Colombia: las Farc iniciaron el proceso de desarme que culminará en 90 días y Santos celebró el “día histórico”

Comenzó el registro de armas de las Farc en 26 zonas veredales

Sin ceremonia alguna, distinto de lo que ocurrió en el pasado con otras guerrillas que hicieron la paz, comenzó este miércoles de manera simultánea en los 26 puntos donde están ubicadas las Farc el registro de sus armas.

Según la Misión de Naciones Unidas, que confirmó esta información, una vez terminado este registro debe darse la entrega de las primeras armas, pertenecientes a los guerrilleros que las Farc incluyeron en el Mecanismo de Monitoreo y Verificación del Cese del Fuego.

Son 322 guerrilleros, pero según una fuente de la ONU, hasta el momento hay 137 en los sitios de desarme.

La Misión de Naciones explica que sin hacer primero el registro de cada arma no puede comenzar la entrega del armamento.

Pero tanto las Farc como el Gobierno celebraron este miércoles el comienzo del proceso de desarme, que esperó 52 años.

Mientras los jefes de las Farc se ratificaron en que la dejación de las armas es “irreversible”, el presidente Juan Manuel Santos llamó la atención sobre la importancia de lo que está ocurriendo en varias zonas rurales de Colombia.

“Hoy es un día histórico para el país: las Farc dicen adiós a las armas, para cambiar la violencia por la reconciliación”, dijo puntualmente el presidente Santos.

Por su lado, el jefe guerrillero ‘Pastor Alape’ confirmó el comienzo del desarme y pidió fijarse más en el resultado final que en fechas precisas para la dejación progresiva de las armas.

“Empezó ese proceso, que es irreversible, y eso es lo que tiene que mostrarse al país, no nos pongamos a enredarnos con fechas, que lo que hacen es confundir y enredar”, manifestó ‘Alape’.

Entre varios sectores políticos el ambiente es de optimismo, aunque le piden tanto al Gobierno como a las Farc cumplir con los compromisos adquiridos, para no poner en riesgo la implementación del Acuerdo Final de Paz.

“Al margen de cualquier obstáculo logístico y jurídico, el desarme de las Farc es ahora una realidad”, señaló por ejemplo Armando Benedetti, codirector del partido de ‘la U’.

Benedetti advirtió, no obstante, que por ahora ve tres fallas: que no existe todavía la seguridad jurídica para los guerrilleros, que no está dada la seguridad física de estos, y que “está por verse el éxito en los programas de reincorporación”.

Por su parte, la representante a la Cámara por la Alianza Verde Ángela Robledo indicó que el inicio del desarme de las Farc, “después de 53 años de guerra, 220.000 muertos y 6 millones de desplazados” es “un día histórico para el país”.

También Aída Avella, presidenta de la Unión Patriótica, saludó “el nuevo paso hacia la paz y el compromiso de las Farc de cumplir su palabra”.

Registro, lo primero

La Misión de Naciones Unidas comienza el registro de arma por arma para que quede así un inventario, sobre el cual se hará el control del desarme progresivo de las Farc, que deberá concluir a finales de mayo.

Las primeras armas que están siendo registradas son las individuales, es decir, la que tiene asignada cada guerrillero. Por cada una de ellas se llena un formulario, en el que se consignan datos como el tipo de arma, el calibre, el modelo y el nombre de guerra (el alias) de quien la portaba.

Cada formulario de los que se empezaron a llenar ayer es identificado con un código, que debe coincidir con el que se asigna al arma cuyos datos quedaron escritos en el papel.

Estos formularios se archivan de forma segura y confidencial, y el Mecanismo de Monitoreo y Verificación custodiará esta información.

Durante la recopilación de datos sobre el armamento que entregarán las Farc, esta guerrilla debe reportar también las armas de acompañamiento.

Estas son las que están a cargo de cada uno de los bloques y que fueron utilizadas por el grupo en general; por ejemplo, los cohetes o las armas grandes.

No se van a inventariar a nombre de un guerrillero en particular.

El Tiempo


Así participarán las Farc en la vida política

Reconocimiento jurídico y posibilidad de avalar candidatos a corporaciones públicas hasta el 2026 serán algunos de los beneficios que tendrá el nuevo partido de las Farc, cuyas reglas avanzaron este miércoles en el Congreso.

La plenaria de la Cámara le dio el segundo de cuatro debates al proyecto de acto legislativo que fija las condiciones en las que la guerrilla ingresará a la democracia, una vez se haya cumplido el proceso de desarme y reincorporación.

La iniciativa hace parte de lo acordado en La Habana y determinará cómo será el partido político que formen la guerrilla.

De acuerdo con lo aprobado, “finalizado el proceso de dejación de las armas”, las Farc deberán inscribir ante el Consejo Nacional Electoral su nueva colectividad, la cual contará con personería hasta el 19 de julio del 2026.

Este reconocimiento, que le permitirá avalar candidatos a las elecciones, incluirá la entrega de recursos anualmente para su financiación, los cuales serán el promedio de lo recibido por los demás partidos.

Adicionalmente, según el proyecto, el partido de las Farc recibirá el 7 por ciento del dinero destinado a la financiación de las colectividades para la creación de su centro de pensamiento.

En la iniciativa también se estipuló la asignación de mínimo cinco curules para esta nueva organización política en Senado y otro tanto en la Cámara.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, resaltó que el avance del proyecto haya coincidido con el primer día en que la guerrilla procedió al desarme.

“Se trata, ni más ni menos, de darles las garantías políticas, igual que tenemos que darles las jurídicas y las de integridad física, a los integrantes de las Farc que van a renunciar a las armas, reincorporarse a la sociedad y que quieren defender, en democracia, sus ideas en un proceso político abierto y transparente”, afirmó el Ministro.

“En todo caso, el tema de financiación de partidos, de oposición y de no oposición, tendrá que ser estudiado después del informe de la misión electoral, que esperamos que se presente antes de finalizar el mes de marzo”, concluyó.

El Tiempo