Reunión de Temer y Macri: evaluaron el vínculo comercial bilateral y el futuro del Mercosur

Macri propuso a Brasil ser “los aliados del siglo XXI”

“La rivalidad la dejamos para el fútbol, en lo demás somos socios”, sintetizó el presidente Mauricio Macri tras firmar la declaración conjunta con su colega de Brasil, Michael Temer, en su visita oficial al vecino país.

Macri y Temer brindaron una declaración a la prensa, tras firmar acuerdos conjuntos, el más importante de ellos, según expresó Macri,  es el de crear -con apoyo del BID- estándares únicos entre los países del Mercado Común (Mercosur).

Detalló como los principales puntos acordados con Brasil, además,  tener consulados en forma conjunta en las fronteras de ambas naciones, la unificación de visas, la acción conjunta contra el narcotráfico y el crimen organizado.

El presidente argentino puso de relieve que se encara “el fortalecimiento interno del Mercosur y su relación con el mundo, empezando con la negociación con la Unión Europea (UE)” y además señaló que “hay varios países interesados en ampliar la relación con nosotros, como la alianza con el Pacífico” y además se da “una oportunidad importante con México” ya que ante el cambio de escenario México va a “mirar al sur con mayor decisión”.

Macri agregó que habló en tal sentido este lunes con su colega mexicano Peña Nieto y, agregó: “estamos abiertos a profundizar el diálogo”.

“Tenemos que ser aliados en todos los sentidos”, subrayó Macri en la reunión ampliada que mantuvo con su par brasileño en el Palacio de Planalto y destacó la importancia de que la Argentina y Brasil redoblen el nivel de relación y establezcan “oportunidades que generen trabajo y ayuden a reducir la pobreza, que es nuestro principal desafío”.

Los presidentes renovaron también su compromiso de luchar contra el narcotráfico y el crimen organizado, aprovechar los recursos naturales  y establecer nuevos mecanismos que faciliten el intercambio comercial entre ambos países.

Macri y Temer firmaron una carta dirigida al titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Moreno, en la que le solicitan asistencia para establecer normas técnicas sanitarias y fitosanitarias, inclusive con la posibilidad de crear una futura agencia binacional.

Paralelamente, la Argentina y Brasil suscribieron un acuerdo de cooperación orientados a intensificar el desarrollo de las inversiones y las oportunidades de negocios, otro de defensa civil para ayudar a poblaciones fronterizas en situaciones de emergencia y también en materia consular.

“Es un quiebre positivo a favor del desarrollo de la relación bilateral y la evolución del Mercosur”, subrayó el presidente Macri y dijo que apuesta “a esta unión consolidada entre la Argentina y Brasil”.

Macri señaló que el mundo está “ante un escenario global lleno de desafíos con más dudas que certezas” y por ese motivo ambos países deben “afrontarlo más juntos que nunca” y “ser aliados en todos los sentidos”.

Puntualizó que existe “una enorme oportunidad” de avanzar en acuerdos comerciales con la Unión Europea y con la Alianza del Pacífico, a partir de la nueva situación política de los Estados Unidos y el proceso del “Brexit”.

“Creo que tenemos que sintonizar esto y armar los mejores equipos para ir a negociar con países que no han sido receptivos hasta el momento e ir en línea con incorporar nuevos mercados”, añadió.

Remarcó que la Argentina y Brasil, así como los otros países integrantes del bloque, Paraguay y Uruguay, deben “tener una agenda común para bajar la pobreza y aumentar la inclusión”.

Subrayó, en ese sentido, que el Mercosur requiere tener una “estrategia común” para optimizar la relación comercial con otros bloques y tener una visión común respecto de los vínculos con China.

“Hoy tenemos que dar señales claras al mundo de que el Mercosur cobra nuevo ímpetu”, puntualizó Macri quien además es el actual presidente pro témpore del bloque.

