Ecuador: presidente del CNE rechaza acusación de fraude del candidato opositor a la vicepresidencia

Contexto Nodal
El 2 de abril se realizará el balotaje presidencial en Ecuador entre Lenín Moreno, del oficialista Alianza PAIS, y Guillermo Lasso, de la alianza CREO-SUMA. En la primera vuelta Moreno obtuvo el 39,36% (3.716.343 de votos) mientras que Lasso alcanzó el 28,09% (2.652.403 de votos).

Presidente del CNE dice que es “falso” presunto fraude que denuncia candidato a la Vicepresidencia Andrés Páez

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo, rechazó este jueves un presunto fraude denunciado por el candidato a la Vicepresidencia de Ecuador, Andrés Páez, quien en su cuenta en Twitter publicó una foto donde aparece una presunta ‘encuestadora’ marcando una papeleta.

“FALSO! La foto que Ud publica, son de encuestadores que hacen trabajo de campo con simulaciones y NO con papeletas reales”, afirmó Pozo en su cuenta en Twitter.

El titular del CNE respondió a Páez, aspirante a vicepresidente el próximo domingo por la alianza CREO-SUMA, luego que este señalara en la misma red: “Comienza el fraude: como asi tiene esta señora papeletas de votación que las va rayando a favor de Moreno? foto captada hoy camino a Cayambe”.

Pozo replicó al candidato de la oposición apenas horas después de que el CNE rechazara sus declaraciones de que su tienda política publicará los resultados electorales 45 minutos antes de finalizada la jornada electoral del próximo domingo.

El máximo ente electoral del país aseveró que esto violaría la institucionalidad en el país.

“El CNE no va a permitir que políticos interesados amenacen a los ecuatorianos con obstaculizar el proceso electoral. Es lamentable que se quiera violar la institucionalidad de la República y recordamos que recién a las cinco de la tarde inicia el conteo y solo a partir de esa hora se podrá conocer el resultado”, señaló el organismo en una cadena nacional.

Además agregó que después de que finalice la jornada electoral los resultados de las empresas autorizadas para hacer exit poll serán preliminares, hasta que el CNE emita las cifras oficiales.

En un comunicado publicado en la página web del organismo se expresa el rechazo a utilizar los pronósticos y encuestas a boca de urna con fines políticos.

La víspera, también una periodista colombiana, Bibiana Bello, quien llegó a Ecuador para dar cobertura al proceso eleccionario del 2 de abril, denunció el atropello de que fue objeto junto a su camarógrafo cuando pretendía dar cobertura a la presentación de un libro de un activista político opositor y donde, dijo, nunca se habló del tema, sino de tema electoral donde se alentaba a los seguidores a “combatir” en las calles el día de las votaciones.

Este jueves, el presidente del CNE, al recibir oficialmente a las misiones electorales que participarán en el balotaje para la elección del binomio presidencial, instó a la “paz social” e invitó a las organizaciones políticas contendientes, CREO-SUMA y Alianza PAIS, a designar a un observador partidista en cada una de las 41.000 Juntas Receptoras del Voto. Además, dijo que el CNE rechazará la violencia y la intolerancia política “venga de donde venga”.

Por su parte, el presidente del Tribunal Contencioso Electoral, Patricio Baca, demandó de cada uno de los observadores internacionales (de la OEA; Unasur, Uniore y A-WEP, además del cuerpo diplomático acreditado) “a que ayuden a mandar un mensaje de paz a los electores”.

Andes


La tesis de fraude como estrategia desestabilizadora

En las últimas décadas, la tesis de fraude se ha convertido en una constante en los procesos electorales de América Latina como estrategia de la derecha para desconocer el triunfo de gobiernos progresistas y activar agendas desestabilizadoras. Dicha corriente adopta posturas poco democráticas al equiparar el respeto a las reglas del juego únicamente con su propia victoria en las urnas, rechazando cualquier resultado adverso.

Eso es precisamente lo que vimos en la primera vuelta electoral en Ecuador y es lo que seguramente veremos en la segunda vuelta del 2 de abril, a juzgar por los hechos.

Mientras el presidente Rafael Correa llama a los seguidores de Alianza PAIS a “ganar con humildad y perder con dignidad”, Guillermo Lasso se autoproclama ganador, aunque casi todas las encuestas proyectan el triunfo de su principal contendiente, Lenín Moreno. Y, adelantándose a previsibles resultados contrarios, Lasso ha venido acentuando sus denuncias de fraude electoral a medida que se acerca la batalla final a Carondelet, secundado por medios privados afines.

