Solís descarta deportación de cubanos pero pide frenar la llegada de migrantes

El Presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, envió un mensaje a los cubanos varados en la frontera norte costarricense, en el que descartó cualquier rumor que presuma que los migrantes van a ser deportados a la isla caribeña.

“Algunos de ustedes tienen preocupaciones de que el gobierno de Costa Rica pueda negociar un regreso forzoso de ustedes a Cuba. Eso no va a ocurrir, eso no lo voy a hacer. Solamente regresarán a Cuba quienes voluntariamente deseen hacerlo. La única razón por la cual una persona es deportada en Costa Rica es por haber cometido crímenes, por lo tanto quiero que tengan tranquilidad sobre que todos los esfuerzos que hemos realizado desde que ustedes llegaron aquí, están dirigidos a que ustedes continúen su camino”, sostuvo Solís.

Según datos del ministro de Desarrollo Humano y presidente ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Carlos Alvarado, esta semana ya hay más de 3700 migrantes cubanos en el país, que siguen acá luego de casi un mes desde que Nicaragua cerró sus fronteras con armas y gases lacrimógenos y les impidió seguir su camino rumbo a los Estados Unidos.

No más. Costa Rica, además, pidió a más cubanos que se abstengan de pasar por Costa Rica en su viaje, puesto que el país ya no puede seguir manteniendo a esta población en su camino, mientras se está a la espera de que se normalice su situación y se aclaren los nublados.

“Ahora bien, he de pedirles por favor, que nos ayuden a trasladar a los demás cubanos y cubanas que están preparando su paso por Centroamérica y que no han llegado todavía a nuestro territorio que no lo hagan hasta tanto no tengamos una solución para ustedes, que llegaron primero. Si esto no ocurre y se continúan aglomerando migrantes en territorio costarricense vamos a tener una doble preocupación, con difucultades crecientes para atender a los hermanos”.

“Estamos haciendo una excitativa a todos los gobiernos desde Ecuador hasta Panamá, para que nos ayuden en ese proceso también y le digan a la gente que no es falta de cariño sino una situación que se complica llegando a fin de año, por lo tanto, necesitamos que estas personas no lleguen pronto a territorio costarricense”, aseguró el presidente costarricense.

Decepción presidencial. El mandatario Solís además, reclamó que las naciones centroamericanas cerraran sus puertas a los migrantes y recriminó “a una Centroamérica que yo creía más solidaria”.

“Ha sido lamentable que gobierno de Nicaragua, en una acción que todavía me resulta inentendible también les haya negado paso por su territorio y esta actitud que, creo, lesiona el espiritu de integración y fraternidad centroamericana, constituye una expresión de tristeza para una Centroamércia que yo creía más solidaria”, aseguró el presidente tico.

Esta última semana tanto Guatemala como Belice cerraron sus puertas a Costa Rica, por lo que ninguno de los cubanos podrá transitar por su territorio.

Ante ello, Solís sostuvo que los esfuerzos diplomáticos nacionales se están dirigiendo a abrir esas fronteras y a dejarlos pasar y continuar su camino rumbo a Estados Unidos.

Las fronteras de Nicaragua se cerraron hace casi un mes, que se cumplirá el próximo martes 15 de diciembre, luego de que se desarticulara en el país la red de tráfico de personas que los llevaba de la isla, a Ecuador y de ahí cruzando toda Centroamérica y México hasta los Estados Unidos.

El País