Dijo que la reunión sirvió para establecer el compromiso de “fortalecer los equipos y coordinarlos mejor” y avanzar en la ampliación de las relaciones comerciales actuales y las futuras “porque hay varios países interesados en ampliar su relación con nosotros”.

Sostuvo que para “reducir sistemáticamente la pobreza en el Mercosur” hay que, “como gobernantes, facilitar herramientas para el desarrollo de nuestra gente”.

Añadió que “en esas herramientas de integración consular, técnicas, de estándares, de integración en infraestructura, manejo de las fronteras y combate del narcotráfico vamos a encontrar las soluciones que buscamos”.

“Todas las cosas que hemos decidido son importantes: que trabajen los consulados en forma conjunta, que complementemos nuestras capacidades, unifiquemos visas, los funcionamientos en los pasos fronterizos, que combatamos en conjunto el flagelo del narcotráfico y el crimen organizado”, afirmó.

Macri manifestó su convicción de que una tarea conjunta entre la Argentina y Brasil también permitirá aprovechar en forma más eficiente la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se va a celebrar en Buenos Aires a fin de este año y la del G20 de 2018.

“Espero que, por fin, entendamos que somos socios y tenemos mucho por compartir, intercambiar y la rivalidad la dejemos para el deporte, especialmente para el fútbol. En todo lo demás tenemos que ser socios”, enfatizó luego en el almuerzo de honor servido en el Palacio Itamaraty.

A su vez, el presidente Temer señaló que ambos países tienen “urgencia en el crecimiento económico y la generación de empleo, y también modos semejantes de enfrentar desafíos, como reformas ambiciosas y el fortalecimiento de la competitividad”.

“Avanzamos no sólo en lo que se habla reiteradamente del acuerdo Mercosur-Unión Europea, sino también en una integración cada vez mayor en Latinoamérica, América del Sur, México en particular, para hacer una relación más próxima entre el Mercosur y la Alianza para el Pacifico”, señaló.

“Coincidimos también en promover la eliminación de obstáculos para el comercio que persisten en el espacio” del bloque, añadió Temer.

También le agradeció a Macri por “el impulso que ha dado al Mercosur en su periodo de presidencia pro tempore, ya que queremos juntos seguir trabajando no sólo ahora sino el próximo semestre”.

“En el momento en que cobran fuerzas las tendencias de desunión y proteccionismo, Brasil y Argentina responden con más diálogo y comercio y con una única voz”, remarcó Temer antes de conferirle a Macri el collar de la orden Nacional del Crucero del sur, el más alto honor de Brasil a un jefe de Estado extranjero.

En sus alocuciones, ambos jefes de estado destacaron la visión de los presidentes Raúl Alfonsín y José Sarney, quienes en la década de los años 80 impulsaron la creación del Mercosur con la visión puesta en los derechos humanos, la consolidación de la democracia y un mejor y más fluido intercambio comercial.

El Jefe de Estado argentino arribó por la mañana a la capital brasileña y posteriormente se trasladó junto a la comitiva argentina a Planalto, donde fue recibido por Temer y su equipo de colaboradores.

Macri realizó la visita de Estado junto al Jefe de Gabinete, Marcos Peña; la canciller Susana Malcorra; los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Producción, Francisco Cabrera, y de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

Además, integraron la comitiva los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Misiones, Hugo Passalacqua, y el diputado nacional Daniel Lipovetzky.

Luego del almuerzo, el presidente Macri se reunió en el Congreso brasileño con los titulares del Senado, Eunício Oliveira, y de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia.
“Pido que apoyen todos estos acuerdos a los que estamos llegando porque desde aquí se librará la batalla para terminar la pobreza”, les dijo el presidente Macri.

Más tarde el Jefe de Estado se entrevistó con la presidente del Supremo Tribunal Federal, Carmen Antunes Rocha, tras lo cual retornaba a la Argentina.

