués de la elite»; y Rodríguez había sostenido también que la canciller argentina, Susana Malcorra, realiza una «persistente e ilegítima injerencia en asuntos internos de Venezuela».

Rodríguez sostuvo que «si vamos a hablar de derechos humanos de forma pacífica, como pidió Macri, tenemos que hacerlo sin doble moral. No podemos defender a los violentos y criminalizar las protestas sociales», y destacó que «Venezuela hoy es ejemplo de Derechos Humanos en el mundo, no existe hoy en otro país la cantidad de programas sociales que tiene hoy la Nación».

Pero Rodríguez cometió un error al sostener que uno de los primeros anuncios de Macri fue de «liberar a los responsables de las torturas, desapariciones y asesinatos durante la dictadura en Argentina».

Por esa razón, Malcorra posteriormente sostuvo que el presidente Mauricio Macri «decidió que no va a responder» las acusaciones de su par venezolana, y dijo que el mandatario «escuchó con preocupación por la desinformación del contenido de la respuesta; por lo demás, él escucha a todos y sigue adelante».

En rigor, Macri se manifestó contrario a ello y afirmó que «los juicios de lesa humanidad van a continuar» en noviembre, luego de que el matutino porteño La Nación emitiese un editorial en la que reclamaba por la liberación de los represores de la última dictadura condenados por delitos de lesa humanidad en los últimos años.

De este modo, aquellas relaciones estrechas que se generaron durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Hugo Chávez, que inclusive fomentaron el «No al ALCA» y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), hace 10 años, son parte de la historia de la integración regional.

Télam

Bolivia propone en Mercosur un ‘Estado Continental Plurinacional’

En su primera participación como miembro pleno del Mercado Común del Sur (Mercosur), Bolivia propuso la consolidación de un “Estado Continental Plurinacional” para enfrentar la crisis económica global y la caída de precios de las materias primas.

“Influir en la regulación de precios y de reorientar el curso de la mundialización económica dominante es actuando como continente, como Estado Continental Plurinacional y como una única economía continental”, afirmó Morales durante su partición en la cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, que se realizó en Asunción, capital de Paraguay, que ejerce la presidencia temporal del bloque.

El Mandatario agregó que la problemática en la economía mundial pone en riesgo los avances en la lucha contra la pobreza y el crecimiento económico, por lo que advirtió una “desaceleración de nuestras industrias” y “la contracción de mercados a nuestros productos”, por lo que instó a proteger a los Estados de “las dictaduras de los mercados mundiales”.

Bloque. Entre el domingo y lunes, Bolivia participó en la cita, por primera vez como miembro pleno del Mercosur, después de que en julio, en Brasilia, las naciones que forman parte de este bloque —Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela— firmaran el protocolo de adhesión del país.

En 2012, cuatro de esos países ya habían firmado el ingreso de Bolivia, pero en ese entonces no estaba presente Paraguay, que fue apartado del bloque temporalmente tras la destitución del expresidente Fernando Lugo, una acción considerada antidemocrática por los países socios.

En ese marco, el Gobierno boliviano tiene hasta 2019 para adecuarse a las normas que rigen el bloque, lo que implica, entre otras condiciones, usar la Tarifa Externa Común (TEC), que se utiliza en transacciones comerciales con terceros países.

En el encuentro de Asunción, aparte de Morales participaron el presidente paraguayo, Horacio Cartes; de Argentina, Mauricio Macri (su primera cumbre); de Uruguay, Tabaré Vázquez; de Brasil, Dilma Rousseff; Michelle Bachelet, de Chile, además del primer ministro de Guyana, Moses Veerasammy Nagamootoo. El único ausente fue el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien fue representado por la canciller de ese país, Delcy Rodríguez.

Durante su discurso, el Mandatario boliviano insistió en que el Mercosur es el escenario “decisivo” para la “integración física, medioambiental, energética y social” para consolidar un “mecanismo poderoso” y así poder enfrentar al “caos internacional”.

intervención. “Hoy más que nunca el proceso de integración exige a nuestros pueblos y gobiernos una mirada más amplia y un compromiso político más amplio” en el entendido de que el nuevo escenario mundial está marcado por las “intervenciones de Occidente en Oriente, Asia y África, con el objetivo de ajustar esa crisis por medio de la guerra y controlar las fuentes de energía”, señaló el presidente Evo Morales.

La plenaria de ayer fue instalada por el presidente paraguayo Cartes, quien llamó a la integración regional para atraer inversiones en favor de los países miembros y disminuir las asimetrías económicas locales.

“Tenemos hoy la oportunidad de inaugurar una época de mayores realizaciones frente a la globalización, la alternativa de la unidad es la más segura para que nuestros países se ubiquen en la vía del desarrollo con inclusión social, en ello hemos puesto el esfuerzo durante nuestra presidencia pro témpore en el convencimiento que el Mercosur fue y debe ser un proceso de profunda integración económica y comercial”, afirmó. El bloque regional fue fundado el 26 de marzo de 1991 y establece mecanismos de complementación productiva e integración económica. Se reúne dos veces por año.

Adhesión del país al bloque

Membresía

Bolivia es el sexto país que conforma el Mercosur, luego que en julio se firmó su adhesión como miembro pleno del bloque sudamericano, con voz y voto en las decisiones.

Trámite

La adhesión de Bolivia debe ser ratificada por los congresos de Brasil, Paraguay y Bolivia, tal como ya lo hicieron los parlamentos de Argentina, Uruguay y Venezuela.

Tiempo

Hasta 2019, Bolivia debe adecuarse a las normas del bloque, lo que implica, entre otras condiciones, usar la Tarifa Externa Común (TEC), que se utiliza en transacciones comerciales con terceros países.

La Razón

Más notas sobre el tema