Balotaje: Moreno recibe nuevos apoyos y Lasso denuncia “linchamiento mediático”

Contexto Nodal
El 2 de abril se realizará el balotaje presidencial en Ecuador entre Lenín Moreno, del oficialista Alianza PAIS, y Guillermo Lasso, de la alianza CREO-SUMA. En la primera vuelta Moreno obtuvo el 39,36% (3.716.343 de votos) mientras que Lasso alcanzó el 28,09% (2.652.403 de votos)

Candidato presidencial Lenín Moreno suma apoyos de cara a la segunda vuelta

La organización política Centro Democrático concretó su compromiso de apoyar la candidatura de Lenín Moreno a la Presidencia de la República.

Está previsto que este jueves el movimiento Fuerza Compromiso Social, del excandidato presidencial Iván Espinel, se sume a las organizaciones que apoyan la candidatura de Moreno.

Jimmy Jairala, el máximo líder del movimiento Centro Democrático, asegura que el apoyo es un reconocimiento a la plataforma gubernamental que prevé aplicar Moreno entre el 2017 – 2021 y ratifica que es un apoyo sin condicionamientos pero con la esperanza de que se emprenda en una cruzada social.

En tanto, Lenín Moreno, exvicepresidente de la República, aseguró que “vamos a darle una paliza a la derecha”, al tiempo de agradecer el apoyo de Centro Democrático, movimiento que en la primera vuelta dio su soporte al candidato presidencial Paco Moncayo.

Jairala igualmente agradeció el compromiso de Moreno de emprender en una reforma de la Ley Orgánica de Comunicación y en la renegociación de tramos de la deuda pública externa. “El futuro está en las manos de este hombre, que se llama Lenín Moreno, quien le va a imprimir los cambios que necesita el país”.

“Estamos en perfecta sintonía con nuestro compañero Lenín Moreno”, afirmó Jimmy Jairala. “Este hombre ha ofrecido los cambios que el Ecuador necesita”.

Lenín Moreno frente al apoyo de Centro Democrático, movimiento nacional con sede en Guayas, afirmó: “voy a imprimir en mi gobierno los cambios que sean necesarios. Será mi gobierno sí, pero será un gobierno de mano abierta (…) para aquellos, que como tú (en referencia a Jairala), quieren construir el país que soñamos”.

“Bienvenidos y gracias por el apoyo. Hay puntos claves y en los que hemos llegado a acuerdos”. Entre los puntos se encuentran: continuar el trabajo social, regresar la vista al agro, asegurar el acceso de la población a la educación superior, potenciar el turismo y la agroindustria, la reestructuración de la deuda con China e instrumentar el plan “Toda Una Vida”, sostuvo.

Andes


Guillermo Lasso denuncia ‘linchamiento mediático’ a su candidatura en los medios públicos e incautados

En la cooperativa Pablo Neruda, en el populoso Guasmo sur en Guayaquil, la gente estaba preparada para recibir a Guillermo Lasso. Las banderas blancas con los logos del movimiento Creo, los simpatizantes con camisetas y una camioneta con altoparlantes desde donde se alentaba la llegada del candidato presidencial.

A las 11:30 de este miércoles 8 de marzo del 2017, el ‘Lassomóvil’, la furgoneta que lo transporta llegó a la avenida Las Esclusas, a un costado de la parada central de la Metrovía. Lasso descendió del vehículo con su esposa María de Lourdes Alcívar para la primera caminata en Guayaquil, luego de las elecciones de primera vuelta el 19 de febrero pasado.

La cooperativa Pablo Neruda es uno de los asentamientos populares con alta presencia de población de origen esmeraldeña en Guayaquil. En las veredas de las calles estrechas había mujeres con sus niños en brazos y otros pequeños que preguntaban a qué hora llegaba. Luego, durante el recorrido los niños corrían a saludarlo y besarlo.

Marcia Caicedo, del movimiento Acuerdo Social por el Cambio, se ubicó junto a la pareja para la caminata. Ella con otras cinco líderes sociales y políticas habían desayunado con el candidato de la alianza Creo-SUMA por el Día de la Mujer y también estuvieron en el Guasmo. En los balcones estaban pancartas que saludaban a ‘Lasso presidente’ y a Marcia Caicedo, una dirigente popular afroecuatoriana y exvocal del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Antes de la caminata, Lasso le dijo a los periodistas que los medios de comunicación públicos y los incautados llevan adelante un ‘linchamiento mediático’ en contra de su candidatura. Añadió que es una demostración de que “están desesperados porque les vamos a ganar las elecciones el 2 de abril”. Eso en referencia a las publicaciones sobre su supuesta vinculación con el ‘feriado bancario’ de finales de los años 90 y a la marcha que se realizó este día en Quito.

