Sin la presencia de Maduro y con el debut internacional de Macri, comienza una nueva Cumbre del Mercosur

Con la presencia de siete jefes de Estado se desarrolla hoy la XLIX Cumbre del Mercosur, en el Centro de Convenciones de la Conmebol, en Luque, local que congrega desde el jueves pasado a las delegaciones de los diferentes países.

Toman parte de esta Cumbre los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Brasil, Dilma Rousseff; Uruguay, Tabaré Vázquez; Bolivia, Evo Morales, y de Chile, Michelle Bachelet, así como el primer ministro de Guyana, Moses Nagamootoo. Todos ellos serán recibidos por el anfitrión, Horacio Cartes.

Ayer, a último momento, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó que no participará de la reunión “por compromisos internos”.

Clima distendido. La Cumbre se desarrolla hoy en un clima mucho más distendido del que se presagiaba semanas antes, debido a que Macri había adelantado que pediría la aplicación de la cláusula democrática a Venezuela, por el clima de persecución política a la oposición.

Más tarde, ya en el sillón presidencial, el mandatario argentino se desdijo de dichas declaraciones. Fue luego de que el Gobierno venezolano reconociera los resultados adversos para el oficialismo en las elecciones legislativas recientemente celebradas.

Los presidentes trabajarán hoy en base a los documentos previamente elaborados en la reunión de cancilleres.

Los temas principales se refieren a la integración económica que pretende el bloque con países o grupos de diferentes zonas. También versará sobre la eliminación de trabas aduaneras que posibilite una real integración.

Otro punto se refiere a la prosecución del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (Focem).

La Cumbre arranca a las 10.00 con la presencia de jefas y jefes de Estados Partes y Estados Asociados, en los salones 3 y 4 del Centro de Convenciones de la Conmebol.

Luego de la intervenciones de los mandatarios y jefes de delegación se procederá a la aprobación del Comunicado Conjunto de los Jefes de Estado. Finalmente, a las 13.00 se prevé la tradicional toma de la foto oficial de la Cumbre.

A modo de despedida, a las 13.30, el presidente Cartes ofrece a sus colegas un almuerzo, aunque muchos mandatarios ya partirán a esa hora hacia sus respectivos países.

Última Hora

El Mercosur acuerda ampliar la vigencia del Focem por 10 años más

Eladio Loizaga, canciller nacional, en representación del Consejo Mercado Común, anunció ayer que se resolvió prorrogar la existencia del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem) por diez años más, una decisión que se venía analizando y que finalmente se concretará en esta Cumbre del Mercosur.

“Esta es la principal herramienta con que contamos para lograr la convergencia estructural de nuestras economías, condición ineludible para la plena integración regional”, declaró Loizaga en la apertura de la XLIX Reunión de la Comisión Mercado Común, celebrada ayer, en el Centro de Convenciones de la Conmebol.

“Vemos todavía en nuestro camino y en nuestra agenda un capítulo importante como el de las asimetrías. Como decía al principio, si apuntamos hacia la plena aplicación del artículo 1°, ello contribuirá a la superación de asimetrías y a la convergencia estructural”, añadió Loizaga. Explicó igualmente que en tanto se concluye el proceso interno de los Estados parte para la entrada nuevamente en vigencia del referido Fondo, regirá una prórroga del reglamento actual, con la finalidad de evitar interrupciones de los proyectos en ejecución.

OBRAS. Las grandes obras de infraestructura financiadas actualmente por el Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem) en el país, llegan a más de USD 170 millones. Se trata de fondos no reembolsables.

En este sentido, unos USD 80 millones corresponden a la segunda etapa de la Costanera de Asunción, que debe arrancar el próximo año. Asimismo, el fondo financió más de USD 15 millones para la Avenida Ñu Guasu que esperan terminar igualmente en el 2016.

