El gobierno argentino convoca para este sábado a una reunión de cancilleres del Mercosur por la situación en Venezuela

El gobierno argentino de Mauricio Macri convocó para el próximo sábado a una reunión urgente de cancilleres del Mercosur para analizar lo que denomina como “la grave situación institucional” en Venezuela. El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos le pidió al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela que “reconsidere su decisión” de declarar en desacato al Parlamento de ese país, mientras que la presidencia de la OEA solicitó formalmente que se convoque a una reunión para discutir la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

Hasta ahora, el único que confirmó su asistencia al encuentro convocado por Argentina es el Brasil, de Michel Temer. Los cancilleres de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay ya habían suspendido a Venezuela como Estado miembro del bloque regional el 1 de diciembre último. Acusaron a Caracas de incumplir compromisos comerciales y políticos con el bloque, algo que fue rechazado de plano por Maduro.

La voz crítica desde Naciones Unidas a lo que pasa en Venezuela surgió desde el titular de Alto Comisionado Zeid Ra’ad Al Hussein, quien sostuvo que “la separación de poderes es fundamental para que funcione la democracia” y también para que “los derechos humanos estén protegidos”.

Además, indicó que los diputados “deberían poder ejercer las facultades que les confiere la Constitución venezolana”, e instó a la OEA a pronunciarse al respecto. El titular de este organismo con sede en Washington, Luis Almagro, tomó nota y pidió a la Presidencia del Consejo Permanente que se convoque una sesión urgente para tratar la aplicación Carta Democrática.

Solicitó, además, que se lo haga con inclusión de sus quejas del 30 de mayo y del 14 de marzo, que tienen como trasfondo la suspensión de Caracas en la OEA. Ayer, Almagro acusó que la decisión del Supremo venezolano era un “autogolpe” impulsado por el presidente Nicolás Maduro.

Ecuador, en tanto, propuso que la Unasur sea el espacio de solución al conflicto y alertó sobre los “intentos de desestabilización promovidos desde instancias internacionales”.Ese país llamó “a encauzar la situación a través del mecanismo de diálogo auspiciado por la Unasur” y rechazó “cualquier intento de desestabilización en Venezuela promovido desde instancias internacionales”.

Página 12