Denunciarán a tres guardias del hogar estatal donde murieron 40 niñas y siguen las protestas

Denunciarán a tres monitores del Hogar Seguro Virgen de la Asunción

El Colectivo Artesana presentará una denuncia penal contra tres monitores del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, por violencia institucional y tortura; sin embargo, los nombres de los señalados serán revelados este lunes.

Según Andrea Barrios, del colectivo, los nombres los proporcionó un menor que había sido víctima de agresiones en el albergue, como también lo denunciaron varios internos.

Asimismo, solicitaron al gobierno constituir un gabinete específico de niñez y adolescencia para brindar atención.

Barrios agregó la necesidad de establecer mesas en los departamentos para accionar de manera preventiva con la niñez, ya que se tiene conocimiento que aún hay 40 menores de edad en el albergue donde se generó el incendio el pasado 8 de marzo.

PubliNews


Otra manifestación sabatina en la Plaza de la Constitución

Más de un centenar de ciudadanos se hicieron presentes en la Plaza de la Constitución, por segundo sábado consecutivo, en demanda de justicia por las 40 niñas y adolescentes que murieron el pasado 8 de marzo, producto de un incendio en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Con carteles y gritos, en horas de la tarde, se apostaron frente al Palacio Nacional y lanzaron consignas, porque al paso de los días aún no hay una versión clara de los hechos, además exigieron la renuncia del Presidente por su presunta vinculación con la corrupción en el país. “Guatemala no necesita sangre derramada necesita seguridad”, “Justicia no es más sangre”, eran las frases que se escuchan como protesta de varios ciudadanos.

“Como padre y abuelo me siento conmovido y afectado, porque no hay derecho para que ningún niño sufra tanto y, menos aún, a manos de autoridades llamadas a cuidarlos y protegerlos, sentimos repudio por esa gente que se ensañó hasta hacerles la vida absolutamente imposible a quienes estaban en dicho centro”, expresó el ciudadano Oscar Marroquín.

“¡Estado fallido, sos un asesino!”, coreaban otras personas frente a la Casa Presidencial, donde desde las 18:00 horas se desarrolló esta manifestación. “¿Dónde está la Sosep? Está matando niñas”, “Justicia, Justicia”, y “¡No queremos luto, queremos justicia!”, eran otras de las consignas de los asistentes. Ayer aún se encontraban veladoras y cruces frente a al Palacio Nacional, pese a que se montó un espectáculo religioso. Algunas personas colocaron más enseres en el sitio que circunda la plaza central.

En el lugar fueron colocadas vallas de metal, para proteger el altar que la población hizo a las víctimas del incendio. Inicialmente se pretendía retirar dicho altar, para colocar todos los equipos de sonido, luces y escenario para la actividad del religioso Luis Palau. Por otra parte, en redes sociales también varios ciudadanos se han manifestado ante la tragedia y han colgado frases como: “ni una más, renuncia Jimmy”, esto en referencia al repudio ante la muerte de las 40 niñas del hogar Virgen de la Asunción.

Entre otros los comentarios en redes sociales resalta un deseo colectivo por volver a las manifestaciones multitudinarias, como en 2015, que propiciaron un movimiento contra la corrupción y la impunidad. En enero de 2016, Jimmy Morales tomó posesión del cargo, pero varios sectores sociales consideran que aún es materia pendiente aspectos como la impunidad y corrupción.

Aunque el mandatario, cuando llegó este año al Congreso a presentar su informe de su primer año de gestión, enumeró entre sus logros como haber llegado a la meta de recaudación fiscal anual, mejoras en la atención y abastecimiento de medicamentos en el Ministerio de Salud, y el descenso en la tasa de homicidios.

Siglo 21


Internos de Etapa 2 matan a dos monitores y ocasionan disturbios

Internos del Centro Juvenil de Privación de Libertad Etapa 2 se amotinaron, mataron a dos monitores, retuvieron a cinco más y ocasionaron un incendio este domingo para tener más libertades dentro del centro.

A este centro, administrado por la Secretaría de Bienestar Social, llegan internos menores en conflicto con la ley penal, pero algunos ya tienen la mayoría de edad.

Al caer la tarde se reactivaron los disturbios. Se produjo un incendio y algunos internos treparon el techo. El cuerpo del monitor ya fue retirado por los bomberos.

Los internos hicieron público un listado de demandas, como más días de visita, utilizar ropa a su gusto, que estar bajo el control de los monitores, no tener restricción para el ingreso o preparación de comida y que otros pandilleros recluidos en el centro capitalino Las Gaviotas sean retornados.

Se produjo un incendio y los internos abrieron un boquete para treparse en el techo y en el alambrado, ante la mirada de la Policía Nacional de la Civil, que resguardaba el perímetro.

Los miembros de la Policía lanzaron bombas lacrimógenas hacia el área donde permanecían los internos.

Autoridades retomaron el control, luego que un grupo de antimotines logró ingresar al centro, mientras los bomberos sofocaban el incendio.

Un interno que resultó herido durante los disturbios fue trasladado al Hospital General San Juan de Dios por socorristas de la Cruz Roja Guatemalteca.

Hasta la noche no se había confirmado el trasladao de unos 15 reos del centro juvenil Gaviotas, ubicado en zona 13, hacia Etapa 2, una de las principales peticiones de los internos que se amotinaron.

El motín se registró al finalizar la hora de visita –11.30 horas –, dijo la mamá de un interno. La mujer dijo que los jóvenes protestaron por la mala alimentación y malos tratos.

Según información de la PNC, son 47 personas recluidas y 26 son las inconformes.

Los internos pidieron la presencia de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), de la Procuraduría General de la Nación (PGN) y jueces para resolver su situación dentro del centro.

“Después de la visita (familiar) que finalizó a las 11:30 horas se amotinaron teniendo como rehenes a siete monitores que fueron heridos por golpes, a quienes despojaron de los radios de frecuencia”, explicaron las autoridades.

Siete monitores fueron retenidos y de estos cuatro tienen heridas causadas con objetos. Por el momento se desconoce la causa de muerte de los dos monitores.

Prensa Libre