De igual manera, otros USD 75 millones fueron donados por el Fondo para la construcción de la ruta que unirá Concepción-Vallemí, la cual actualmente cuenta con atrasos, y que se proyecta estén culminadas para el siguiente año.

INTEGRACIÓN. Tanto Loizaga y los cancilleres de los demás países abogaron por la importancia de que el Mercado Común del Sur vuelva a sus “raíces”, destacándose por su integración comercial, productiva, fronteriza y energética entre los países miembros, y los acuerdos con otros bloques mundiales, como la Unión Europea o la Alianza del Pacífico. “Si bien un proceso de integración no puede existir sin elementos fundamentales como una democracia fortalecida, un capítulo social, un capítulo político que permita que los temas no comerciales proyecten al bloque hacia los organismos internacionales multilaterales, nada de esto será posible sin un buen programa económico”, concluyó.

Última Hora

Mercosur apunta a los mercados de China y Rusia

Los ministros de Exteriores del Mercosur acordaron avanzar en su relaciones con países como China o Rusia, además de las que mantiene con la Unión Europea (UE), como forma de volver a sus orígenes y hacer realidad el libre tránsito de bienes, servicios y mercancías al que aspira desde su fundación.

Ese cuadro de intenciones fue explicado a los periodistas por Eladio Loizaga, canciller de Paraguay, país que ostenta la presidencia temporal del Mercosur.

“Hemos acordado todos que el Mercosur tiene que avanzar en todo lo que hace a su relacionamiento externo no tan solo con la UE sino con otros países como Canadá, Japón, Rusia o China”, dijo Loizaga.

El canciller añadió que esa filosofía es coherente con la del artículo primero del Tratado de Asunción, el acta fundacional del Mercosur, que cumplirá 25 años en marzo de 2016.

“Es necesario que el Mercosur retome sus orígenes, el articulo primero de libre circulación de bienes, servicios y factores de producción”, dijo en una rueda de prensa tras las reuniones del Consejo del Mercado Común (GMC).

En ese sentido, también volvieron a estar sobre la mesa de los ministros de Relaciones Exteriores las negociaciones entre Mercosur y la Unión Europea para lograr el esperado acuerdo de comercio, que depende del intercambio de ofertas comerciales entre ambos bloques.

Loizaga señaló que Paraguay ha realizado un gran esfuerzo para impulsar ese intercambio de ofertas y que Mercosur está preparado para comenzar el proceso y está a la espera de la respuesta de la UE para abordarlo.

Sin embargo, en un receso tras la primera parte de la reunión, Loizaga admitió a los periodistas que el proceso para ese intercambio de ofertas deberá seguir adelante bajo la presidencia temporal de Uruguay.

La UE y el Mercosur han pasado el año 2015 componiendo su lista de ofertas para dar comienzo a las negociaciones, pero hasta ahora no han establecido una fecha para hacerlo.

La sensibilidad por los productos agrícolas, principal baza comercial del Mercosur, es la cuestión que más ha retrasado el alcance de un acuerdo desde que en 1995 se firmara un tratado, que entró en vigor en 1999, para iniciar el proceso hacia la negociación comercial.

Loizaga agregó que los cancilleres de los cinco países miembros acordaron también avanzar en el plan de acción tratado en la pasada cumbre de Brasilia, que guarda relación con las medidas arancelarias y no arancelarias que pueden retrasar la implantación de una zona de libre comercio.

Ese plan pasaría por desmantelar unas 80 normas que suponen “trabas” comerciales en base a un inventario cuyos contenidos ya comenzaron a identificarse durante los seis meses de presidencia de Paraguay.

Otro de los acuerdos fue, según Loizaga, “alentar” la creación de una comisión de observación de los Derechos Humanos en el bloque, además de impulsar otros apartados del mismo como el Mercosur social o el Mercosur cultural.

Los cancilleres también valoraron, de acuerdo con Loizaga, los recientes procesos electorales en Venezuela (legislativas), Argentina (generales) y Paraguay (municipales).

