Mercedes Aráoz, vicepresidenta de Perú: “PPK hablará con Donald Trump de Alejandro Toledo”

Por Ricardo Monzón Kcomt.

En medio de los problemas que enfrenta el gobierno, la vicepresidenta Mercedes Aráoz sostiene que este “no es momento” para cambios ministeriales. Dice también que el fujimorismo “inventa un montón de cosas” al deslizar la posibilidad de que el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) se reúna con Alejandro Toledo en Estados Unidos.

En los últimos días hubo un desfile de ex presidentes en la Fiscalía por el caso Odebrecht. ¿Qué imagen da el país con estos hechos?

Se pueden dar dos lecturas: que es lamentable que altas autoridades hayan cedido ante la tentación de la corrupción o que estamos fortaleciendo nuestras instituciones. Nuestra mirada desde el gobierno es darles más recursos a las instituciones. De hecho, se le han multiplicado los recursos a la Fiscalía y estamos apoyando la reforma en el Poder Judicial.

La medida más severa de la justicia ha sido la de dictar prisión preventiva al ex presidente Toledo. ¿Al gobierno le sorprendió esta decisión?

No, nosotros estamos respetando la independencia de las instancias jurídicas. El Ministerio Público ha hecho una investigación exhaustiva y el juez ha sustentado claramente su caso. Nosotros hemos respondido a su pedido de hacer la solicitud de la extradición.

En este entramado, el presidente PPK se comunicó con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, para pedirle la deportación de Toledo.

Sí. Hubiera sido ideal que el ex presidente Toledo venga a rendir cuentas. El problema es que está buscando mil excusas y él debe estar acá.

¿La comunicación de PPK con Trump no suma a la hipótesis de una persecución?

No, no hay una persecución. Estamos interesados (en el caso) porque es un tema de la tranquilidad pública. Hablar con el presidente Trump es para encontrar las salidas más adecuadas para que se cumpla con la ley, pero no hay ninguna intención política. ¿Acaso Toledo está de candidato? Su partido ni siquiera tiene inscripción.

En la sesión de la Comisión Permanente en la que autorizaron el viaje de PPK a EE.UU. algunos fujimoristas deslizaron la posibilidad de que PPK se reúna con Toledo allí.

(Risas). Esa posibilidad es nula. Además, me parece que no conocen el mapa de Estados Unidos y cuántas horas demora un viaje de un lugar a otro. Estamos hablando de California, donde aparentemente él está ubicado, y Washington, que está en la otra costa.

¿El gobierno en este momento sabe dónde está Toledo?

Hay indicios. No es que sepamos, pero hemos escuchado indicios de que sigue en California. El presidente va a hablar con Donald Trump por una iniciativa que tomó este gobierno hace un par de meses atrás. Obviamente se va a hablar de este tema (Toledo) porque es sensible, pero estamos yendo dentro del marco de la ley.

¿Por qué cree que el fujimorismo dice que PPK piensa reunirse con Toledo, entonces?

El fujimorismo inventa un montón de cosas. No hay duda de que ahí hubo una intencionalidad… Además, fueron uno o dos fujimoristas nada más.

Pero fueron Lourdes Alcorta y Karina Beteta, que son rostros visibles del fujimorismo…

Sí, pero, bueno, tienen una gran imaginación. Lo único que queremos es que el señor Toledo se apersone a nuestro país y rinda cuentas.

¿Usted puede asegurar que PPK no está involucrado en las coimas de Odebrecht u otra empresa brasileña?

El presidente ha dicho permanentemente que no está involucrado en estas coimas.

¿Y usted le cree?

Sí, es un hombre muy decente. No tiene necesidad de estar en estas cosas.

Eliane Karp, esposa de Toledo, dijo que ella sabía lo que hizo PPK la última vez. ¿Lo dijo solo para amedrentarlo?

(Risas). Esa señora ha dicho muchas cosas durante mucho tiempo. Si hubiera sabido algo, debió haber hecho las acusaciones a tiempo. Ahora ella quiere usar este estilo mafioso de acusación, de ‘yo te amenazo’… Ella nos dijo de todo a los peruanos, no nos quiere… Dejémosla con sus palabras.

*Por su lado, Verónika Mendoza dijo que hay que zanjar con la corrupción incluso si debe caer el actual presidente, y que las medidas que ha dado el gobierno en esta materia promueven la corrupción en vez de combatirla. *
¿Ah sí? Bueno, vamos a ver cómo están sus agendas pues, porque alguien que ha escrito en las agendas…

Mendoza dice que no ha escrito en las agendas.

¿Ah no? Por eso no quería ir a los estudios grafológicos… Pero mire, yo no quiero embarrar a nadie. Si ella no está involucrada, en buena hora.

¿Quiere llevar agua para su molino? La clase política en su totalidad está involucrada.

Así es, pero no olvidemos que los grandes financiadores de esto han sido justamente sus socios, que apoyaban la campaña de la señora Nadine Heredia, la gente de Lula da Silva, de Hugo Chávez. Entonces, que no se olvide de dónde venía. La gran izquierda que ella propugna es la que generó estos temas. Lo que ella pretende es desarmar todo lo que ha hecho posible el crecimiento económico de este país.

