Costa Rica: el gobierno se defiende por casos de viceministras con sobresueldos

La Presidencia aseguró ayer que ha actuado con apego a la legalidad y con transparencia en el caso de tres viceministras que han sido cuestionadas por recibir compensaciones salariales a las que no tenían derecho por no cumplir con los requisitos necesarios, según una denuncia de la diputada Sandra Piszk (PLN) y Ottón Solís (PAC).

“Es necesario señalar que, aunque las tres situaciones tienen circunstancias muy diferentes, en todas ellas el otorgamiento de alguna compensación al salario base de aproximadamente ¢1.3 millones se ha fundamentado en decisiones avaladas por las instancias administrativas competentes de sus respectivas instituciones”, según un comunicado oficial.

El último caso se refiere al de la viceministra de la Presidencia, Ana Gabriel Zúñiga, quien recibe un plus por prohibición equivalente al 65% de su salario base, a lo cual no tendría derecho debido a que no tiene el título de licenciada en derecho ni es miembro del colegio profesional respectivo, aunque sí es egresada de dicha carrera, según un criterio de la Procuraduría.

Anteriormente, la viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz, hizo un arreglo de pago con Hacienda para devolver en tractos unos 11 millones de colones que había recibido por un sobresueldo al que tampoco tenía derecho.

Una situación similar se presentó con la viceministra de vivienda, Ana Cristina Trejos, quien también se acogió un arreglo para devolver 8 millones de colones en tractos mensuales.

Zúñiga, por su parte, contradice el criterio de los diputados y asegura que sí tiene derecho al pago de prohibición, lo cual intentará demostrar ante los organismos competentes.

Informático