Diputados piden juicio político contra Macri por el intento de condonar la deuda a su padre

Pedido de juicio político para Macri

Por el acuerdo entre el Estado y el Correo Argentino, un grupo de diputados del Frente para la Victoria presentó ayer un pedido de juicio político contra el presidente Mauricio Macri. La iniciativa lleva la firma del jefe del titular del PJ, José Luis Gioja, y se basa en el dictamen de la fiscal de la Cámara Civil y Comercial, Gabriela Boquín, según el cual el perjuicio para las arcas del Estado tras la condonación de la deuda al grupo Sociedades Macri (Socma) treparía hasta los 70 mil millones de pesos. Los 15 diputados firmantes del pedido de juicio político argumentan que al acordar esa quita con el grupo empresario de su familia, el Presidente vulneró la ley de ética pública e incurrió en los delitos de fraude en perjuicio de la Administración Pública y negocios incompatibles con el ejercicio de la función pública. El proyecto generó, a poco de andar, posiciones encontradas al interior del propio peronismo: lo rechazaron el diputado del Bloque Justicialista, Diego Bossio, y el jefe del bloque del FpV-PJ en el Senado, Miguel Angel Pichetto. El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, se sumó a las voces críticas y aprovechó para confrontar con Gioja: “Debo decir que no representa a todo el PJ”, dijo sobre la iniciativa.

El pedido de juicio político contra el Presidente fue presentado ayer y cuenta con la firma de 15 diputados del FpV-PJ. Entre ellas, la del vicepresidente de la Comisión de Juicio Político, Lautaro Gervasoni. Esa comisión está presidida por el macrista Alvaro González, el primer escollo que deberá enfrentar el proyecto para prosperar, lo que a priori parece cuesta arriba. Para ser aprobado, el juicio político necesita el acuerdo de las dos terceras partes de ambas cámaras. Aunque lograra sumar a todos sus diputados, con posiciones encontradas en varios temas, el peronismo no alcanzaría ese número. Una iniciativa similar, presentada por diputados de Cambiemos contra la procuradora Alejandra Gils Carbó, duerme en los despachos desde hace varios meses. El último juicio político contra un presidente había sido presentado por el ex diputado Carlos Soria a mediados de diciembre de 2001, contra Fernando de la Rúa.

Pese a las dificultades, desde el FpV-PJ sostuvieron ayer que la presentación busca “que se tome real dimensión” sobre el escándalo del Correo Argentino, que según evaluaba uno de los diputados firmantes, “pegó en la línea de flotación del Gobierno y hay una exigencia real de la población de mayores explicaciones”. La firma de Gioja, además de darle volumen político, buscó mostrar un apoyo partidario a la presentación.

El diputado entrerriano Julio Solanas, quien presentó formalmente el escrito, dijo que la motivación fue “haber escuchado a muchos argentinos y argentinas que nos han pedido que hagamos algo ante estos hechos graves”. “Macri está más preocupado y concentrado en llevar adelante un plan de negocios para beneficiar a su familia y amigos, que en llevar adelante un programa de políticas públicas en favor del pueblo”, sostuvo.

En la presentación, los diputados del FpV-PJ sostuvieron que Macri “ha tenido una doble finalidad delictiva: por un lado dañar el patrimonio del Estado Nacional despojándolo, de forma abusiva, de un crédito contra la concursada; como asimismo, procurar un enriquecimiento indebido por parte de Correo Argentino”. Y agregaron, además, una lista de irregularidades como el decreto que permite a familiares de funcionarios ingresar en el blanqueo de capitales; la venta de las acciones de la empresa de vuelos privados MacAir (controlada por Socma) a la colombiana Avianca; la adjudicación al empresario amigo del Presidente, Nicolás Caputo, de una obra civil para la instalación de un reactor nuclear, y la defensa de los negocios inmobiliarios relacionados con el magnate inglés Joe Lewis en El Bolsón, entre otros.

Algunos de los delitos citados en la presentación están siendo investigados por el juez federal Ariel Lijo, quien lleva adelante la causa en la que están imputados, además de Macri, el director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Comunicaciones y firmante del acuerdo, Juan Mocoroa, y su jefe, el ministro Oscar Aguad, quien al ser interpelado el martes en el Congreso sostuvo que era “muy probable” que el Presidente estuviera al tanto de las negociaciones.

A eso se refirió Bossio ayer al rechazar la iniciativa. “Está actuando la justicia. No creemos que el juicio político sea el camino”, dijo. “Me parece una medida extrema”, coincidió el jefe del bloque de senadores del FpV-PJ, Miguel Ángel Pichetto, cuyas declaraciones sonaron casi como un apoyo al presidente. “El recurso de un juicio político tiene que tener hechos de una envergadura de alta gravedad”, dijo. “Ante el pedido de juicio político a Macri, siento la obligación de manifestar que quienes lo realizaron no representan a todo el PJ”, sostuvo, por su parte, el Gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, para quien la iniciativa “sólo produce daño” al peronismo y lo “aleja de los problemas reales”.

Página12


Cumbre de Macri con empresarios antes de su encuentro con Rajoy

En el inicio de sus actividades oficiales de este jueves en España, el presidente Mauricio Macri mantuvo un desayuno de trabajo en el Palacio de El Pardo con los CEO de grandes empresas, entre ellas Abertis Infraestructuras, Abengoa, Acciona, ARBUMASA, Banco Santander, BBVA, CIRSA, Grupo ACS, Iberia, ILUNION, INDRA, OHL, y Telefónica. También participaron el Grupo Mahou San Miguel, ISOLUX CORSAN, NH Hotels Grup y Comsa ENTE.

