Campesinos marchan con varios reclamos y exigen la renuncia del presidente por corrupción

Martes intenso por protestas para que Jimmy Morales renuncie

Cientos de campesinos pertenecientes a organizaciones como CODECA y CNOC saldrán a protestar contra el mandatario. Demandan que renuncie al cargo. Si bien no van a bloquear pasos, se estima que el tráfico sea caótico en los puntos de acceso a la ciudad.

El por qué de las protestas

En el caso del CNOC, hay cuatro reclamos muy puntuales contra Morales.

  1. La exoneración de impuestos a 216 empresas durante su mandato. A criterio de Cirilo Pérez, organizador de la manifestación, con esto el estado dejó de percibir ingresos para servicios públicos.
  2. Avalar el funcionamiento de TCQ pese al proceso penal abierto. CNOC no profundiza en el reproche.
  3. Autorización de licencias para empresas extractivas que según CNOC, agotan los recursos naturales.
  4. Corrupción. A criterio de esta organización campesina, los miembros del gabinete y diputados oficialistas, así como la propia familia del mandatario están involucrados en actos corruptos lo que amerita su inmediata renuncia.

CODECA ya realiza este lunes una protesta pero advierte que la de hoy será multitudinaria.

Puntos de encuentro para las protestas

CNOC advirtió al Departamento de Tránsito de PNC que desde las 7 de la mañana, se reunirán en 4 puntos de donde saldrá la protesta pacífica. Aseguran que no habrán bloqueos sino que caminarán en columnas para no afectar el tráfico que de cualquier forma se ve afectado por curiosos o personas alarmadas por el anuncio de protestas.

Norte: Sadrá de Metronorte en la entrada de la colonia Atlántida, zona 18.

Occidente: Periférico y Roosevelt. Marchará rumbo al Periférico rumbo a zona 1.

Sur: Saldrá de Aguilar Batres a la altura del Trébol.

Oriente: Saldrá del Obelisco.

CODECA anunció que también se dirigirán rumbo al Congreso y Palacio desde todas las vías de acceso a la capital. También demandan la renuncia de Morales.

GuateVisión


Marchas, bloqueos y protestas entre polémicas, a la vista de la semana

El país sigue convulsionado. El tema de las reformas constitucionales –en particular el tema de la justicia indígena– y los problemas sociales siguen provocando confrontación. Esta semana se anuncian marchas y protestas de campesinos e indígenas, mientras que en los medios y el Congreso se mantiene sin avances el debate sociopolítico.

Este martes será el turno de CODECA, una organización de campesinos de occidente que anuncia marcha en la capital y el interior. En la capital organizan cuatro columnas por diversos puntos de acceso a la ciudad, lo que anticipa un caos vehicular. Ellos exigen más que las reformas, la nacionalización de la energía eléctrica y la renuncia del presidente Jimmy Morales, dos peticiones fuera de la lógica, por no decir que imposibles de atender.

Las marchas de codeca principian a partir de las 8:00 horas y serán por la Roosvelt, el Norte y el Obelisco.

El miércoles, el mismo día que el Congreso debe volver a debatir sobre las reformas, el comité de Unidad Campesina (CUC), vuelve a hacer su aparición, según anuncio de uno de sus líderes, Daniel Pascual, quien anticipó que serán dos días de protestas, aunque no explicó la mecánica que utilizarán, ni horarios ni puntos.

Otros grupos de autoridades de comunidades indígenas se harán presentes, como lo han hecho las últimas tres semanas, a los debates en el Congreso de la República, en donde no parece haber consenso sobre el camino a seguir con la reforma al artículo 203 de la Constitución, al que se pretende añadir el concepto de jurisdicción de la justicia indígena.

En el ambiente capitalino se percibe mucha incertidumbre, no solamente por las manifestaciones, marchas y bloqueos, sino por el tono que ha alcanzado la confrontación en torno a estas reformas.

Quienes se oponen, encabezados por el sector empresarial organizado (Cacif), argumentan que se intenta imponer dos sistemas de justicia, con lo cual el país vivirá en medio de zozobra y con ausencia de certeza jurídica, un factor sin el cual es difícil que exista inversión –nacional e internacional– y, por lo tanto, empleo y oportunidades para las personas.

Las organizaciones sociales e indígenas que demandan el cambio constitucional, señalan que es la única forma de tener un país en el que se reconocen las diferencias multiculturales.

En el ambiente político se percibe también tensión, tomando en cuenta que existe toda una campaña en contra de la CICIG, y su comisionado Iván Velásquez. La comunidad internacional y algunos sectores se han manifestado a favor de la Comisión Internacional y su jefe, por la labor realizada en la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Crónica