Según Loizaga, esos comicios demuestran que los “procesos democráticos están consolidando plenamente y están fortalecidos en la región”.

“Las elecciones de Argentina, Venezuela y Paraguay se han llevado adelante con transparencia y se han reconocido los procesos electorales”, dijo Loizaga, quien resaltó que el próximo 5 de enero se constituirá la nueva Asamblea Legislativa venezolana.

Loizaga indicó que en el próximo semestre se celebrará una reunión entre Mercosur y la Alianza del Pacífico para acercar posturas de cara a posibles acuerdos económicos.

Añadió que ese camino cuenta con la ventaja de que algunos Estados asociados del Mercosur son miembros de la Alianza del Pacífico.

La reunión de cancilleres tuvo también un capitulo en el que participaron representantes de algunos de los Estados asociados del bloque como Colombia, Ecuador y Perú.

La cumbre de jefes de Estado de este lunes congregará a los presidentes de Paraguay, Horacio Cartes, de Argentina, Mauricio Macri, de Uruguay, Tabaré Vázquez, y a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Loizaga añadió que será la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien sustituirá a Nicolás Maduro en la cumbre.

Hoy

Macri exhibirá en Asunción su nueva diplomacia regional

Los tironeos con Venezuela y las negociaciones para suscribir tratados de libre comercio con otros bloques americanos y Europa marcarán la inauguración de la agenda internacional de Mauricio Macri en la 49º Cumbre del Mercosur. El presidente dio marcha atrás con su idea de aplicar la “cláusula democrática” contra el país caribeño, pero insistirá con los reclamos para que el gobierno de Nicolás Maduro libere “presos políticos”, como Leopoldo López. La canciller Susana Malcorra eludió las definiciones pero aseguró que “los temas de Derechos Humanos para Argentina y para el Mercosur son fundamentales”.

Maduro, presidente de Venezuela, no será parte de la cumbre del Mercosur. El encuentro se lleva a cabo en el Centro de Convenciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), asediada por las denuncias de corrupción y con la mayoría de sus principales dirigentes detenidos por la justicia norteamericana. La CONMEBOL cedió sus instalaciones para el encuentro entre los mandatarios Mauricio Macri (Argentina), Horacio Cartés (Paraguay), Dilma Rousseff (Brasil), Evo Morales (Bolivia), Tabaré Vázquez (Uruguay), Michelle Bachelet (Chile) y Moses Nagamootoo (Guyana).

Desde el pasado jueves se realizan reuniones técnicas y bilaterales con el objetivo de lograr acuerdos para la apertura comercial con la Alianza del Pacífico y la Unión Europea. “Hay que volver a los orígenes del Mercosur, que fue un tratado de libre comercio”, fueron las palabras elegidas por el canciller paraguayo, Eladio Loizaga para comunicar el espíritu reinante en la cumbre.

Respecto a la Alianza del Pacífico, el diplomático adelantó que habrá una tercera reunión entre el Mercosur y ésta, a la que no interpreta como una amenaza para el marcado común sudamericano. “No vemos que sean bloques separados, muchos de sus miembros son países asociados al Mercosur”, aseveró.

La rivalidad con Venezuela

Desde que comenzó la campaña electoral en Argentina, Venezuela y el gobierno chavista fue uno de los principales ejes discursivos de Macri y los dirigentes del PRO. En la jornada que lo consagró como presidente, el líder amarillo recibió la visita de Lilian Tintori en su búnker, quien incluso subió al escenario de Costa Salguero. Tintori es la esposa de López, detenido en su país por “instigación a delinquir, intimidación pública, daños a la propiedad estatal y homicidio intencional calificado”.

Con el triunfo opositor en las elecciones legislativas que se disputaron en Venezuela semanas atrás, Macri tuvo que desistir el reclamo de aplicar la “cláusula democrática” del Mercosur al gobierno de Maduro, pero sin embargo adelantó que insistirá con los reclamos de liberación de López y otros opositores detenidos.

