Colombia: una explosión en el centro de Bogotá provocó cerca de 40 heridos

Una fuerte explosión se reportó ayer alrededor de las 10:30 de la mañana en el centro de Bogotá, en el barrio La Macarena, junto a la Plaza de Toros La Santamaría. Según información de las autoridades, el reporte fue de 10 uniformados lesionados y otras 30 personas heridas, al parecer, en su mayoría extranjeros que se encontraban en un restaurante cerca de la explosión.

En las inmediaciones de La Santamaría había un gran dispositivo policial debido a que este domingo se celebraba la última corrida de la temporada taurina en la capital. A pesar de esto la corrida no fue suspendida.

Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, dijo que ya tenían evidencias sobre la persona que instaló el dispositivo que causó la explosión y fue enfático en que el hecho “no tenía que ver con animalistas o antitaurinos”. “Esta persona se está aprovechando de estas causas, pero no está relacionado con ellos”, dijo el comandante de la Policía.

Por su parte, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, aseguró desde su cuenta de Twitter que van a perseguir a los responsables de este acto terrorista. “Haremos todos lo que esté a nuestro alcance para capturar a estos terroristas”, agregó Peñalosa.

El presidente Juan Manuel Santos condenó también por la misma red social el “ataque contra policías que garantizaban seguridad en La Macarena”. “Investigaciones deben avanzar para capturar a responsables”, dijo el mandatario colombiano, quien manifestó su “solidaridad con los policías heridos”.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que “no hay víctimas mortales”. “Condenamos atentado con explosivos. Inaceptable uso de violencia. Nos informa la policía agentes están heridos no hay víctimas mortales”, dijo Cristo en Twitter.

La emergencia fue atendida por las estaciones de Bomberos del Centro Histórico y por la Secretaría de Salud. Las autoridades acordonaron la zona y evacuaron a los heridos que fueron atendidos en el Hospital Central de la Policía. Dos registran estado crítico. En el Hospital San Ignacio se valoraron a tres pacientes que no registran heridas de gravedad.

La empleada de uno de los restaurantes de la zona manifestó que escuchó un gran estruendo cuando estaban alistando los alimentos. “Todo se movió y nosotras quedamos en ‘shock’. A los pocos minutos se escucharon las sirenas de las patrullas. Vimos que los policías heridos eran del Esmad”, aseguró.

En horas de la tarde de ayer un helicóptero de la Policía sobrevoló la zona afectada y miembros de la unidad antiexplosivos de la Policía recorrieron el lugar, en el que hay numerosos restaurantes, para cerciorarse de que no existieran otros artefactos. Este sábado también se registró otra explosión en Bogotá, al estallar un artefacto en un restaurante en el céntrico barrio de Teusaquillo que causó heridas a una persona.

La Nación