Odín Sánchez, excongresista colombiano: “No puedo lanzarme a ningún cargo. Estoy liquidado”

Por María Victoria Correa y Julián Amorocho Becerra.

Volver, él y su familia, al ruedo político, es el objetivo que tienen Odín y los Sánchez Montes de Oca, aunque dice que no será tan fácil porque está en la quiebra y su pasado parapolítico lo persigue. Y sí, un pasado que le recuerda que la Corte Suprema lo condenó a pagar cárcel, que el Partido Liberal lo expulsó y que el Partido de La U, hizo lo mismo.

Usted escribió una carta en la que decía que según su ADN, después del secuestro, volvería a defender la paz. ¿Hará política?

“No puedo lanzarme a ningún cargo. Estoy liquidado”.

¿Y sus hermanos?

“No puedo negarles esa posibilidad. Después de mi liberación tuvimos una reunión y sometimos a votación qué hacer, pero faltan dos familiares por votar para saber el rumbo”.

¿Su hermano Patrocinio volverá a la política?

“Él es muy terco y de pronto le da por aspirar. El asunto es que no tenemos plata”.

¿Usted de qué partido es hoy en día?

“A mi me expulsaron del Partido de La U y también me sacaron del Partido Liberal. Ahora estoy esperando a ver quién me recibe con toda la carga que llevo encima”.

Hablemos de su secuestro. Previo a esta entrevista usted nos dijo que hizo migas con el Eln. ¿Usted a qué se refiere con esta afirmación?

“Migas con el mando, con el mando. Yo recibía visitas del mando del frente Occidental, me informaban algunas cosas, creo que hasta hicimos buenas migas. Lo que pasó fue que traté de persuadirlos y mire, eso es lo que hay, como decía el Gran Combo, eso es lo que hay. Yo creo en esos diálogos (con el Eln) siempre y cuando se hagan regionales. Los que me cuidaban eran familias que en la mayoría son oriundos de la zona del Baudó y del San Juan. Por eso es que hay que hacer una propuesta que beneficie a esos combatientes que tienen 20 años y no saben leer ni escribir. Yo al Eln le decía que tenía que sentarse a conversar porque esa oportunidad nunca la iban a volver a tener. Lo que ellos me decían era que al Gobierno había que presionarlo”.

El Eln dijo que le harían un juicio político, ¿al fin qué le hicieron?

“¡Esa es una vagabundería de Pablo Beltrán! la gente que estaba conmigo no tenía ni idea de ese tal juicio político, allá el que manda es el Frente Occidental y no hubo ningún juicio de ese tipo”.

¿Dicho juicio tiene en algo que ver con la condena en su contra por parapolítica? “Por supuesto que (en Chocó) salió gente elegida con apoyo de ‘el Alemán’. Pero yo fui el único político que no fue a la región en esa época”.

¿Entonces se equivocó la Corte Suprema con usted?

“Como se equivocó con mucha gente y como acertó con mucha gente. Es que no es posible que una persona que no fue a la región y perdió las elecciones la acusen de pactar con ‘el Alemán’. Yo sería el único político que hace un acuerdo para perder”.

¿Pero las pruebas del fallo hablan de dos pactos con las Auc que lo vinculan?

“Una lista (de candidatos) la escoge ‘el Alemán’ en una convención en la selva. Yo no asisto porque les digo que ya tengo mi lista y no voy allá. El 21 de junio de 2009, hombres de confianza de él, confirman ante la Corte que Odín Sánchez fue el único que no fue a las reuniones. Pero luego la Corte puso dos testigos con los que no pude hablar”.

Hablemos de Chocó. Los Sánchez Montes de Oca han estado en el poder dos décadas. ¿Por qué no han conseguido el desarrollo de Chocó? ¿De quién es la culpa de la pobreza?

“Nuestra y del Estado. Nuestra, porque en la región nunca nos ponemos de acuerdo para dónde vamos, y del Estado, porque en lo poco que coincidimos nunca nos apoya. A todos los políticos de Chocó los he visto morir pobres, a todos, entonces yo no sé qué es lo que se roban”.

¿Al Gobierno Nacional le interesa Chocó?

(Silencio) “No sé qué es lo que pasa en esa región del país. Como estamos situados tan estratégicamente deberíamos tener ya un canal con Panamá y la vía Medellín-Quibdó”.

Pero entonces, ¿si los Sánchez han tenido poder por qué no han hecho esas grandes obras?

“Supongamos que hemos tenido un puestico y eso no es tener poder”.

¿No es poder ser gobernador y representante?

“En Chocó no, porque yo fui dos periodos representante a la Cámara. Hice debates y hablaba y proponía y fui vicepresidente de la Cámara…”

¿Eso no es tener poder?

“¿Y el poder para qué en manos de un hombre de provincia?”

¿Cómo así? ¿Entonces usted no logró nada para Chocó siendo representante? ¿No pudo influir en el Gobierno Nacional?

“En qué puedo yo influenciar cuando no tengo apellido de renombre, cuando no tengo dinero para aportar a una campaña presidencial. La política es un asunto de retorno”.

Pero ustedes tienen los votos, Odín…

“Son votos miserables que no te sirven para llegar a ninguna parte. 70.000 votos es lo máximo que hemos logrado, es una votación alta, pero esa votación no es un aporte para una campaña presidencial”.

Me equivoco si digo que ustedes se han mantenido en el poder con una política asistencialista…

“No se equivoca, es cierto. No voy a negarlo. Pero quiero decirle que también hemos propuesto proyectos estructurales. Por ejemplo, el régimen de excepción para Chocó y bueno, nadie me puso atención con eso. Idea mía es que terminemos con la discriminación del indígena y del negro y sus territorios colectivos”.

Cuando usted estaba secuestrado, en Chocó hubo un paro cívico en el que la comunidad salió durante una semana a pedir lo mismo de siempre: salud, educación, infraestructura. ¿Cuál es la explicación de que los chocoanos lleven 50 años pidiendo lo mismo?

“Es un asunto de Estado. No nos hemos puesto de acuerdo. Yo invito a los chocoanos para que tomemos ese acuerdo que lograron con el Gobierno como un insumo para hacer una propuesta a la mesa de negociaciones de Ecuador. La idea es llegar a tener un estatuto de excepción para esta zona marginada”.

¿El expresidente Álvaro Uribe lo intentó cuando asignó un interventor?

“Noo, noooo, nooo. Eso no es una ley, eso es una vigilancia y resultó que nos intervinieron y ellos se robaron todo”.

¿Entonces usted no cree en un proceso de intervención del Estado?

“No, yo no creo en eso. Yo lo que pido es un tratamiento especial, no se necesita sino decretar el estado de sitio en el Chocó por cuestiones de orden público, así de sencillo”.

El Colombiano