Argentina: no hubo acuerdo con los docentes y gobernadora convocará a 60 mil voluntarios

La discusión paritaria entre el gobierno de María Eugenia Vidal y los gremios docentes pasó a un cuarto intermedio hasta mañana. A lo largo de tres horas de reunión, los ministros retiraron la propuesta del 18% de incremento anual que ya había sido rechazada y ofrecieron actualizar los salarios “de acuerdo a lo que dé la inflación” aunque sin detalles, lo que fue calificado como “improvisado” por los sindicalistas.

La reunión se inició pasadas las 19 en La Plata, con dos horas de retraso, por la demora de los ministros de Economía, Hernán Lacunza; de Trabajo, Marcelo Villegas, y de Educación, Alejandro Finocchiaro, quienes originalmente no planeaban encabezar el encuentro sino dejarla en manos de sus equipos técnicos. Sin embargo, la presencia de los secretarios generales de SUTEBA, FEB, SADOP, AMET y UDA que integran el Frente Gremial Docente -con presencia de militantes en la puerta del Ministerio de Economía- obligaron al gobierno a cambiar de estrategia.

A la salida de la reunión de comisión técnica, la tercera del año, los sindicatos señalaron que no hubo nueva oferta. “Estamos a tres días del comienzo de clases e increíblemente no hubo propuesta salarial. Hay un nivel de improvisación de este gobierno que no se entiende. Vinieron a la tercera reunión con los gremios a decir ‘dejemos el 18%’. ¿Y cuál es la propuesta? `Lo que dé la inflación´ y se remitieron a eso. No hubo propuesta”, señaló el titular del SUTEBA, Roberto Baradel. Y aseguró que los ministros no supieron responder “cuál iba a ser el salario inicial para un maestro de grado, o cómo iba a impactar en el básico o si se iba a recuperar el poder adquisitivo perdido”.

En la misma línea, la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, consideró que “como mínimo, lo que observamos hoy los seis gremios docentes fue desprolijidad e improvisación”. Y agregó a modo de ejemplo: “Dicen que van a pagar lo que dé la inflación. Eso significa, en enero, $ 112 para el maestro que recién se inicia y $ 70 para el que tiene la mayor antigüedad (24 años)”.

El gobierno ofreció actualizar los salarios de manera trimestral, de acuerdo al índice de inflación, en un intento por evitar hablar del techo del 18% ofrecido hasta ahora. “Ese número no está más, así evitamos hablar de piso o de techo. Si la inflación es del 17, se paga el 17 y si es del 39, se paga 39”, dijeron fuentes del gobierno que también adelantaron que mañana se convocará nuevamente a los gremios para seguir discutiendo salarios. Los ministros buscaron un compromiso “de que si se llega a un acuerdo en la provincia, el lunes habrá clases”. Sin embargo, el paro convocado para el lunes y martes próximos tiene alcance nacional por lo que, aunque todavía el Frente Gremial no definió paro provincial -algo que definiría el viernes-, adherirán a la medida y no arrancarán las clases.

Mientras transcurría la reunión, la gobernadora María Eugenia Vidal confirmó en “Espacio Clarín”, en Mar del Plata, que convocará a 60 mil voluntarios para que el lunes haya clases en la provincia, aunque para tareas que cumplen los auxiliares docentes. El anuncio echó más leña al fuego. “Eso es lamentable porque ¿esa es la consideración que tienen la gobernadora de los docentes, que cualquiera puede dar clases? Se equivoca la gobernadora, la llamamos a la reflexión. Humildemente, le decimos que en lugar de generar esta suerte de confrontación con los docentes, garantice un salario digno y mayor presupuesto para arreglar las escuelas”, dijo Baradel y remató: “¿Vos dejarías a tu hijo en manos de un desconocido? Yo no.

Tiempo Argentino