El gobierno acusa al ELN de estar detrás de la explosión que hirió a más de 30 personas

El Eln estaría detrás de atentado: Mindefensa y Alcaldía de Bogotá

Después de 36 horas de análisis ininterrumpido, las autoridades han encontrado indicios de que la guerrilla del Eln sería la responsable del atentado en las inmediaciones de la Plaza de Toros en Bogotá, el cual dejó 30 personas heridas, entre ellas 26 de policías.

Pese a que la guerrilla no se ha atribuido el ataque, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas y el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, confirmaron que se trata de “una de las hipótesis más fuertes”.

Tras descartar la hipótesis de que habrían sido los grupos antitaurinos los autores del atentado, el alcalde señaló que si el Eln “quiere de cualquier manera incidir por alguna razón en el proceso de las negociaciones (de paz), pues tenemos que estar todos muy alertas porque pueden estar interesados en hacer otros atentados”.

De los siete policías gravemente heridos, el mandatario confirmó que “al menos cuatro de ellos perdieron un ojo”. Teniendo en cuenta que el artefacto explosivo estaba cargado con dos kilos de metralla en un lugar acordonado por policías, las autoridades concluyeron que los autores buscaban hacerle daño a la Fuerza Pública, no a la población civil.

El general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, señaló que el atentado es similar a otras acciones terroristas que el Eln ha cometido en la capital. Por un lado, fue activado a través de un teléfono celular, lo cual demuestra sofisticación, según Penilla. Además, fue instalado en horas de la madrugada, como lo ha hecho el grupo subversivo en otras oportunidades.

¿Y la seguridad de Bogotá?

Del atentado han surgido dudas. Una de ellas, por qué lograron instalar un explosivo de dos kilos en medio de un lugar acordonado por 3.500 policías. Ariel Ávila, director de la Fundación Paz y Reconciliación, dice que es claro que en la capital se están instalando explosivos con más facilidad que en años anteriores. “Van 19 en dos años”, dijo.

Una de las estrategias de seguridad que ha funcionado en la capital, según Ávila, es el “plan candado”, que consiste en fortalecer los anillos de seguridad. Justamente esta estrategia es la que Peñalosa anunció tras los atentados. El alcalde señaló que 5.200 soldados y policías están en un plan candado para encontrar a los responsables del atentado.

Para John Marulanda, consultor internacional de seguridad, “la hipótesis del Eln es la más fácil porque tienen más experiencia en actos terroristas urbanos que cualquier otro grupo y sigue en guerra. Además de la similitud en los artefactos explosivos que utilizaron en 2015, tienen células activas en Bogotá”.

Más allá de los atentados del Eln, a Marulanda le preocupa que a las autoridades “se les haya salido de las manos la seguridad de Bogotá. Es claro que la Policía no tuvo las precauciones necesarias. También preocupa que se estén presentando ataques tan continuos con explosivos, no todos necesariamente relacionados con el Eln, sino con otros delitos, como la extorsión”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

POLÉMICA
DEBILIDADES EN INVESTIGACIÓN

No es la primera vez que las autoridades deben perseguir al Eln por atentados. El 2 de julio de 2015 explotaron dos petardos en las sedes de Porvenir. Por esos casos capturaron a 13 supuestos miembros del Eln. En ese entonces, el vicefiscal Jorge Perdomo los señaló como los responsables de todos los atentados con explosivos en Bogotá. Los sindicados quedaron libres tras la decisión de los jueces. La razón: los tiempos de legalización de captura no se hicieron dentro de los tiempos legales y no hubo suficiente material probatorio.

El Colombiano