Docentes realizan segundo día de paro tras masiva marcha por apertura de la discusión salarial

Masiva movilización de maestros al Ministerio de Educación

Un río de guardapolvos blancos se hizo sentir a lo largo de la avenida Callao, desde Alsina hasta Tucumán. En la historia reciente no hay registro de una protesta docente tan multitudinaria. El reclamos es conciso: Apertura de paritarias nacionales.

El escenario prolijamente montado sobre Callao mostró a todos los secretarios generales de los cinco gremios nacionales y los titulares de las dos CTA en la primera fila.

El discurso más encendido fue el de Sonia Alesso, titular de CTERA, quien fue la encargada de abrir la lista de oradores y de anunciar que si no hay llamado a paritarias habrá un nuevo paro acompañado de una marcha federal.

“Nos quieren distraer, nos quieren hacer hablar otra cosa. Tenemos que militar en cada escuela, en cada barrio, paritaria nacional fondos para La educación. No queremos volver a los 90, no queremos volver a la carpa blanca”, enfatizó Alesso.

La dirigente del histórico gremio docente agregó: “Está marcha debe hacer reflexionar al gobierno. Nosotros pedimos que se cumpla la ley y ellos responden con un lenguaje bélico que no se veía desde la vuelta de la democracia”.

En ese marco, la propia secretaria General de CTERA anunció que los maestros acompañarán la marcha convocada para este martes por la CGT al ministerio de la Producción.

La marcha fue encabezada por una bandera con la consigna “Apertura de paritarias”. Al frente de la columna que marchó desde el Congreso hasta el Palacio Pizzurno estaban Sonia Alesso, sus pares de la Unión Docentes Argentinos (UDA) Sergio Romero, del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) Mario Almirón, la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) Fabián Felman y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) Héctor Pedro Cova.

A la movilización se sumaron los estatales afiliados a ATE que por la mañana realizaron un acto frente al ministerio de Trabajo de la Nación en la avenida Leandro Alem 650 y que este lunes también iniciaron una huelga de 48 horas en rechazo del 18 por ciento de aumento salarial ofrecido por el Gobierno y en defensa de los convenios colectivos de trabajo.

Desde las primeras horas de la mañana los gremialistas de ATE con la Conadu Histórica y la Federación de Profesionales de la Salud (Fesprosa) cortaron el tránsito en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Córdoba como parte de la jornada de protesta del sector. También militantes de MST interrumpieron el tránsito en solidaridad con la huelga docente en el cruce de las avenidas Corrientes y Callao, desde donde más tarde se sumaron a la marcha de los trabajadores de la educación.

Los movimientos sociales también dijeron presentes para acompañar el reclamo docente. Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y la CTEP, marcharon junto a los docentes. Las organizaciones volverán a estar en la calle para sumarse a la protesta que encabezarán los gremios de la industria de la CGT.

Tiempo Argentino


Desde Jujuy, Macri descalificó el paro de los docentes y habló de “oportunismo”

Era el tramo final del discurso. En el patio de la Escuela N° 17, la única de Volcán, el pueblo jujeño que sufrió un alud en enero, rodeado por un grupo de alumnos que empezaban primer grado, el presidente Mauricio Macri hablaba de la importancia de la capacitación docente y de los desafíos que plantea el siglo XXI para la educación. Y entonces dijo: “Por eso lamento que muchos hayan vuelto a elegir el oportunismo a través de un paro. Ya hemos probado décadas haciendo paros. ¿Y cuál ha sido el resultado? Cero. Nada ha mejorado. Hemos ido empeorando”.

Así, en un acto realizado ayer en una de las tres únicas provincias que empezaron el ciclo lectivo, junto con San Luis y Santiago del Estero, Macri descalificó el paro docente al sugerir que detrás de la protesta existe una intencionalidad política. De esta manera se tensó aún más la relación entre el gobierno nacional y los gremios que piden una paritaria nacional.

“Ese camino [por el paro] lo hemos explorado y no funcionó -insistió el Presidente-. Entonces vayamos por el camino de sentarnos en una mesa, dialogar. Encontrar soluciones concretas que mejoren realmente la forma en que educamos a los chicos.”

