Brasil: suspenden la medida que prohibió a Folha publicar nota sobre la primera dama

En Segunda Instancia, la Justicia suspende la decisión que censuraba a Folha

El juez Arnoldo Camanho de Assis, del Tribunal de Justicia de Distrito Federal, aceptó el recurso de Folha y suspendió el miércoles (15) los efectos de una medida cautelar que prohibía al periódico publicar la información referente a la tentativa de chantaje sufrida por la primera dama, Marcela Temer.

La medida cautelar había sido concedida el viernes (10) por el juez Hilmar Raposo Filho de la 21ª Sala Civil de Brasilia a pedido del subjefe para Asuntos Jurídicos de la Presidencia de la República, Gustavo dos Vale Rocha, en nombre de la primera dama.

Rocha alegó en la demanda la violación de la intimidad de Marcela. En la versión digital del periódico, el artículo publicado el viernes fue suprimido el lunes (13) tras la notificación judicial.

En su decisión el afirma que la medida cautelar contra el periódico “es, aparentemente, inconstitucional” pues caracteriza una violación de la libertad que constituye el verdadero pilar del Estado Democrático y de Derecho. “No cabe el consentimiento de que un órgano estatal, el Poder Judicial, por ejemplo, establezca lo que debe y no debe ser publicado en la prensa”, afirma la decisión.

Y continúa: “no hay cualquier noticia en la razones del recurso de que la actividad periodística del agravante (Folha) sea pautada por una línea editorial irresponsable o abusiva potencialmente violadora de la intimidad de alguien, mucho menos en el caso concreto de la autora agravada o de su marido el Excelentísimo Presidente de la República”.

El mérito de la suspensión de la censura aún será juzgado por un colegiado del Tribunal de Justicia de Distrito Federal.

Con la decisión del juez, el reportaje volvió a la versión digital de Folha.

El periódico tuvo acceso a la información publicada por el Tribunal de Justicia de São Paulo. El hacker Silvonei José de Jesús Souza fue condenado en octubre a cinco años y 10 meses de prisión por extorsión y chantaje, y cumple pena en Tremembé (São Paulo).

Souza clonó el teléfono móvil de Marcela Temer y usó un mensaje de audio de WhatsApp para chantajearla. Según el acusado, el audio podría comprometer el nombre del presidente Michel Temer, que en la época era vicepresidente.

Todo el contenido del dispositivo así como las cuentas de e-mail de la primera dama fueron robados por el hacker.

Gustavo Rocha decía en el pedido de la medida cautelar que la acción tenía como objetivo impedir la publicación de información sobre la primera dama y “evitar perjuicios irreparables a la autora en el caso de que su intimidad fuera expuesta indebidamente por los medios de comunicación, que, de nuevo, confundían información con violación de la privacidad de una persona pública”.
El recurso de Folha alegó que la decisión del juez Raposo Filho “caracterizaba inaceptable censura” pues el periódico se limitó a reproducir hechos verídicos y de evidente interés público en el regular ejercicio de la actividad de prensa”.
De acuerdo con la abogada de Folha, Tais Gasparian, la decisión judicial que prohibía su divulgación importa en censura y contraría los principios de la libertad de prensa e información garantizados en la Constitución Federal.

COMPROMISO

No cabe recurso a la decisión del juez Camanho de Assis, pero al tratarse de una medida provisional será juzgada por un colegiado de tres jueces.
La decisión que salga del colegiado sí será posible recurrirla.

Por su parte, el presidente Michel Temer afirmó el martes (14), a través de un comunicado oficial, que tiene el compromiso permanente con la defensa y la promoción de libertad de prensa.

“Su actuación y sus votos a lo largo de la Asamblea Constituyente de 1988 así lo revelan y confirman tal compromiso. El presidente siempre estuvo alineado con entidades representativas de la prensa brasileña”, se leía en el comunicado.
La decisión no se aplica al periódico ‘O Globo’ que publicó el reportaje con un contenido semejante al de Folha.

Folha