El crecimiento económico se produjo en el periodo donde hubo coimas. ¿Cree que Mendoza quiere capitalizar el desprestigio de los últimos gobiernos?

Eso es lo que quiere aprovechar. Quiere decir que el crecimiento económico que hemos tenido, que ha generado reducciones importantes de la pobreza, tiene que ser eliminado. A la izquierda radical le gusta el modelo controlista donde hay posibilidad de jugar con espacios de mayor corrupción.

En las últimas encuestas, el presidente no sale bien parado. ¿No es necesario cambiar algunos rostros del gabinete para oxigenar al gobierno, como planteó Juan Sheput?

Yo no entiendo qué cosa hace cambiar ministros para oxigenar el gabinete. El ejercicio de gobierno es de continuidad, de buena gestión. ¿Cambiar ministros a cada rato porque hay una crisis? No. Sí hay que reconocer que hay una crisis concreta y grave, que es la de los fenómenos climáticos.

¿La caída de la aprobación del presidente solo se debió a los fenómenos naturales?

Hay varios fenómenos en simultáneo, las lluvias, los huaicos, han subido los precios, pero ahorita está creciendo la economía un poquito más de lo esperado y eso va a ser bueno en el futuro cercano. Las políticas que hemos empezado a implementar a raíz de los decretos legislativos van a impulsar la economía. También hay medidas anticorrupción, medidas a favor de la seguridad ciudadana…

¿Y con los resultados de esas medidas será suficiente para que el presidente aumente su aprobación?

Yo no digo que eleve la aprobación, pero espero que pueda frenar la caída y, obviamente, con una estrategia comunicacional más certera, con más participación de los ministros en la cancha, la situación puede mejorar. Pero eso no es lo único. El tema de la corrupción nos ha teñido a todos y la gente hoy habla de los políticos como si todos fuésemos corruptos, y no es cierto.

Algunos ministros, en particular, han sido cuestionados. Es el caso de Ana María Romero-Lozada, de la cartera de Mujer. No solo la oposición pidió su cabeza, sino también el CEN (Comité Ejecutivo Nacional) de Peruanos por el Kambio (PpK). ¿No es oportuno que el gobierno la cambie?

No. La señora está haciendo una buena gestión en temas de derechos de la mujer y uno no cambia ministros porque te presionan por aquí y por allá. Uno cambia ministros cuando ve una necesidad de cambio en el ejercicio de la política.

Si hay que llegar a una confrontación como la ocurrida con el ex ministro Jaime Saavedra, ¿lo harán?

No, no. Nosotros no estamos en confrontación. Estamos en un equilibrio con las fuerzas políticas, pero esta señora no ha cometido ningún delito. Que el señor Toledo haya cometido delitos no significa que ella también los cometió. Yo no puedo acusarla de ser corrupta y si está haciendo una buena labor, no tengo por qué sacarla.

¿Por qué se da esta diferencia entre la bancada y el CEN?

Yo no conozco de sus intereses (del CEN), pero en la bancada está claro que no tenemos que bombardear al presidente y decirle quién es corrupto y quién no. ¿Cómo le vamos a decir (a Romero-Lozada) que es una persona corrupta porque trabajó en el gobierno de Toledo? ¿O sea, las personas que trabajaron en ese gobierno, incluyendo el señor Jorge Villa-corta y el presidente Kuczynski, tendrían que estar fuera del actual gobierno? Estamos todos locos. Fue poco elegante la forma en que se pronunció el CEN. Se debe hablar con el presidente en privado. Es vergonzoso el show.

¿El CEN quiso bombardear al presidente?

El señor Villacorta ha atacado al presidente. Eso que han hecho no es política, es una deslealtad y falta de respeto.

Otra diferencia entre la bancada y el CEN fue la sanción al congresista Moisés Guía, quien pidió la vacancia presidencial. El CEN pidió que lo expulsen, la bancada decidió suspenderlo por seis meses. ¿Fue suficiente ese castigo?

Sí, porque esta decisión fue consensuada, unánime, y hemos visto la actitud de Guía antes, después. Yo soy amiga de Guía y me molesté con él, pero de inmediato me ofreció disculpas. Nos ha dado señales de ser leal al presidente.

¿Lo que hizo Guía es menor a lo que hizo Roberto Vieira, a quien sí expulsaron?
Es que Vieira lo único que hizo fue atacar. Guía se equivocó, él ha pedido perdón.

Pero Guía pidió vacar al presidente. Igual queda la impresión de que la bancada sigue durmiendo con el enemigo.

Guía puede tener muchas ideas que no todos compartimos, pero él ha sido muy claro en señalar que no quiere la vacancia presidencial.

Guía pedía la vacancia por la supuesta ideología de género, pero el gobierno, a través del Ministerio de Educación (Minedu), ya ha explicado que no existe este término en el currículo escolar.

Él es una persona religiosa y ha estado escuchando estas cosas, pero ya le hemos explicado que no estamos impulsando ninguna ideología de género.

¿Él apoya la política educativa del Minedu?

Él está comprometido con nosotros en la política educativa y el gobierno ha estado hablando con todas las iglesias para demostrar que no se busca introducir una ideología que altere la igualdad.

Perú 21