El titular de la OEA acusa al gobierno de Cuba de mentir y dice que “no está listo” para volver al organismo

Almagro está dolido por “mentiras” de Cuba

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, confesó ayer, estar “dolido” por las “mentiras” del Gobierno cubano sobre sus intenciones al querer asistir a un acto de la disidencia en la isla y consideró que el país “no está listo” para volver al organismo.

“Me duele porque esperaba y pensaba otra cosa. Yo soy, creo, el primer secretario de la OEA con una foto del Che Guevara (comandante de la Revolución cubana) en su despacho, y cuando alguien (el Gobierno cubano) tiene que justificar determinadas acciones a través de mentiras es que sus verdades valen todavía menos que esas mentiras y eso es lo grave en este caso”, dijo Almagro en una entrevista con Efe en la sede de la OEA en Washington.

Almagro, a quien Cuba denegó la entrada al país para recoger este miércoles un premio de la disidencia, considera que “si tienen problemas en que se vaya a recibir un premio”, está claro que “no están listos” para regresar a la OEA.

El excanciller uruguayo esperó hasta el miércoles, una hora antes del acto de la disidencia, para anunciar que Cuba le había denegado la entrada porque intentó “hasta el último minuto” convencer al Gobierno cubano de que le dejara acudir al acto.

Almagro quería recoger en persona el premio que le concedió la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia en memoria del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, una convocatoria a la que tampoco pudieron acudir el expresidente mexicano Felipe Calderón y la exministra chilena Mariana Aylwin porque Cuba también les negó la entrada.

“Me consta que ninguno teníamos la menor intención de hacer una provocación con el sistema cubano, ni con el Gobierno, ni ninguno de los tres estamos inmersos en lo que han llamado actividades anticubanas, ninguno hizo una dinámica de publicidad de todo el proceso y ninguno formamos parte de una conspiración que pretendía derrocar o generar inestabilidad”, defendió.

Almagro considera que el paso de aceptar la invitación de la disidencia “no tenía nada ni de provocación ni de arriesgado” porque él iba con una “actitud constructiva respecto a un socio complejo” que sigue fuera de la OEA.

“Creíamos que era una buena oportunidad de acercar a cuba determinados principios y valores del Sistema Interamericano que siempre han sido positivos para toda la ciudadanía”, señaló.

Almagro, que al llegar a la OEA se marcó como objetivo reintegrar a Cuba en la organización, considera ahora que la vuelta del país caribeño “es difícil” y “puede que no pase” durante su mandato ni durante el de Raúl Castro.

Para que Cuba vuelva a la OEA, “no necesariamente tiene que haber un cambio de Gobierno pero sí tienen que haber ajustes que lo hagan consistente con el Sistema Interamericano y sus principios y valores, esa es la mejor forma para que regrese, no lo pueden hacer cuando no están listos”, afirmó el titular de la OEA.

Cuba Net


Evo Morales expresa admiración hacia el pueblo cubano por frenar intromisión del imperio

El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó ayer en Twitter su admiración por el pueblo cubano al frenar la injerencia del imperio y hacer fracasar una provocación fraguada por organizaciones derechistas de la región.

Medios internacionales divulgaron en las últimas semanas la intención del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de viajar a La Habana para recibir un premio inventado por un grupo ilegal anticubano adscrito a la ultraderechista Fundación para la Democracia Panamericana.

De acuerdo con una declaración de la cancillería cubana, el plan consistía en el montaje en La Habana de una abierta y grave provocación contra el Gobierno, para generar inestabilidad interna y dañar la imagen internacional del país, a la vez que afectaba la buena marcha de las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados.

Al espectáculo serían arrastrados Almagro y algunos otros personajes derechistas que integran la llamada Iniciativa Democrática para España y las Américas (IDEA).

La cancillería cubana expresó no sentirse sorprendida por los actos y declaraciones abiertamente anticubanos de Almagro y la OEA, pues en muy corto tiempo al frente de esa organización se ha destacado por generar una ambiciosa agenda de ataques contra los gobiernos progresistas de Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Tras conocer los planes y haciendo valer las leyes que sustentan la soberanía de la nación, el gobierno cubano negó el ingreso a territorio nacional de ciudadanos extranjeros vinculados con esos hechos.

Cuba Debate


Embajador de Chile en Cuba permanecerá en Santiago y se reunirá con canciller Muñoz

Una señal adicional entregará la Cancillería chilena luego de la decisión del gobierno cubano de prohibirle el ingreso a ese país a la ex ministra Mariana Aylwin (DC) para participar de un acto en el que se le entregaría un reconocimiento póstumo a su padre, el ex Presidente Patricio Aylwin.

El embajador de Chile en La Habana, Ricardo Herrera, llegó el miércoles a Santiago, luego de ser llamado a informar por las autoridades chilenas, para analizar la situación, algo que se concretó durante la tarde, durante una reunión con el canciller subrogante, Edgardo Riveros, y el subsecretario subrogante de Relaciones Exteriores, Milenko Skoknic.

Pero, además, en el ministerio explican que Herrera permanecerá en Santiago varios días más. Y agregan que aún no está definido cuándo regresará a La Habana a retomar sus labores como embajador.

Fuentes de esa cartera dicen que el propio canciller Heraldo Muñoz sostendrá una reunión con el representante chileno para discutir el impasse entre ambos países, algo que se incrementó ayer, luego de que Cuba emitiera una declaración pública en la que, entre otras cosas, defiende el “derecho soberano” de ese país a “decidir sobre el ingreso al territorio nacional de ciudadanos extranjeros”. Esto, en clara contraposición al comunicado emitido el martes por la Cancillería chilena -texto que fue entregado ese mismo día al embajador de Cuba en Chile, Adolfo Curbelo-, en el que se cuestionó la prohibición de ingreso a Aylwin y se recordó que en nuestro país “se han realizado diversos reconocimientos a figuras históricas y políticas cubanas”.

El encuentro entre el embajador Herrera y el ministro Muñoz se podría concretar la próxima semana. Por estos días, el secretario de Estado se encuentra de vacaciones, pero se ha mantenido monitoreando la situación. Su regreso a Santiago se producirá entre el lunes y el miércoles.

Así, en RR.EE. dicen que Herrera no regresará a Cuba hasta que converse con el canciller. Y no descartan, además, que su estadía se prolongue más días en Chile, lo que implicaría una señal de molestia de La Moneda al gobierno cubano, tal como ha sucedido en otras ocasiones con embajadores chilenos en otros países.

En tanto, respecto de la declaración cubana emitida el miércoles, en la Cancillería dijeron, hasta el cierre de esta edición, que no estaba contemplado responder.

La Tercera