Acompañado por el ministro de Educación, Esteban Bullrich, Macri viajó ayer a primera hora en avión rumbo a San Salvador de Jujuy, donde un helicóptero lo trasladó luego hasta Volcán, localidad a 40 km de la capital provincial, que todavía se recupera del alud que destruyó decenas de casas y comercios, y dejó cuatro muertos. Allí se reunió con su aliado radical, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien también participó del acto. Durante los últimos días, y en vistas de la visita del Presidente, personal del Ejército trabajó contrarreloj para acondicionar la escuela afectada por el lodo que bajó del cerro.

“Hemos empezado a recorrer un camino que logra hacernos parte de un proceso que todos los días nos lleva a estar un poco mejor. Y necesito que todos apostemos a eso: a la verdad, a dialogar, a trabajar en equipo, como lo hemos hecho a partir de esta dura tragedia que sufrió Volcán”, concluyó Macri.

Al finalizar el discurso, en un patio con más de 300 personas, entre alumnos, docentes, padres, funcionarios provinciales y la plana mayor del Ejército, Macri alzó a uno de los chicos de primer grado para que tocara la campana y diera por comenzadas las clases. Después lo hizo con dos niñas más, hasta que al cuarto que se lo pidió, le sonrió y le hizo un gesto de que ya le dolía la espalda. Bullrich se ocupó de levantarlo.

En su discurso, Morales también se refirió al paro y dejó en claro el porqué de la elección de este pueblo jujeño. “Iniciar el ciclo lectivo acá en Volcán es importante porque marca esta decisión que tenemos de demostrar, y de demostrarnos, que ni la tragedia ni las dificultades van a impedir el futuro y el desarrollo que tenemos como pueblo”, dijo.

Pero reconoció la situación difícil que viven los maestros: “La mejor señal es dar inicio al ciclo lectivo más allá de las diferencias y de las injusticias que hay con los docentes en toda la Argentina, y particularmente acá en la provincia de Jujuy. Injusticias que llevan décadas y que año a año iremos resolviendo”.

Si bien Jujuy fue una de las tres provincias donde las clases empezaron, hubo maestros que adhirieron al paro y no dictaron clases. La Asociación de Educadores Provinciales (ADEP) acató la conciliación obligatoria y dejó a criterio de los maestros asistir o no. En cambio, el Centro de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Cedems), que representa a profesores secundarios y terciarios, decretó un paro por 72 horas en la provincia.

Justamente, en los alrededores de la Escuela N° 17, detrás de los vallados policiales que rodearon el acto, un grupo de maestras de dos escuelas de Palpalá, localidad a 13 km de la capital provincial, se acercaron con sus guardapolvos blancos y carteles en mano a manifestarse. Un salario digno, la apertura de las paritarias y el derecho a huelga eran algunos de sus reclamos.

Minutos antes del acto, la secretaria docente de la Escuela N° 17, Mercedes Condori, contó que la principal razón por la que ellos no se plegaron al paro fue la situación de vulnerabilidad que están viviendo los alrededor de 300 alumnos de primaria y secundaria de la institución, luego de los traumáticos días vividos cuando ocurrió el alud. “Nuestros niños en este momento están muy mal y hay que contenerlos -dijo-. La verdad es que nos tendríamos que adherir al paro porque nos merecemos un mejor sueldo.”

Con 25 años de servicio, Condori afirmó que recibe en mano un sueldo de 12.000 pesos. “¿Quién llega a fin de mes con esa plata? -dijo-. Por eso acompañamos la lucha, pero sobre todo pensamos en los niños.”

Cristina lanzó críticas al acto del Presidente

Cristina Kirchner volvió a utilizar la red social Twitter para lanzar críticas contra el gobierno de Cambiemos en pleno paro de los gremios docentes. Mientras sus hijos se presentaban ante el juez federal Claudio Bonadio por la causa Los Sauces, ante quien hicieron una defensa política de su madre y denunciaron persecución política por parte de la Casa Rosada para “proscribir” a Cristina Kirchner, la ex mandataria prefirió no hablar sobre las causas en su contra y en vez cuestionó la decisión de Mauricio Macri de viajar a Jujuy para inaugurar el ciclo lectivo en esa provincia en pleno conflicto con los gremios docentes. “Hablame de relato: viajó en un colectivo sin recorrido, saludó a una plaza vacía y ahora inaugurará las clases que no comenzarán”, escribió la ex presidenta en la red social. Luego compartió mensajes vinculados a la marcha de docentes al Ministerio de Educación para reclamar que el Gobierno convoque a una paritaria nacional.

La Nación