Oficialismo y oposición miden fuerzas a un año del referendo por la repostulación de Evo

MAS y oposición miden fuerzas con marchas en calles por 21F

Hoy empiezan las movilizaciones. Miles de seguidores tanto del Movimiento Al Socialismo, que denomina este evento “Día de la mentira”, como de la oposición, “Defensa de la democracia y voto del No”, medirán fuerzas en las calles.

Ambos bandos desde semanas atrás se han dedicado a sumar la mayor cantidad de seguidores para recordar los resultados del referéndum constitucional que se realizó el 21 de febrero del 2016. Hoy en horas de la tarde, seguidores del MAS se concentrarán en el Chiriguano, donde partirán en una masiva marcha hasta la rotonda del Plan Tres Mil. El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Edgar Montaño, informó que la marcha por el ‘día del desagravio a la democracia’ en Santa Cruz será el 20 de febrero para evitar confrontaciones con la oposición. “Con las organizaciones sociales hemos dicho claramente que no vamos a ir a la confrontación, por lo tanto, estamos realizando un día antes la movilización, es decir, que el 20 de febrero nosotros nos estaremos concentrando en el segundo anillo y Chiriguano a partir de las cuatro de la tarde, para hacer conocer la mentira que se ha hecho creer a la población boliviana”, explicó. Montaño añadió que en esa movilización participarán afiliados a la Cámara Agropecuaria del Oriente, estudiantes de la Universidad Gabriel René Moreno, organizaciones sociales, juntas vecinales, fabriles de Santa Cruz y otros. Agregó que la movilización es contra la ‘mentira’ que la oposición manejó en el referendo del 21 de febrero del 2016, para que el ‘No’ a la repostulación del presidente Evo Morales a un nuevo mandato gane en el referendo constitucional. Las movilizaciones por 21F serán tanto de la oposición como del Gobierno central. El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, convocó a los movimientos sociales afines al Gobierno nacional y a opositores a desarrollar de forma pacífica las movilizaciones que se están planificando para el 21 de febrero en todo el país. “Todos tienen derecho a movilizarse y mostrar su punto de vista, y nosotros vamos a garantizar el desarrollo de toda marcha, e invocamos a los sectores que se manifiesten en pro o en contra a movilizarse de forma pacífica, porque están en su derecho constitucional”, manifestó. El mandatario anunció que el Estado activará todos los mecanismos establecidos por ley para garantizar que las movilizaciones que se realicen el 21 de este mes sean “totalmente pacíficas” en los nueve departamentos del país. ACTOS DE LA OPOSICIÓN Mientras tanto, las plataformas ciudadanas, colectivos, grupos, sectores sociales e instituciones cívicas se organizan para festejar que el No haya ganado el año pasado y convocaron a concentraciones en las distintas capitales del eje troncal, para contraponer las manifestaciones de los movimientos sociales. Además, el Comité Cívico y las distintas plataformas ciudadanas que están preparando concentraciones para celebrar el primer aniversario del referéndum del ‘No’, realizarán un acto simbólico este 21 de febrero a las 07:00 en instalaciones del Gobierno Moral, con lo que se dará inicio a todos los eventos conmemorativos por este hecho. “Estamos demostrando la unidad en torno a la idea de respeto a la Constitución Política del Estado y al estado de derecho. El día 21 de febrero en el Comité pro Santa Cruz vamos a celebrar un acto especial y simbólico, para dar el puntapié inicial para todos los eventos de conmemoración de este hecho tan importante de la historia democrática de nuestro país”, dijo el presidente del Comité, Roger Montenegro. Asimismo, el líder cívico comprometió la participación del Comité pro Santa Cruz en todas las manifestaciones que se hagan en diferentes puntos de la ciudad. Carlos Manuel Saavedra de la plataforma ‘Bolivia dice No’, recordó que siete de cada 10 cruceños votó por el ‘No’, por ello deben manifestarse en los barrios si es que no pueden asistir a los actos e invitó a que vecinos puedan estampar en sus poleras la leyenda ‘Bolivia dijo No’, en memoria de la victoria del No en el referéndum de reforma constitucional del 21 de febrero de 2016, que cerró la posibilidad a una inconstitucional repostulación de los actuales mandatarios bolivianos. El activista Mamen Saavedra informó que el serigrafiado de poleras se desarrolla paralelamente a una campaña puerta a puerta, en la que integrantes de la organización visitan a los vecinos en sus casas, para explicarles que uno de los pilares de la democracia es la alternancia en los espacios de poder. El activista señaló que hoy está prevista una conferencia del reconocido grupo Los Salmones, quienes darán a conocer detalles del acto principal de celebración que se realizará mañana en el coliseo Gilberto Pareja, de la calle Ingavi. También, se tiene prevista la entrega de plantines con adhesivos del No a los ciudadanos en diferentes puntos de la ciudad. Mientras tanto, Jaime Choque, quien dirige el Movimiento Ciudadano, informó que el 16 de febrero partió una marcha de más de 50 personas desde San José de Chiquitos hasta la capital cruceña en defensa de la democracia. La marcha pretende llegar hoy en la tarde a la plaza principal para participar de los actos. “Esta es una marcha para defender la democracia y el voto del No que ganó el 21 de febrero del año pasado. Nosotros no vamos a permitir que vulneren nuestros derechos, nosotros nos sentimos ausentes por parte del Gobierno, de toda esta discriminación y de actitud que precisamente están queriendo manipular el voto y están pretendiendo nuevamente reelegirse”, dijo.