Luego, el jefe de Estado participó junto a los reyes de España de la inauguración oficial de la 36 edición de la feria internacional de arte contemporáneo ARCOMadrid, que tiene este año a la Argentina como país protagonista, en el marco del segundo día de su visita de Estado.

Macri, junto a su esposa, Juliana Awada, abrieron el evento de la mano de Felipe VI y Letizia a las 10.30 hora local (6.30 de Argentina), y luego iniciaron un recorrido del recinto, para apreciar los trabajos expuestos por los artistas, especialmente los 23 argentinos de 12 galerías.

Tras esta actividad, el jefe de Estado se reunirá con el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en el Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo.

En ese encuentro se firmará un plan de acción conjunto para relanzar la asociación estratégica entre Argentina y España.

Asimismo, Macri y Rajoy tienen previsto reivindicar el interés común de ambos países por acelerar las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), y repasarán la agenda internacional e Iberoamericana.

Anoche, durante la cena que en su honor que ofrecieron los reyes de España en el Palacio Real de Madrid, Macri afirmó que superados los “cortocircuitos” del pasado, la Argentina y España deben “encontrar juntos mejores oportunidades de progreso”, y abogó por “cultivar el eje entre América del Sur y la Península Ibérica”.

Ámbito


Macri pidió dejar atrás “los cortocircuitos del pasado” con España

El presidente Mauricio Macri afirmó ayer que superados los “cortocircuitos” del pasado, la Argentina y España deben “encontrar juntos mejores oportunidades de progreso”, y abogó por “cultivar el eje entre América del Sur y la Península Ibérica,” al ofrecer un breve discurso antes de la cena que en su honor que ofrecieron los reyes de España en el Palacio Real de Madrid.

“Recuperando la confianza pudimos superar algunos cortocircuitos del pasado, y ahora tenemos que encontrar campos para juntos ofrecer mejores oportunidades de progreso para nuestros pueblos”, dijo Macri.

En ese sentido, el mandatario destacó la importancia del acuerdo estratégico que firmará mañana con el presidente Mariano Rajoy, y celebró que ambos países “sigamos creyendo que la integración en el mundo es una oportunidad” cuando en otras partes soplan vientos proteccionistas.

El jefe de Estado argentino subrayó que “hay que cultivar el eje entre América del Sur y la Península Ibérica, avanzando en el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea”.

Al darle la bienvenida, el rey Felipe VI coincidió plenamente con el mensaje, al asegurar que España “sigue con gran interés el proceso de transformación que vive la Argentina” y “reconoce y aplaude” los esfuerzos realizados por el presidente Macri.

El monarca sostuvo que España y Argentina “son socios y amigos en ámbitos amplios y decisivos, como la solidaridad y la estabilidad internacional, o el multilateralismo y la apertura de mercados”, y su país continuará “abogando por estrechar la cooperación bilateral” en el marco de “una asociación estratégica privilegiada”.

Además, subrayó que “España trabaja decididamente por la pronta conclusión del Acuerdo de Asociación entre la UE y el Mercosur”, y brinda su apoyo tanto para la reunión ministerial de la OMC que se celebrará en Buenos Aires como a la Presidencia argentina del G20 en 2018″.

Felipe VI recordó que su país sigue siendo el segundo mayor inversor en la Argentina y unas 300 empresas españolas contribuyen al desarrollo productivo del país en diferentes ámbitos con una “presencia consolidada y con vocación de permanencia y comprometida con el servicio a los ciudadanos argentinos”.

Macri también destacó la importancia de las empresas españolas en la Argentina, que “aportaron mucho en décadas pasadas, sobrevivieron a las tormentas de los últimos tiempos y nos siguieron dando un ejemplo de bienes y servicios de calidad”.

“Ahora espero que con la estabilidad macroeconómica y con reglas de juego claras, redoblen su entusiasmo para acompañarnos en el desarrollo y contagien a otras empresas, especialmente a las Pymes, para que vengan a asociarse y nos ayuden a ese primer objetivo por el que espero ser evaluado bien, que es el de reducir la pobreza y la exclusión”, añadió.

Antes del dar paso al brindis, Macri dijo que trasladó al rey Felipe VI una invitación para que visite “lo antes posible” la Argentina porque con su presencia “va consolidar el proceso de crecimiento entre ambos países”; y el rey prometió devolver la visita de Estado, para luego pedir a los invitados que alcen sus copas para celebrar que ambos países quieren “seguir dando impulso a unas relaciones que “albergan un potencial ilimitado”.

A la cena de honor asistieron casi todos los integrantes de la delegación argentina que acompaña al presidente, incluidos todos los ministros, el embajador de Argentina en España, Ramón Puerta, y empresarios como Alejandro Bulgheroni, Leandro Sigman, Hugo Sigman y Santiago Soldati.

La nota de color la dio la actriz y cantante Martina Stoessel, “Tini”, quien rompió el protocolo besando a Macri y a la primera dama Juliana Awada.

Del lado español, además del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y varios de sus ministros, acudieron algunos representantes de la élite económica, entre ellos Isidre Fainé, presidente de Gas Natural, el presidente de la central empresaria CEOE, Joan Rosell, y de la cultura, como Nuria Espert, Premio Principe de Asturias a las Artes.

Ámbito