Mujeres realizan un “tetazo” en varias ciudades por la igualdad de género y contra el machismo

El “tetazo” se reprodujo en ciudades de casi todo el país

Centenares de mujeres se manifestaron ayer en el Obelisco porteño y en numerosas ciudades del país, incluyendo el que se realizó en la plaza Moreno de nuestra ciudad, con un “tetazo” para pedir por la “soberanía” sobre el propio cuerpo y reclamar un cambio cultural para no ser consideradas un objeto, en una protesta convocada tras un polémico operativo policial contra tres jóvenes que hicieron toples en una playa de Necochea.

La convocatoria se realizó en varias provincias argentinas con consignas como “La única teta que molesta es la que no se puede comprar”; “Nuestros senos no deben ser censurados”; y llamados por la igualdad de género, en las que decenas de mujeres mostraron sus pechos.

“Lo que pedimos es que haya un cambio de cultura, que se tire abajo la construcción violenta que existe sobre el cuerpo de la mujer. Lo que pasó en Necochea fue sólo un disparador, pero nosotras siempre militamos porque deje de tomarse a la mujer como un objeto”, señaló Lola Cufre, una de las organizadoras de la protesta, convocada por organizaciones feministas agrupadas en el colectivo “Agitaciones Contra el Acoso Callejero”.

“Pareciera que si salís en tetas en una publicidad, en una revista o en el programa de Tinelli está todo bien, porque apunta a un nicho de mercado, pero si ves a una mujer disfrutando de su cuerpo en una playa está todo mal y te mandan a la policía”, dijo Ailen, una de las mujeres que participaron en la manifestación.

Convocada a las 17, la concentración principal sobre la Plaza de la República comenzó desde antes de las 16 y, a medida que fueron pasando los minutos, activistas, autoconvocados y curiosos colmaron el espacio peatonal.

En un rincón de la plaza, un grupo de mujeres de todas las edades prestó su torso para servir de lienzo donde pintar dibujos y consignas como “soberanía sobre nuestro cuerpo”, “basta de opresión sexual”, “sobre mi cuerpo decido yo” y “no vinimos a mostrar las tetas, sino a ser libres”.

En la protesta, algunas mujeres denunciaron que varios hombres se acercaron “solo para mirar o desvirtuar el reclamo”, y en ese contexto hubo algunos incidentes y corridas, y algunas empujaron a los curiosos hacia el costado de la céntrica Plaza de la República.

El Día