El Mundo


Oficialismo y oposición cruzan mentiras y verdades sobre el No

Aun año de perder el referendo de repostulación del binomio presidencial, el oficialismo aún hace cálculos. Adriana Salvatierra, senadora del MAS, cree que sin el escándalo desatado por el caso Zapata, el Sí habría obtenido entre 10 y 20 puntos porcentuales más. Basa su análisis en una encuesta de Equipos Mori de octubre del año pasado, que midió el impacto en los votantes de la noticia de la relación entre el presidente Evo Morales y la exgerente comercial de la CAMC. Para la socióloga elegida en Santa Cruz, la oposición utilizó una mentira como herramienta de acción política ante la ausencia de agenda, propuesta y visión de país.

“Se degrada la acción política. El objetivo nunca fue comprobar nada, sino poner en duda la certeza que tenía la población sobre la honestidad del Gobierno y del presidente Evo. Se trató de poner en duda la ética del proceso y del presidente”, asegura Salvatierra.

Desde la vereda opositora, Jimena Costa, diputada de UD y politóloga, coincide en que hubo una lista interminable de mentiras, pero los que las dijeron fueron los del Gobierno, no los de la oposición. Para la paceña, la primera mentira fue la declaración de Evo Morales que admitió haber tenido un hijo con Zapata, luego el vicepresidente Álvaro García Linera aseguró que el mandatario había conocido al pequeño, varios ministros argumentaron que incluso había pagado por curaciones para tratar de salvar su vida. “Hay un reconocimiento tácito de los hechos desde su primera declaración del presidente. Luego se vuelca todo y se dice que era un engaño de la señora Zapata”, dice Costa.

Hugo Siles, viceministro de Autonomías, asegura que la Fiscalía fue la encargada de desmontar “la mentira del niño”, que, luego, una comisión de la Asamblea Legislativa desestimó tráfico de influencias. Cree que hubo medios de comunicación que se dedicaron a repetir estas “mentiras” y que cuando se descubrió que el niño no había existido, no le dedicaron el mismo espacio para rectificar la información errada.

Cuando se le consulta a Siles si se había indagado sobre los negocios que Zapata pudo hacer sobre la base del certificado de nacimiento que ‘demostraba’ que había tenido un hijo con el presidente, responde que en 11 años de Gobierno el MAS ha visto a mucha gente que se hacía pasar por pariente de ministros, que la mayoría está presa, y que Zapata es solo una más de esa lista.

Cuando se le pregunta a Salvatierra si esa “mentira” no se hizo efectiva debido a que incluso el presidente creía que había tenido un hijo, responde: “Eso es farándula”.
Carlos Valverde, el periodista que dio a conocer la relación entre Zapata y el presidente, cree que la farándula vino del Gobierno. Dice que el Ejecutivo magnificó el caso del niño para tapar y apartar de la mente del ciudadano que estábamos ante un Gobierno corrupto.
Costa no cree que el caso Zapata haya sido el único motivo del No en el referendo. “La mentira más grande es que quieran hacerle creer al país que la victoria del No solo tiene que ver con el bochornoso y triste episodio de la vida del presidente”.

Salvatierra admite que hubo un conjunto de motivos. Como masista, se reprocha que la campaña no lograra equiparar la aprobación de gestión a la intención de voto. “No supimos comunicar que el presidente es la garantía del cumplimiento de la agenda patriótica”, se lamentó

El Deber