Siguen las protestas contra el fraude y el Senado pide suspender el proceso electoral

El Senado haitiano pidió ayer al presidente, Michel Martelly, que tome medidas para solicitar al Consejo Electoral Provisional (CEP) que suspenda el actual proceso electoral en el mismo día en el que un excandidato acusa a varios miembros del órgano electoral de, presuntamente, aceptar sobornos.

El próximo 27 de diciembre se celebrará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales a las que concurren el candidato oficialista Jovenel Moise y el opositor Jude Celestin.

En la misiva, fechada y publicada hoy, el Senado, actualmente formado por diez senadores, pide además que suspenda la próxima publicación de los resultados definitivos de las elecciones legislativas, celebradas el 25 de octubre y que iban a ser publicados el 22 de noviembre pasado, hasta que se cree una comisión de verificación.

Una comisión de evaluación que deberá, asegura, “arrojar luz sobre las numerosas denuncias de fraude, irregularidades flagrantes y notoria corrupción que rodea a dicho proceso”.

A su vez, solicita a Martelly que comunique dicha posición a los órganos internacionales presentes en el país y a los observadores extranjeros encargados de velar por el proceso electoral haitiano.

La oposición considera fraudulentos los resultados de las elecciones de octubre pasado.

Organizaciones civiles y la oposición tachan de “manipulados” esos comicios pues consideran que hubo falta de transparencia y no se respetaron las normas democráticas.

Algunos medios haitianos, incluso, se hacen eco hoy de las informaciones difundidas por varias emisoras, según las cuales el excandidato Simon Desras ha acusado a tres miembros de la CEP de, presuntamente, haber aceptado sobornos en las pasadas elecciones.

Por otro lado, hoy se celebró una manifestación, convocada por la oposición y que transcurrió por el centro de Puerto Príncipe, en la que seguidores de Familia Lavalas, del expresidente Jean Bertrand Aristide, conmemoraron los 25 años desde que fue elegido y seguidores de otros partidos protestaron contra un proceso electoral que consideran fraudulento.

7 días

Nueva manifestación contra fraude electoral en Haití

Miles de manifestantes volvieron ayer a las calles de Haití para reclamar al Consejo Electoral Provisional (CEP) que un comité independiente audite los resultados de los comicios de octubre para determinar si fueron fraudulentos.

Si al principio las reclamaciones de los opositores buscaban la anulación de las elecciones y sacar de la lista al candidato gubernamental Jovenel Moise, ahora se concentran en la exigencia de que una comisión independiente compruebe el resultado.

Esa fue una demanda de los ocho candidatos presidenciales opositores (G8) renuentes a aceptar los datos electorales y de los partidos que han mantenido a sus simpatizantes en las calles desde que hace un mes el CEP diera a conocer el balance final de las presidenciales.

Sin embargo, el CEP insiste en que el 27 de diciembre deberán medir fuerzas en la segunda ronda los dos candidatos más votados: el oficialista Jovenel Moise y el líder de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación Haitiana (Lapeh), Jude Celestin.

En esta jornada, el propio Celestin condicionó su participación en la segunda vuelta a la creación de la comisión independiente y dejó claro, en carta al CEP, que es un paso obligado para salvaguardar el proceso electoral y evitar que el país se sumerja en el caos.

Otra novedad fue que los 10 miembros que aún quedan en el Senado pidieron al presidente Michel Martelly que solicite al CEP la suspensión del actual proceso y recordaron que varios integrantes del órgano electoral fueron acusados de aceptar sobornos.

Los senadores insistieron en la necesidad de suspender la publicación de los resultados definitivos de las elecciones legislativas, celebradas el 25 de octubre junto a las presidenciales, hasta que una verificación independiente confirme si hubo o no fraude y valide el proceso.

Otro que se pronunció sobre el tema fue Himmler Rebu, coronel retirado de las Fuerzas Armadas de Haití, quien exigió una verificación creíble de las elecciones del 25 de octubre, pues para él los resultados están equivocados y lo prueban las manifestaciones.

A pesar de todas estas demandas, hay quien no piensa igual, y el exministro de Comunicación Rudy Hérivaux llamó a los dos candidatos a la presidencia de la segunda ronda a llegar a un acuerdo para que las elecciones se lleven a cabo en un ambiente tranquilo.

Hérivaux se mostró contrario al establecimiento de una comisión de verificación, pues considera válida la labor del CEP y sugirió que para preparar condiciones es posible un aplazamiento de la segunda vuelta si Celestin y Jovenel lo aceptan.

Paralelamente, el grupo de empresarios e inversionistas denominado “Haití Cherie” pidió a los actores políticos ponerse de acuerdo para que las elecciones se lleven a cabo “porque la inestabilidad política es perjudicial para los negocios”.

Prensa Latina

Jude Célestin exige la commission de vérification

Le candidat a la présidence de la Ligue Alternative pour le Progrès et l’Emancipation Haïtienne (Lapeh), Jude Célestin affirme que la formation d’une commission d’évaluation du scrutin est un passage obligée pour sauvegarder le processus électoral.

Dans une correspondance au président du Conseil Electoral Provisoire (CEP), le candidat à la présidence de Lapeh conditionne sa participation au second tour à la mise en place de cette commission ce qui évitera au pays de sombre dans le chaos, explique M. Célestin.

Le candidat à la présidence de l’Opposition soutient qu’il revient au CEP d’adopter les dispositions nécessaires pour favoriser la tenue d’élections honnêtes et crédibles. La balle est dans votre camp, écrit M. Célestin jugeant que la situation du pays est très grave.

M. Célestin, dans sa correspondance a une nouvelle fois refusé de rencontrer les conseillers électoraux afin de discuter des dispositions visant la tenue du second tour de la présidentielle. Je serai à la disposition de l’institution électorale pour planifier le second tour lorsque la commission aura soumis son rapport, a laissé entendre M. Célestin.

Il a dans le même temps expliqué au président du CEP qu’il peut tenir compte des propositions des organisations de défense des droits humains, des recommandations de la conférence des évêques catholiques, de la position des églises protestantes, des medias haïtiens et étrangers afin de prendre une décision.

M. Célestin a fait valoir que la légitimité du futur président est indispensable parce qu’il doit avoir l’autorité morale et politique pour adopter les difficiles mesures indispensables au fonctionnement de la nation. La crédibilité du processus électoral est essentielle parce qu’il est directement liée à la légitimité des élus, explique M. Célestin.

Metropole Haití