Costa Rica y Nicaragua intensifican cooperación en la lucha contra el crimen organizado

Costa Rica y Nicaragua convinieron en un amplio plan de coordinación en materia de seguridad, que incluye intercambio de información y operaciones coordinadas contra el narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de armas y la pesca ilegal, entre otros delitos, se informó este lunes oficialmente.

Los acuerdos fueron adoptados en una reunión de las máximas autoridades civiles y militares de ambos países que se realizó el pasado viernes en la ciudad de Liberia, 300 km al norte de San José, detalló un comunicado del ministerio de Seguridad de Costa Rica.

“En cuanto al combate al narcotráfico y crimen organizado, las delegaciones conversaron sobre la necesidad de intercambiar información en tiempo real”, así como “trabajar en operaciones coordinadas” en (el sector fronterizo) de Peñas Blancas”, señala el comunicado.

El intercambio de información busca hacer más efectiva la lucha contra el tráfico de drogas, armas, medicamentos y el robo de ganado y vehículos.

Sobre el tráfico de personas, en particular, los dos países centroamericanos acordaron trabajar conjuntamente bajo la coordinación de la Coalición Regional contra la Trata de Personas, un organismo en que participan Centroamérica, México y República Dominicana.

En la reunión participaron, entre otras autoridades, el ministro de Seguridad Pública de Costa Rica, Gustavo Mata, y el canciller nicaragüense Denis Moncada.

Una serie de controversias sobre límites fronterizos han enfraido las relaciones entre los dos países.

En diciembre de 2015, la CIJ dio la razón a Costa Rica en relación con el reclamo de un pequeño territorio fronterizo (unos 3 km2), denominado Isla Portillos, que había sido invadido militarmente por Nicaragua desde 2010.

Aún queda pendiente otro caso, también planteado por Costa Rica, para que la CIJ defina los límites marítimos tanto en el Pacífico como en el Caribe, debido a que no ha sido posible llegar a acuerdos bilaterales.

Sin embargo, los dos países mantienen abierto el diálogo en temas puntuales como la seguridad y las relaciones económicas.

Informa-Tico