Télam


Em visita ao Brasil, Macri defende aproximar Mercosul do México

Por Gustavo Uribe

O presidente da Argentina, Mauricio Macri, defendeu nesta terça­feira (7) que o Mercosul aproveite a atual conjuntura política para estreitar relações com países da América Latina.

Em discurso no Palácio do Planalto, durante visita oficial ao Brasil, o argentino pregou uma aproximação comercial com o México e com outros países da Aliança do Pacífico, como Chile, Peru e Colômbia.

No mês passado, o presidente dos Estados Unidos, Donald Trump, ameaçou impor uma tarifa de 20% sobre todos os produtos importados do México. O montante arrecadado seria usado para financiar a construção de um muro na fronteira entre os dois países.

“Nós temos de intensificar a relação com a Aliança do Pacífico e já manifestamos ao presidente [mexicano Enrique] Peña Nieto que estamos abertos a aprofundar o diálogo”, disse Macri.

Ele pregou ainda o aprofundamento nos acordos comerciais com a União Europeia e da Argentina com o Brasil. “Nós temos de ser sócios. Que a rivalidade seja deixada apenas para o esporte e que sejamos sócios no restante”, brincou.

Os dois presidentes assinaram memorandos de entendimentos de áreas de proteção de fronteiras, cooperação de diplomacia e para a elaboração de uma agência bilateral para diminuir barreiras sanitárias e fitossanitárias.

Folha de S.Paulo


Macri se reunió con Temer y volvió a defender a Arribas

En el marco de su viaje exprés a Brasil, para reunirse con su par brasileño, Michel Temer, para la firma de un tratado comercial bilateral, Mauricio Macri volvió a defender al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, denunciado por recibir 600 mil dólares del cambista brasileño Leonardo Meirelles, implicado en la trama de corrupción que vincula a la Operación Lava Jato con la constructora Odebrecht. “Confío en él”, afirmó Macri antes de llegar a Brasilia.

“Estoy tranquilo, Arribas no tiene relación con Odebrecht y creo en lo que él dijo”, respondió Macri al ser consultado por medios brasileños. Según recogió el Folha de Sao Paulo, Macri espera que Brasil entregue la lista de los nombres argentinos involucrados en el caso.

La semana pasada, el jefe de espías tuvo que dar explicaciones frente al Congreso nacional y sus intentos para justificar los casi 600 mil dólares que recibió de parte de Meirelles quedó flojo de papeles. El jefe de espías negó la transferencia y, más allá de no presentar ningún documento que acredite su palabra, Arribas cambió su versión sobre los 70.495 dólares que sí reconoce tener en su cuenta en Suiza. Sostuvo que esa transferencia fue por la venta de los muebles de su casa de San Pablo: “mesas, sillas, cuadros”, y no el “inmueble”, como él mismo había dicho en un comunicado oficial luego de su regreso de vacaciones en Brasil, varios días después estallado el escándalo.

Según trascendió a partir de la investigación periodística de la asociación IDL Reporteros, Arribas recibió en su cuenta del banco Credit Suisse, en la sucursal radicada en Zurich, cinco transferencias por un total de 594.518 dólares, realizadas por Meirelles. Los giros se hicieron desde una cuenta en Hong Kong a nombre de la empresa RFY Import & Export Limited, que la justicia de su país ya calificó como “empresa de fachada”, destinada al pago de sobornos, lavado de activos y evasión. Las transferencias se realizaron a fines de septiembre de 2013, en coincidencia con el anuncio del relanzamiento de las obras del Sarmiento.

Meirelles fue condenado en Brasil a cinco años de prisión por el pago de coimas, reveladas en el marco de la megacausa de corrupción Lava Jato. Bajo el régimen de delación premiada que rige en ese país, el cambista aportó información sensible sobre los negocios de la constructora Odebrecth, que forma parte del consorcio de empresas beneficiadas con la concesión del soterramiento del ferrocarril, consorcio del que también forman parte Iecsa (de Ángelo Calcaterra, primo de Macri), Comsa (española) y Ghella (italiana).

Página 12