Balotaje en Ecuador: Moreno cierra la campaña con caravanas en Cuenca y Quito y Lasso con un acto en Guayaquil

Contexto Nodal
El 2 de abril se realizará el balotaje presidencial en Ecuador entre Lenín Moreno, del oficialista Alianza PAIS, y Guillermo Lasso, de la alianza CREO-SUMA. En la primera vuelta Moreno obtuvo el 39,36% (3.716.343 de votos) mientras que Lasso alcanzó el 28,09% (2.652.403 de votos).

Con multitudinario recorrido Lenín Moreno cerró campaña en Cuenca

La calle Bolívar, situada en el centro histórico de Cuenca, se pintó de verde este jueves en el recibimiento al binomio de Alianza PAIS, Lenín Moreno-Jorge Glas. Miles de seguidores de la lista 35 desfilaron por esta arteria vial, en el cierre de campaña.

Ciudadanos de todas las edades y de varias regiones de la provincia se concentraron en la capital azuaya para respaldar al candidato que arribó a las 11:30 hasta la avenida Huayna Cápac, en la parte este del centro histórico.

“Respaldaré hoy, mañana y siempre a Lenín Moreno, porque es una persona de confianza y respeto”, dijo Mauricio Cárdenas, quien llegó desde el sector de Miraflores para dar el apoyo previo a las elecciones de este domingo.

A lo largo de la calle Bolívar, no solo se instalaron los militantes de AP, sino también los seguidores de Fuerza Compromiso Social, movimiento que lidera Iván Espinel y que respalda también la candidatura de Moreno.

En el parque Calderón la banda de pueblo de la parroquia Baños puso la alegría a los seguidores de la lista 35. “Hoy es un día de fiesta con la llegada de nuestro futuro presidente”, dijo Carmen Ortega, que llegó desde la parroquia San Joaquín, en las afueras de Cuenca, para respaldar a Moreno y Glas.

Luciano Placencio, un tradicional peluquero de Cuenca, en compañía de las trabajadoras de su local, recibieron al binomio de PAIS con pétalos de rosas, serpentinas y papel picado que lanzaron a su paso desde un balcón. Moreno reaccionó y les envió un abrazo desde el carro en que se movilizaba.

José Serrano, asambleísta electo, arengó durante todo el trayecto a la militancia. “Lenín, Cuenca te recibe con afecto y cariño”, indicaba desde los parlantes ubicados en el vehículo. También estuvo Doris Soliz, Esteban Albornoz y Juan Cristóbal Lloret, todos asambleístas.

En el parque de San Sebastián, Moreno volvió a ratificar el apoyo que dará a Cuenca para que se termine el tranvía. También dijo que los estudiantes tendrán mayores facilidades para el ingreso a las universidades del país, e indicó que el Ecuador necesita personas comprometidas y que sigan trabajando por el bienestar de todos.