Mientras tanto, desde el país caribeño recibieron el nombramiento de Malcorra con ironía. “Estuvo aquí, la recibí yo en mi oficina, es la CIA misma, se la nombraron de canciller al señor (Mauricio) Macri”, la azuzó el titular del parlamento venezolano, Diosdado Cabello. Ayer la canciller evitó responder el comentario de Cabello, así como tampoco habló sobre su par venezolana Delcy Rodríguez, quien dijo que la ex gerente de Telecom debe reflexionar sobre “su persistente e ilegítima injerencia en asuntos internos de Venezuela”.

Malcorra llevó ayer su posición a la Cumbre en alianza con Paraguay y contra el enfoque brasileño que a través de Mauro Vieira exigió no hacer “una instancia de interferencia” al Mercosur. “Hay que respetar la soberanía de los países”, señaló el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil. “Los temas de Derechos Humanos para la Argentina y el Mercosur son fundamentales. Creo que hemos trabajado para que la región sea libre de conflictos, pero también que respeta los principios fundamentales de DDHH”, argumentó Malcorra acerca de la resolución de los diferendos con Venezuela, aunque pidió esperar la declaración de los presidentes de hoy.

El comercio con los vecinos

Malcorra confirmó la realización de reuniones bilaterales para desarrollar una agenda común con Brasil y Paraguay. Los encuentros continuarán luego de la Cumbre . “Vamos a comenzar en enero para seguir las cuestiones de mutuo interés dentro del Mercosur como aquellas que tienen que ver con el comercio”, anunció Malcorra.

Para la canciller se terminó “el tiempo de sólo hablar”. Afirmó que las medidas del gabinete económico fueron recibidas de forma “sumamente positiva” por los vecinos y valoradas porque generan una “gran oportunidad” de integración.

Por su parte, Loizaga afirmó que las relaciones con el flamante gobierno argentino son “excelentes” y expresó sus “felicitaciones” a la administración “por las recientes medidas que ha tomado, especialmente el levantamiento de las Declaraciones Juradas Anticipadas”. «

Maduro no irá a Asunción

Así como logró que los fotógrafos se peleen por su foto del traspaso de mando con Cristina Fernández, hoy Mauricio Macri no tendrá su foto con el venezolano Nicolás Maduro, a quien, pese a las últimas declaraciones suavizadoras de Susana Malcorra, tiene entre ceja y ceja por lo que el presidente argentino considera violaciones de los Derechos Humanos en el país sudamericano. Es que su par bolivariano no “bajará” hasta Asunción para ser parte de la 49º Cumbre del Mercosur.

La diplomacia de Maduro, que había confirmado la presencia del presidente en Paraguay, ayer argumentó que cuestiones de “agenda propia” impiden la participación del venezolano en la reunión con sus pares sudamericanos. La novedad fue oficializada además por la Cancillería anfitriona a través de una conferencia de prensa que brindó Eladio Loizaga, el ministro de Relaciones Exteriores del Paraguay.

“Economía para los pueblos”

A contramano de la postura argentina de fortalecer los lazos comerciales con la Unión Europea y la Alianza Pacífico, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, propuso ayer ante el consejo de ministros del Mercosur consolidar alianzas con bloques regionales y emergentes para impulsar economías productivas al servicio de los pueblos. Señaló que Venezuela aboga por la conformación de una zona económica complementaria con países que integran el Alba, la Comunidad del Caribe (Caricom) y los Brics (integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

“Mercosur representa para el mundo una de las economías más importantes, incluso por delante de países de economías desarrolladas”, señaló en la cita “técnica” del Mercosur, Rodríguez.
En lo que se entendió como un tiro por elevación a Susana Malcorra, la canciller argentina, Rodríguez enfatizó: “tenemos que cuidar este territorio de paz (NdR: por el Mercosur) en un mundo completamente convulsionado “.

Tiempo Argentino