Según el postulante, “es evidente cómo los medios públicos están haciendo un linchamiento mediático, se han dedicado a difamar nuestra candidatura por que estamos adelante. Utilizan los medios públicos, que se financian con dinero de los ecuatorianos, y que están al servicio de la dictadura de un partido, de Alianza País, y eso lo convierte en un acto no solo no ético, sino de corrupción”.

El candidato, que lidera la oposición en segunda vuelta frente al oficialista Lenín Moreno, señaló que no presentaría una denuncia ante la Fiscalía, sino que analiza hacerlo ante organismos internacionales.

Recordó que el actual Gobierno aprobó la Ley de Comunicación que establece la figura del ‘linchamiento mediático’. Esta norma prohíbe la difusión de información de manera directa o a través de terceros, de forma concertada y publicada reiterativamente a través de uno o más medios de comunicación con el propósito de desprestigiar a una persona natural o jurídica o reducir su credibilidad pública.

“Si la ley la hicieron ellos, la Superintendencia de Comunicación la controlan ellos, los medios los utilizan y controlan ellos, el Consejo Nacional Electoral es correísta, los tribunales provinciales electorales son correístas, los medios públicos están al servicio del correísmo y los incautados también; por lo tanto qué denuncia se puede presentar ante todo este aparataje de la dictadura de un partido político, ninguno”, dijo.

Mencionó que lo que queda es “seguir avanzando con esperanza hacia el cambio para recuperar la democracia y la libertad en el Ecuador, ese es el cambio para todos los ecuatorianos”.

Sobre el acto que promovió Alianza País en Quito para recordar el ‘feriado bancario’, Lasso dijo que es parte del linchamiento mediático y del uso perverso de un hecho doloroso de la historia económica del país en un símbolo de la política.

“Como no tienen nada contra mí, simplemente inventan infamia y como el pueblo ecuatoriano si tiene mucho contra ellos, tienen temor de perder el poder. Los corruptos de Odebrecht quieren seguir gobernando y eso no lo vamos a permitir, a los corruptos de Odebrecht hay que decirles claro, ‘fuera Correa, fuera”.

Con esa frase terminó su declaración y los simpatizantes comenzaron también a gritar ‘fuera Correa, fuera’. Así arrancó una caminata que duró hasta pasado el mediodía, con un intenso sol en estos días de invierno en Guayaquil.

El Comercio


Miles de personas se concentraron para recordar el Feriado Bancario

El parque El Arbolito, centro norte de Quito, fue el punto de encuentro de miles de ecuatorianos para recordar el nefasto Feriado Bancario. Con banderas, pancartas, flores, globos y demás objetos, los asistentes a esta masiva concentración, convocada por el Gobierno, mostraron su rechazo al capítulo más oscuro de la historia ecuatoriana que provocó que miles de compatriotas emigren a varios países del mundo.

Desde las 08:00 se gritaron varias consignas cuyo mensaje fue no olvidar el 8 de marzo de 1999, (ese día se decretó el Feriado Bancario), melodías evocando la memoria del Che Guevara y música de protesta. También se realizó un juicio simbólico a los responsables del Feriado Bancario, quienes fueron representados con monigotes llenos de billetes en los bolsillos.

En medio del paisaje multicolor había gente que recordaba con tristeza esos días en que vieron partir a sus parientes, amigos y seres queridos, quienes escaparon de un país que no les brindaba mejores oportunidades. Por eso todos se concentraron para contar historias similares de cómo perdieron su dinero, de cómo algunos murieron esperando la devolución de los ahorros de toda su vida o de cómo vendieron todo lo que tenían en busca de un mejor futuro.

A muchas familias, el Feriado Bancario les destruyó sus hogares. Por eso la mayoría de los asistentes a esta concentración enarbolaron sus banderas como una forma de protesta. A ellos se sumaron agrupaciones como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el Partido Socialista, militantes de Alianza PAIS, colectivos de mujeres, de estudiantes, de GLBTI y gente común que vio en esa concentración un espacio para mantener vivo el recuerdo de lo que los banqueros y el Gobierno de Jamil Mahuad le hizo al país.

También fue un espacio para saludar a la mujer ecuatoriana y sus luchas. Se evocó la memoria de Manuela Cañizares, Dolores Cacuango, entre otras lideresas que aportaron al desarrollo del Ecuador. La marcha se inició a las 10:00, los asistentes llegarán al Centro Histórico donde darán su mensaje al país para que no olviden esta nefasta fecha para la historia del Ecuador.

El Ciudadano