John Kelly en Guatemala: relativiza las deportaciones pero advierte no viajar ilegalmente a EEUU

Migración domina agenda de Kelly

La breve, pero cargada agenda de Kelly, estuvo dominada por el tema migratorio, como lo evidencia, además de la reunión con el presidente Jimmy Morales, el diálogo que sostuvo con el ministro de Gobernación, Francisco Rivas —a cargo de la Dirección General de Migración—, y presenciar el recibimiento de un vuelo lleno de guatemaltecos deportados.

Tres vuelos con deportados arribaron el martes con 347 personas, y el funcionario de EE. UU. presenció la “bienvenida” que se le dio al tercer grupo y conoció detalles del proceso de recibimiento.

Minutos antes de abordar el avión que lo llevaría a México, Kelly, uno de los hombres de más confianza del presidente estadounidense, Donald Trump, ofreció una conferencia de prensa en la que informó que el vuelo de ayer no ha sido el primero de deportados que observa, sino que ya había visto otros cuando era jefe del Comando Sur.

Al Secretario se le preguntó cómo observó la capacidad del Estado para recibir a los retornados, pero evitó responder y comentó que no se harán deportaciones masivas.

“Tenemos leyes que debemos seguir, así que estaremos enfocándonos primero en quienes han cometido delitos. Pero no habrá redadas masivas, y cuando se aprehenda a alguien será sometido al sistema legal estadounidense, son las cortes, y las cortes decidirán qué sucede con ellos”, explicó.

Reiteró que en la frontera sur de Estados Unidos se construirá una “barrera física” y se reforzará con tecnología de observación, pero no con personal militar.

“Parte de esa orden ejecutiva incluye un proceso legal más rápido de cuando aprehendamos a un inmigrante irregular. Serán retornados a sus países más rápido de lo que ha sido en la última década”, añadió.

Kelly tampoco comentó acerca del futuro del estatus de protección temporal (TPS, en inglés) que pudiera solicitar Guatemala, sino que habló de que lo más importante para su gobierno es retomar el control de la frontera sur de EE. UU.

Pide no viajar

Más temprano, durante una declaración después de haberse reunido con el canciller Carlos Raúl Morales, Kelly hizo un llamado a que los guatemaltecos no viajen ilegalmente a Estados Unidos.

“Mi sugerencia para las excelentes personas de Guatemala que están pensando tomar esa decisión, de tomar esa trayectoria hacia el norte a través de México para llegar a los Estados Unidos, es que no tomen este riesgo, ponen en riesgo su vida y la de sus preciosos hijos”, declaró.

Agregó que los coyotes son unos mentirosos, a quienes no les importa la vida humana y son “depredadores” que solo quieren dinero.

Duras acciones

Las directrices, firmadas por el secretario Kelly, indican que no solo se perseguirá a los inmigrantes indocumentados con cargos criminales violentos, sino también a aquellos que hayan “abusado” de los beneficios públicos o que, “a juicio de un agente de inmigración, puedan suponer un riesgo para la seguridad pública y seguridad nacional”.

También figura la contratación de 10 mil nuevos agentes para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) y cinco mil más de la Oficina de Aduanas y Fronteras (CBP, en inglés).

Reuniones privadas

Antes de su pronunciamiento, el secretario de Seguridad Nacional se entrevistó con el presidente Morales en el Palacio Nacional de la Cultura, y luego se dirigió a la sede del Ministerio de Gobernación, donde sostuvo otra reunión con el ministro Rivas Lara, todos los viceministros de esa cartera y los directores de Migración y de la Policía Nacional Civil.

Prensa Libre