Venezuela: miles de jóvenes salieron a las calles a conmemorar el Día de la Juventud

Jóvenes de la Patria plenaron calles de Caracas

Al conmemorarse ayer los 203 años de la batalla de La Victoria, liderada por José Félix Ribas, uno de los episodios más recordados en la Guerra de Independencia, miles de jóvenes de todo el país conmemoraron la gesta con una multitudinaria marcha que desbordó el casco central de Caracas.

La juventud de la Patria, en su mayoría estudiantes de educación media y superior, acompañados de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV) y el Movimiento Robert Serra, se reunió desde tempranas horas de la mañana en los alrededores de la plaza Morelos, sitio acordado para el inicio de la marcha, que tendría como punto final la plaza Bicentenaria, en la fachada sur del Palacio de Miraflores.

Adicionalmente, la muchachada aprovechó la convocatoria para manifestar el apoyo al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, su compromiso con la Revolución Bolivariana y su voluntad de contribuir en programas como el Carnet de la Patria, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), las Misiones y Grandes Misiones y los motores de la economía que impulsa el Ejecutivo.

MÚSICA, CALOR Y ALEGRÍA

Un sol brillante reinó en el cielo caraqueño durante la movilización, lo que contribuyó a darle un ambiente de calor y sabor caribeño a la actividad.

Esto, sumado a la música de los llamados camiones tipo miniteca, bandas shows y los grupos del género llanero, tambor costeño y bailable que se presentaron en las tarimas colocadas en distintos puntos del trayecto, hizo desbordar la alegría de los jóvenes, quienes cantaron, bailaron, hicieron rondas, juegos, competencias y carreras en la plaza Morelos, las avenidas México y Universidad e inmediaciones del liceo Fermín Toro y la plaza Bicentenario.

La manifestación estuvo reforzada con trabajadores de distintos despachos gubernamentales, entre ellos el Saime, Saren, Seniat, Metro de Caracas y Ministerio de las Comunas, además de las misiones Transporte, Sucre, Rivas, Comuneros y público en general.

Otros que acompañaron a la juventud patriota fueron Mervin Maldonado, ministro para la Juventud y Deporte, la dirigente de la JPSUV, Andreína Tarazón, el viceministro de Promoción Deportiva de la Paz y la Vida, Alexánder Vargas, el viceministro de Política Interior y Seguridad Jurídica, Hanthony Coello, el dirigente juvenil de Caracas Daniel Aponte y Darío Vivas, dirigente del PSUV.

La movilización comenzó con un desfile de bandas marciales, también conocidas como bandas show, encabezadas por la Banda Marcial Juvenil Francisco de Miranda, seguida de la Banda Show Santa Lucía del estado Yaracuy, la Fundación Bandas Virgen Del Valle del estado Táchira, la Banda Show Juvenil Santiago Mariño, procedente del estado Carabobo, y la Banda Escuela Jesús Enrique Lossada, en representación del estado Zulia.

A estas bandas se le sumaron orquestas afrolatinas como Sonadio, que con el contagioso ritmo del son cubano puso a bailar a la gente en Bellas Artes, y Salsarría, quien como su mismo nombre lo dice, llevó la salsa brava del sector Sarría a la esquina de Sociedad.

En este mismo sitio también tuvo protagonismo Jimmy Ávila, quien recitó un poema de su propia autoría en el que resaltó que, con la llegada de la Revolución, más nunca hizo falta usar capuchas a la hora de realizar las protestas estudiantiles por temor a represalias, tal como ocurrió en décadas anteriores.

En el trazado original fueron instalados varios puntos de parada en donde se colocaron las referidas tarimas, ubicadas específicamente frente a la estación del Metro de Bellas Artes, la plaza Carabobo, la salida de la estación del Metro de La Hoyada, esquina de Sociedad, salida de la estación del Metro de El Silencio y finalmente frente el liceo Fermín Toro.

Frente al referido plantel fueron habilitadas dos pantallas gigantes en las que el numeroso público que no pudo llegar a la plaza Bicentenario al encuentro con el presidente de la República por falta de espacio, pudiera ver el programa Los Domingos con Maduro.

RECORDANDO AL COMANDANTE

Como se ha hecho ya una costumbre en las manifestaciones revolucionarias, los patriotas recordaron y reconocieron el discurso y el legado del Comandante Hugo Chávez Frías como principal impulsor del proyecto socialista que se ha desarrollado en Venezuela en el siglo XXI.

Las etiquetas #Juventudvictoriosa, #AquiNoSeHablaMalDeChavez y #EnMiCasaNoSeHablaMalDeChavez fueron exhibidas por muchos participantes. Igualmente los manifestantes llevaron un enorme muñeco inflable con uniforme verde y boína roja, figura que siempre fue asociada con la imagen del Comandante Eterno.