La agenda desestabilizadora de Guillermo Lasso y la alianza Creo-SUMA está en marcha y de ello existen claros indicios:

1. Construcción de la idea de fraude

Lasso prepara a la comunidad nacional e internacional para el desconocimiento de los resultados electorales. En los últimos días la idea de fraude ha tomado mayor presencia en sus arengas electorales y medios de comunicación privados. “No nos podemos confiar, hoy el Ecuador vive la dictadura de un partido político: tiene control del Consejo Nacional Electoral y con ese control pretende hacer un fraude en el Ecuador”, advirtió en una de sus actividades de campaña.

Asimismo, aseguró haber denunciado ante la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y a la Organización de Estados Americanos (OEA) “los intentos de fraude” que, según él, se preparan para las elecciones del 2 de abril en su país.

2. Calentamiento del escenario político

A pocos días del evento electoral, Lasso y su compañero de fórmula Andrés Páez han subido el tono de sus arengas políticas, en una clara intención de calentar el escenario.

El pasado 29 de marzo, el candidato banquero llamó a tomar las calles el día de las elecciones a partir de las 17:00 y apostarse frente a las instalaciones del Consejo Nacional Electoral, hasta que se proclame su victoria. “Vamos todos juntos a las calles a defender la voluntad popular hasta que se proclame la victoria del cambio”, dijo al respecto.

De esta manera, se repite el formato del pasado 19 de febrero, cuando la dirigencia opositora a la cabeza de Andrés Páez (compañero de fórmula de Lasso) activó una agenda de violencia a través del montaje de un falso escenario de fraude, como se comprobó finalmente.

De igual manera, durante la presentación del libro “El feriado petrolero” de Fernando Villavicencio, en el Círculo Militar de Quito (evento que terminó convirtiéndose en un mitin político), Andrés Páez llamó a salir a las calles el próximo domingo.

“Vamos a seguir aquí hasta el final, ni piensen que voy a correr, yo estaré aquí hasta el final (…) estoy dispuesto a dar una vez más la cara y meterle el pecho a las balas y decirle ¡vengan cobardes, vengan que aquí está un pueblo de pie, para enfrentarles y para no dejar que hagan lo que les da la gana!”, expresó durante el evento.

“Y les llamo a todos ustedes a tener un acto de valentía el domingo, estar valientemente en las calles, combatiendo en las calles, la historia no se construye detrás de los escritorios ni detrás de los curules, la historia de los pueblos se construye EN-LAS-CA-LLES y el domingo tenemos que construir una página de gloria para nuestra patria, para recuperarla, porque la patria es de nuestros hijos y no de esa banda de maleantes que hace diez años se tomó el poder en el Ecuador”, continuó.

Las declaraciones de Páez no resultan baladíes, tomando en cuenta su rol protagónico en la agitación de calles en los últimos años, así como el entorno social de sus declaraciones: el Círculo Militar ecuatoriano. En este sentido, su discurso podría interpretarse como un llamado expreso a la desestabilización.

Cabe recordar que, en el contexto de la primera vuelta del 19 de febrero, el aspirante a la vicepresidencia incitó a un pronunciamiento militar, aludiendo expresamente al general Luis Castro, ahora excomandante de la Fuerza Terrestre, quien –tras los insistentes llamados de Páez- intentó organizar un Consejo de Generales para analizar la supuesta ruptura de la cadena de custodia de las actas electorales.

3. Desconocimiento de la autoridad del CNE:

a. Creación de entidades paralelas para el “control” del proceso electoral

Bajo la idea de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no es un organismo confiable, Lasso presidió la conformación de una plataforma de “vigilancia” del voto para el próximo domingo, bautizada como “Héroes por el cambio”, que agrupa a los partidos Social Cristiano, Sociedad Patriótica, Adelante Ecuatoriano Adelante, Pachakutik, Unidad Popular y Concertación.

b. La oposición anunciará sus propios resultados antes del pronunciamiento del CNE

Andrés Páez advirtió que publicarán los resultados electorales 45 minutos antes de finalizada la jornada electoral del próximo domingo, desconociendo la autoridad del organismo comicial.

Durante una entrevista en la radio Seducción y Lago Sistema Tv en Sucumbíos, el presidente de la República envió un mensaje de alerta a la ciudadanía en general ante las convocatorias del binomio Creo-SUMA a cercar el CNE en rechazo a los resultados electorales.

“Desde ya están convocando a movilizarse. Lo que quieren es rechazar el veredicto del pueblo en las urnas”, señaló mientras advertía que “No van a aceptar esos resultados porque está en juego el futuro de la derecha nacional e internacional. Para ellos es el todo por el todo y no quieren aceptar el resultado porque saben que están perdiendo, pero a la brava quieren imponerse”.

Andes