Gobiernos de Ecuador y Venezuela rechazan informes de EEUU sobre DDHH y drogas

Comunicado Oficial: Ecuador rechaza informe de Estados Unidos de América sobre Derechos Humanos

El Gobierno de Ecuador, en cumplimiento del mandato Constitucional encargado por el pueblo ecuatoriano para el ejercicio de las relaciones internacionales, rechaza las críticas unilaterales, infundadas y politizadas que año a año incluye el Informe publicado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América sobre Derechos Humanos.

Ecuador reitera una vez más que este tipo de informes unilaterales y sesgados atentan contra los principios del multilateralismo y tienen como objetivo afectar injustificadamente la imagen internacional de nuestro país, para favorecer intereses de agendas de actores políticos.

El Gobierno ecuatoriano, desde la legitimidad, que le confiere haber ratificado todas las convenciones internacionales sobre la materia, en el marco de la ONU y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, hace un llamado a Estados Unidos a demostrar un real compromiso con el Derecho internacional de los Derechos Humanos a través de la adhesión a los múltiples tratados de los que aún no forma parte, como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer,  la Convención sobre los Derechos del Niño, la Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares, la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, por citar únicamente algunos ejemplos.

Al mismo tiempo, insta al gobierno de Estados Unidos a escuchar los constantes llamados de la comunidad internacional para poner fin a la grave amenaza a los Derechos Humanos a la que ha expuesto a miles de ciudadanos y ciudadanas en situación de movilidad humana en su territorio, así como a erradicar prácticas sistemáticas de detenciones ilegales, inexistencia de procesos judiciales y las torturas en la cárcel de Guantánamo; la persistencia de la aplicación de la pena de muerte; el ilegal y criminal bloqueo a Cuba; la utilización de aviones no tripulados para asesinar a centenares de ciudadanos alrededor del mundo, entre otra graves situaciones.

Finalmente, el Gobierno de Ecuador insiste en el requerimiento constante y urgente  al Gobierno de Estados Unidos para que demuestre su real compromiso de cooperar con la justicia ecuatoriana para efectivizar la extradición de prófugos de la justicia ecuatoriana vinculados a casos de corrupción que actualmente residen en territorio estadounidense, dando fin a esta flagrante situación de impunidad.

Cancillería


Venezuela rechaza informe sobre estrategia de control de narcóticos elaborado por EEUU

La ministra para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, expresó este sábado el rechazo del Gobierno venezolano al informe sobre Estrategia Internacional del Control de Narcóticos 2017, elaborado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, por considerar que desconoce los sistemas de prevención y control delictivo de las naciones soberanasde las naciones soberanas.

En el texto, Venezuela exhorta a Estados Unidos a sumar esfuerzos que permitan una actuación eficaz en el control antidrogas.

A continuación, el texto íntegro:

La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente el írrito e ilegítimo Informe “Estrategia Internacional del Control de Narcóticos 2017”, elaborado por el Departamento de Estado estadounidense, que violenta principios fundamentales del Derecho Internacional Público, tales como la igualdad jurídica de los Estados y la no intervención en los asuntos internos, y mediante el cual el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica pretende erigirse en gendarme mundial.

Es grave, cuestionable y absolutamente antidemocrático que los Estados Unidos de Norteamérica, en su pretendido rol de policía supranacional, desconozca y menoscabe los sistemas de prevención y control delictivo de los Estados soberanos, y de las organizaciones internacionales especializadas en la materia, cuyas competencias y responsabilidades son indelegables.

Resulta insólito que, en su afán de hegemonía extraterritorial, un país pretenda imponer al mundo su política de doble rasero, señalando a naciones que están auténticamente comprometidas en el control y lucha contra el tráfico ilegal de drogas ilícitas, mientras fracasa estrepitosamente en su propio territorio en cumplir su responsabilidad internacional.

Asimismo, es cuestionable que el país que ejerce la hegemonía financiera mundial, cuyo sistema bancario ejecuta una falsa política de control del lavado de activos provenientes de la producción y tráfico de drogas, intente dar lecciones a la comunidad internacional en desconocimiento de la soberanía y jurisdicción de los Estados. Más grave aún, si se considera que Estados Unidos, el principal mercado de drogas en el mundo, ha fallado de manera rotunda en la protección del derecho a la salud de sus ciudadanos.

La fracasada “guerra contra la drogas” desplegada por los Estados Unidos de Norteamérica allende sus fronteras, sólo ha sido servido para expandir una política belicista e intervencionista, que viola masivamente los derechos humanos de pueblos enteros e incrementa tanto la producción y tráfico de drogas como la legitimación de activos provenientes de este delito.

La República Bolivariana de Venezuela reafirma su absoluto rechazo a este Informe ilícito e ilegítimo, y hace un llamado a los Estados Unidos de Norteamérica a desplegar esfuerzos sinceros y efectivos en la cooperación internacional que permita una actuación eficaz en el control antidrogas.

AVN