“Recibí con indignación la decisión del presidente de la Cámara de Diputados de procesar un pedido de impeachment contra un mandato democráticamente otorgado por el pueblo brasileño. No podemos dejar que conveniencias golpeen la democracia del país” – Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

En pronunciamiento a la nación, Dilma se declara “indignada”

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo el miércoles que recibió con indignación la decisión del jefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, de presentar al Congreso un pedido de destitución a la mandataria.

“Hoy yo recibí con indignación la decisión del señor presidente de la Cámara de Diputados de procesar un pedido de impeachment contra un mandato democráticamente otorgado por el pueblo brasileño”, dijo Dilma en un pronunciamiento en el Palacio del Planalto.

La mandataria criticó duramente a Cunha, incluso sin citarlo directamente. “No tengo cuenta en el exterior, nunca coaccioné instituciones o personas, nunca escondí dinero. Mi pasado y presente certifican mi respeto a la ley y a la cosa pública”, dijo Dilma.

Agregó que “no podemos dejar que conveniencias golpeen la democracia del país” e indicó que “debemos tener tranquilidad”.

Y concluyó: son “inconsistentes e improcedentes las razones que fundamentaron ese pedido. No existe ningún acto ilícito que haya practicado, no pesa sobre mi ninguna sospecha de desvío de dinero público”.

Vea el pronunciamiento de la mandataria:

Brasil 247