Asimismo se exhibieron pancartas en las que se manifestó el apoyo a la gestión del presidente Maduro, el rechazo a las acciones de la derecha a través de la guerra económica y la injerencia de las potencias extranjeras.

HABLAN LOS PROTAGONISTAS

Andreína Tarazón, representante de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV), sostuvo en plena movilización que la juventud actual es descendiente digna de aquellos próceres que entregaron su vida por alcanzar la Independencia de un país dominado por el imperio de España.

“Luego de 203 años nosotros seguimos exactamente en la misma batalla, por ser independientes, por caminar con nuestros propios pies, sin ningún tipo de amarras internacionales, y además en medio de una brutal guerra económica que ha colocado al país en una situación de resistencia”, acotó.

La dirigente socialista añadió que, pese a las difíciles circunstancias por las que atraviesa el país, existe la suficiente confianza en que el Gobierno posee las herramientas para superarlas.

“Tenemos en Miraflores a un hombre que no ha escatimado en ningún momento la posibilidad de seguir fortaleciendo las políticas públicas para los jóvenes”, dijo.

En ese sentido, Tarazón refirió como ejemplos el programa de vivienda Soy Joven y el Programa Productivo para la Juventud.

“Por eso estamos aquí, de frente con el presidente Nicolás Maduro y con la Revolución Bolivariana.

Entre tanto, Andry Briceño, quien viajó desde el municipio Guacara del Estado Carabobo, señaló que se trasladó a Caracas junto un grupo de compañeros motivado por el patriotismo.

“Demostrar que en este tipo de actividades la juventud siempre se muestra alegre y dispuesta a participar, a aportar su granito de arena para construir el país, con conciencia, con pleno conocimiento de lo que está haciendo”.

Recalcó que, ante los retos del país, la juventud es el sector destinado a asumirlos.

“Somos nosotros, la misma juventud heroica del 12 de febrero, que junto a José Félix Ribas salió a la batalla por defender la Patria y hacer que esta Revolución sea irreversible”, puntualizó.

Omer Martínez, vicepresidente para la región centro occidental de la Federación Venezolana de Estudiantes de Educación Media, calificó como un hecho extraordinario el que miles de jóvenes del país hayan protagonizado un encuentro histórico en la ciudad de Caracas para defender la Revolución Bolivariana “y promoverla hacia el Socialismo del Siglo XXI”.

Martínez, quien además pertenece a la Organización Bolivariana de Estudiantes, resaltó que el principal reto que se plantea ahora el estudiantado venezolano es la construcción de un país en el que no se vuelvan a repetir situaciones como la represión de la cuarta República, ejemplificada en hechos como las persecuciones de los años 70 y las masacres de Macarao, Cantaura y Yumare.

Katherine Velásquez, estudiante de educación media de la Unidad Educativa Padre Delgado del estado Yaracuy, se mostró orgullosa de representar su entidad, junto a otros 30 compañeros, así como expresar su respaldo a la labor desempeñada por el presidente de la República, Nicolás Maduro para mejorar la calidad de vida de los venezolanos, y en ese sentido se comprometió a “colaborar con el trabajo de los CLAP y el Carnet de la Patria”.

Por su parte Jesús Belisario, quien vino del estado Bolívar, expresó “que es un legado que nos dejó el Comandante (Chávez), seguir apoyando a esta Revolución bonita, estamos resteados con Nicolás Maduro, hoy es un día para celebrar la juventud de Bolívar y de toda Venezuela”.

La hazaña de los estudiantes y seminaristas

La batalla de La Victoria constituye uno de los hechos más memorables de la gesta independentista de Venezuela. El 12 de febrero de 1814, los ejércitos patriotas, acosados por el imperio español, representado por las huestes del asturiano José Tomás Boves, enfrentaron a los realistas en inferioridad de condiciones, debido a la superioridad en número, armamento y experiencia de las tropas españolas. Los republicanos, comandados por José Félix Ribas, asumieron el reto de enfrentar a los realistas, que pretendían tomar la población de La Victoria (estado Aragua) por considerarse un punto estratégico y equidistante entre Valencia y Caracas, ciudades clave para la causa patriota. Ribas, ante la escasez de combatientes para afrontar la lucha, optó por recurrir al arrojo de unos mil estudiantes de los colegios y seminarios de la ciudad y de los otros poblados vecinos, entre ellos 85 estudiantes del Seminario de Santa Rosa de Lima de Caracas, a quienes armó para enfrentar a los españoles. La frase de Ribas previo a la reyerta quedó para la historia: “En esta jornada que va a ser memorable, ni aun podemos optar entre vencer o morir: ¡necesario es vencer! Luego de una intensa refriega que comenzó cerca de las 7 de la mañana y duró casi todo el día los estudiantes y seminaristas salieron victoriosos.

Ciudad CCS