El Telégrafo


ECUADOR CIERRA LA CAMPAÑA PARA EL REÑIDO BALOTAJE

Lenín Moreno y Guillermo Lasso cierran este jueves por la noche en Quito y en Guayaquil la campaña para la elección presidencial más apretada de los últimos años en Ecuador.
A tres días de que los ecuatorianos vayan a las urnas para el balotaje decisivo, Moreno, el aspirante socialista a sustituir al carismático presidente saliente Rafael Correa, encabezará un acto masivo en una zona popular del sur de Quito.
“Vamos a un cambio sí, pero a un cambio hacia lo positivo, no hacia lo negativo, no hacia el pasado”, le dijo el miércoles por la noche a la AFP Moreno, que en primera vuelta obtuvo un 39,36%.
Lasso, el exbanquero conservador que promete crear un millón de empleos para estimular la golpeada economía, cerrará las tres semanas de campaña en un recinto deportivo de Guayaquil (suroeste), la capital económica del país petrolero.
“Vota con libertad, vota por el cambio. Haz que se respete tu voluntad y luego de votar vamos a las calles a defender la voluntad popular”, dijo Lasso también el miércoles, evocando el fantasma del fraude, en el que fue su último acto de campaña en Quito, en un barrio popular.
Tras una reñidísima primera vuelta, cuyo agónico conteo se alargó cuatro días, los dos candidatos llegan codo con codo a este balotaje, vital para la izquierda latinoamericana y el futuro de Julian Assange, asilado en la embajada de Ecuador en Londres.
“Cualquier cosa puede pasar, pero existe una posibilidad entre mil de que sea un resultado adverso”, dijo este miércoles un convencido Correa, mucho más activo en esta campaña que en la del primer turno.
A la peruana
Con un estilo más conciliador que el de Correa, Moreno cuenta con el arrastre de la figura del actual mandatario, con la capacidad de movilización de su partido Alianza País y el voto de los sectores populares, beneficiarios de los programas sociales impulsados durante la bonanza petrolera.
Lasso, expresidente del Banco de Guayaquil y exministro de Economía, cuenta con la bendición de las clases altas, con el descontento de las clases medias (antes en buena parte correístas) y tiene el apoyo explícito de los líderes de los otros partidos opositores, aunque en Ecuador el voto no es fácilmente endosable.
Las últimas encuestas, que por ley podían difundirse hasta el pasado miércoles 22 de marzo, ubican primero a Moreno por un margen que oscila entre los 4 y los 14 puntos, pero analistas indican que en las últimas proyecciones privadas Lasso está ganando terreno.
“La diferencia va a ser muy pequeña. No se descarta un desenlace a la peruana, donde las elecciones (en junio de 2016) se decidieron al último momento (a favor del hoy presidente Pedro Pablo Kuczynski)”, explicó a la AFP Simón Pachano, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).
Venezuela o Argentina
En primera vuelta, la campaña estuvo marcada por la crisis económica derivada sobre todo de la abrupta caída del precio del crudo y por denuncias de corrupción, pero en este segundo turno el discurso ha girado más en torno a la dicotomía entre cambio y continuismo.
“Ahora, la cuestión no es tanto por las derechas o por las izquierdas, sino en función de cambiar el modelo de los diez años, el modelo económico y político, o mantenerlo”, explicó el politólogo Santiago Basabé.
En una calle del norte de Quito, Katherine Ortiz, de 25 años, empleada en una empresa de importaciones, confiesa que se siente perdida entre los discursos de los dos candidatos.
“La ciudadanía no recibe nada positivo, no sabemos a quién creerle. Nos dicen que si seguimos con Correa vamos a ser venezolanos, y que si nos cambiamos a Lasso vamos a ser Argentina”.
Por su parte, Freddy Pérez, jefe de recursos humanos en una empresa quiteña, asegura que es “saludable tener un cambio tras 10 años”.
“He escogido votar por la oposición para que entren a fiscalizar este gobierno en el tema Odebrecht (el megacaso de supuestas coimas de la constructura brasileña)”, explicó a la AFP.

Moreno y Lasso: Último día para ganar votos

Después de 20 días de campaña política, los candidatos a la presidencia por el Movimiento Alianza PAIS y de la Alianza CREO-SUMA, entran a la recta final, pues desde las 00:00 de mañana rige el silencio electoral que prohíbe la difusión de cualquier tipo de campaña y propaganda en los medios de comunicación.

Hoy es el último día que las organizaciones políticas, que llegaron a la segunda vuelta electoral, tienen para hacer campaña y exponer sus planes de trabajo previo a la jornada de elecciones que se realizará el domingo 2 de abril en todo el país.

Durante los días que rige el silencio electoral, según el Código de la Democracia, queda prohibida la difusión de cualquier tipo de información dispuesta por las instituciones públicas, así como difusión de publicidad electoral en todos los tipos de medios que induzcan a los electores sobre una posición o preferencia electoral.

Además están prohibidos los mítines, concentraciones o cualquier otro acto de carácter electoral.

Por esta razón el presidente de la República, Rafael Correa, informó que este sábado no emitirá su Enlace Ciudadano, en el que detalla sus actividades semanales.

El Tiempo